Ajustar la terapéutica de la epilepsia

15 de junio de 2017

terapeutica-epilepsia-600x315-9831781

terapeutica-epilepsia-600x315-9831781

Una terapéutica ajustada es fundamental para un buen control de las crisis epilépticas.

Por ello, ya en el año 1974, por cromatografía de gases pusimos por primera vez en España la determinación en plasma de los niveles de fenobarbital, carbamazepina, fenitoina y ácido valproico, que eran los fármacos que había entonces. Todos ellos se siguen utilizando, con algunos nuevos incorporados. Publicamos estudios preliminares en congresos españoles en el año 1974 y se presentó a nivel internacional en el año 1978.

Pero ya en el siglo XXI, para una correcta terapéutica de la epilepsia, se debe aplicar los conocimientos que nos aporta la Farmacogenética.

Es imprescindible conocer las posibles alteraciones genéticas del paciente, que actúan en el metabolismo de los fármacos, ya que pueden influir en su acción farmacológica.
Teniendo siempre presente, las numerosas interacciones que estos medicamentos ocasionan. Bien sea, interactuando entre los prescritos para su propia patología. O interactuando con otros fármacos que toma el paciente para otras patologías.
Para aclarar este concepto, expongo un escueto ejemplo: Una paciente que tome anticonceptivos hormonales, que se trata por epilepsia, y se le prescribe carbamazepina o fenitoína, lo más probable es que se pueda quedar embarazada. Esto es debido, a que estos fármacos son inductores potentes de las enzimas que eliminan los fármacos anticonceptivos.
Igual efecto puede surgir si toma la “píldora del día después”. Ya que los fármacos utilizados como anticonceptivos, se eliminarán muy rápidamente, y los niveles en sangre serán insuficientes para ejercer su acción farmacológica y evitar el embarazo.
Por este mismo concepto, determinados fármacos pueden anular el efecto terapéutico de otros que tome el paciente, para otras diferentes patologías. O en otros casos, algunos medicamentos pueden aumentar o disminuir la acción de los antiepilépticos.

Sin olvidar lo ya comentado. Cada persona es genéticamente diferente, y sus genes también interactúan con los medicamentos.

En consecuencia, sin dejar de ser interesante en determinados casos las determinaciones de los niveles de los fármacos en plasma, actualmente se deben aplicar nuevos criterios. Según la clasificación del tipo de convulsiones, origen y síndromes en cada paciente, se debe elegir el fármaco -o los fármacos- más adecuados.
En abril de este año, se ha publicado la nueva clasificación de las crisis epilépticas, “ILAE Postion paper”. Es decir, el posicionamiento de la Liga Internacional Contra la Epilepsia.
Como justificación del nuevo posicionamiento, el Presidente de (ILAE) Dr. Robert S. Fisher,  primer firmante del resumen operativo, incluye un artículo de comentarios.
Recordamos que la última clasificación era del año 1981, con unas ligeras modificaciones en el 2010. Destaca en primer lugar, la nueva clasificación de las epilepsias. Se resumen en un cuadro muy didáctico (ver página 4), cuyo hilo conductor es: Tipo de convulsiónTipo de epilepsiaSíndromes epilépticos.
Como datos complementarios están: Origen de la epilepsia (no siempre se puede conocer): EstructuralGenéticaInfecciosaMetabólicaInmuneDesconocido. También considerar, la presencia de uno o más trastornos, o enfermedades asociadas (comorbilidades). Finalmente se incluyen los “Síndromes epilépticos”, que se refiere a un conjunto de características, tipos de convulsiones, EEG e imágenes, que tienden a ocurrir conjuntamente.
Conseguir normalizar la medicación a un paciente con epilepsia, requiere muchas veces ir probando durante meses diferentes fármacos.

Consultar un software de Farmacogenética y seguir sus indicaciones, es la herramienta más eficaz y rápida, para elegir los fármacos más adecuados para cada paciente.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

alcohol_riesgo_cc3a1ncer_mama-9430547

Alcohol y riesgo de cáncer de mama

30 de abril de 2015

Un consejo a las mujeres jóvenes: no beber más de un vaso de vino al día (o equivalente) a lo largo de la semana, y no vale “la excepción del fin de semana”. Beber mucho los fines de semana es aún peor que un consumo superior habitual.

depresion-y-riesgo-de-parkinson-2688105

Depresión y riesgo de parkinson

19 de junio de 2015

Diversas patologías muy importantes acontecen con frecuencia en personas que han tenido una depresión severa y es una de las enfermedades que más fracasos terapéuticos tiene. Por ello, la Farmacogenética es una herramienta imprescindible para una correcta medicación para aplicar lo antes posible un tratamiento eficaz y personalizado, con el fin de evitar fracasos terapéuticos.

12plantilla_blog-600x315-4771042

Dentistas, antibióticos y genes

10 de julio de 2019

Es relativamente frecuente que algunos odontólogos, antes de las intervenciones dentales, prescriban antibióticos con carácter profiláctico. La intención es prevenir infecciones que puedan aparecer como consecuencia de la intervención. Se da el caso curioso, que la Odontología es en USA la especialidad médica que más antibióticos prescribe. Una de cada 10 recetas de antibióticos está […]

antidiabeticos-riesgo-cardiaco-600x315-8771849

Antidiabéticos y riesgo cardíaco

8 de junio de 2017

El 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. El tratamiento de elección más habitualmente prescrito a las personas diabéticas, es la metformina. Pero este fármaco no siempre es bien tolerado. A casi un 20% de personas les produce diarrea, o es insuficiente su efecto. En estos casos se recomienda añadir otro medicamento, hasta conseguir en unos tres meses, unos niveles adecuados de Hemoglobina glicosilada. Pero los diabéticos que tienen alguna afección cardíaca, cuando no toleran la metformina, pueden necesitar otro fármaco adicional. Según dos importantes trabajos publicados recientemente, el fármaco de elección que aconsejan prescribir es un inhibidor de la SGLT-2. Tenerlo en cuenta, puede evitar muchos ingresos a urgencias e incluso muertes, debidas a problemas cardíacos.