Como ajustar la dosis inicial de Sintrom®

27 de julio de 2016

calculador-300x300-4605028

sintrom-con-farmacogenética_FB
Hace ya unos 60 años que en USA se empezó a utilizar la warfarina como anticoagulante.  En España el anticoagulante más vendido es el acenocumarol o Sintrom®, muy similar a la warfarina y todo lo que se diga o escriba sobre la warfarina es válido para el acenocumarol y viceversa.
El gran problema del Sintrom® es la dificultad de ajustar la dosis al inicio del tratamiento. Se deben hacer controles analíticos cada semana, para ir modificando la dosis según los resultados de los análisis, y a pesar de ello, un 3% de pacientes sufren una hemorragia dentro del primer mes, y dentro del primer año un 0.7% de usuarios deben ingresar a urgencias debido a hemorragias, lo que representa un 10% de todos los ingresos a urgencias.
El problema de las hemorragias dentro de los primeros meses de iniciar el tratamiento, es debido a la genética del paciente. La eliminación del Sintrom® se hace en el hígado por acción de la enzima CYP2C9 cuya síntesis depende del gen CYP2C9, y hay alteraciones genéticas que confieren menos actividad, y por tanto los pacientes con esta alteración, necesitarán menos dosis para conseguir el mismo efecto, y si se les da la dosis inicial, según el protocolo estándar igual para todos, estos pacientes tienen muchas probabilidades de sufrir una hemorragia.
Además, estos anticoagulantes son “Anti-vitamina K”, vitamina que es necesaria para la coagulación, y una alteración en el gen VKORC1 también influye en la sensibilidad del paciente a la dosis recomendada. La conjunción de los polimorfismos de los genes CYP2C9 y VKORC1, dan un abanico de dosis posibles de warfarina que van entre 7 y 40 miligramos a la semana para la warfarina, (lo que equivale en el Sintrom® a la mitad de dosis).
Siguiendo los protocolos, se suele comenzar el tratamiento con una dosis inicial de 25 mg de warfarina. Pero es obvio que si se administra la dosis de 25 mg a un paciente que por sus genes necesita sólo 7 mg. le va a provocar una hemorragia. La FDA (y muchas guías internacionales) recomiendan de inmediato, al iniciar el tratamiento, analizar los polimorfismos de los genes citados (total solo tres) y dar lo antes posible la dosis personalizada según los genes de cada persona.
Hay un algoritmo en www.eugenomic.com, que calcula la dosis que precisa cada paciente. Sólo es preciso entrar el resultado analítico de los tres polimorfismos mencionados, para conocer con exactitud la dosis que requiere cada paciente.

calculador-300x300-4605028

Algoritmo calculador dosis inicial warfarina – acenocumarol en www.eugenomic.com


Basta un único estudio genómico para toda la vida, y tan solo cuando hay modificaciones en la medicación, en los hábitos de consumo o en complementos nutricionales, puede verse alterada la dosis. Pero sin necesidad de otros estudios posteriores, simplemente consultando de nuevo el programa, permite ver posibles interacciones, y en su caso corregir la dosis con la sola ayuda de algún análisis control, del tiempo de protrombina.
Este mes de junio, se ha publicado un trabajo realizado conjuntamente en el Reino Unido y en Suecia, que confirman,  mediante un exhaustivo estudio económico dando mucho índices, ratios y cifras, que además de los muchos beneficios que aporta al paciente, realizar la prueba genética al inicio del tratamiento, ahorra mucho dinero al sistema de salud, ya que se producen menos hemorragias, menos ingresos a urgencias, muchos menos análisis y muchas menos visitas de control. Un ahorro efectivo económico y de salud, sin olvidar que algunas hemorragias tienen consecuencias fatales.
Las pruebas genéticas no las cubre en España ni el SNS, ni las aseguradoras, pero son muchas las personas que pueden costearse el pequeño importe de la prueba genética, que es además un control para una sola vez en la vida. Al menos los médicos, éticamente, debieran informar al paciente que existe esta posibilidad, y que a muchos les evitará una hemorragia y quizás un mal desenlace, como ya hemos conocido.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:
Ajustar la dosis inicial del Sintrom®
La Farmacogenética ayuda a reducir los problemas con Sintrom®
El 20% de los pacientes que toman warfarina sufrirán una hemorragia dentro de los tres primeros meses
Nuevos anticoagulantes y riesgos de hemorragias
Nuevos anticoagulantes alternativos

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

plantilla_blog-5-600x315-5232623

El dolor en ancianos

23 de julio de 2019

De la misma forma que a los niños, no se les debe prescribir determinados fármacos y también que las dosis han de ser diferentes a las de los adultos. En las personas de edad avanzada se deben aplicar otros criterios. A las personas de tercera edad, no tan solo no se deben aplicar las mismas […]

El desafío genómico

29 de junio de 2012

1. Presente y futuro de la medicina personalizada: el desafío genómico: El proyecto Future Clinic de la Generalitat Valenciana es muy importante y ambicioso. Sin embargo, es posible que se encuentre con dificultades técnicas, económicas y de comprensión por parte de los organismos sanitarios, pero es un ejemplo de como la medicina personalizada basada en […]

recomendacion-estatinas_blog-9299123

Dosis bajas estatinas en prevención primaria

10 de marzo de 2016

Se recomienda primero, ser cauto con la prescripción de estatinas, y hacerlo sólo cuando el riesgo de evento cardiovascular a 10 años lo justifique y siempre con la dosis más baja posible y en segundo lugar, analizar las alteraciones genéticas del paciente, para prescribir la estatina adecuada, a la dosis correcta, de forma personalizada, evitándole los posibles efectos no deseados.

cafc3a9_y_riesgo_cardiovascular-1826119

Consumo de café y riesgo cardiovascular

18 de marzo de 2015

Tomar café puede resultar agradable y sano para muchas personas, pero cuando se toma más de dos al día, conviene conocer su genotipo del CYP1A2,  a la vez que conocerlo, puede ayudar a conocer el riesgo de hipertensión e infartos de miocardio.