Ajustar la terapéutica de la epilepsia

15 de junio de 2017

terapeutica-epilepsia-600x315-9831781

terapeutica-epilepsia-600x315-9831781

Una terapéutica ajustada es fundamental para un buen control de las crisis epilépticas.

Por ello, ya en el año 1974, por cromatografía de gases pusimos por primera vez en España la determinación en plasma de los niveles de fenobarbital, carbamazepina, fenitoina y ácido valproico, que eran los fármacos que había entonces. Todos ellos se siguen utilizando, con algunos nuevos incorporados. Publicamos estudios preliminares en congresos españoles en el año 1974 y se presentó a nivel internacional en el año 1978.

Pero ya en el siglo XXI, para una correcta terapéutica de la epilepsia, se debe aplicar los conocimientos que nos aporta la Farmacogenética.

Es imprescindible conocer las posibles alteraciones genéticas del paciente, que actúan en el metabolismo de los fármacos, ya que pueden influir en su acción farmacológica.
Teniendo siempre presente, las numerosas interacciones que estos medicamentos ocasionan. Bien sea, interactuando entre los prescritos para su propia patología. O interactuando con otros fármacos que toma el paciente para otras patologías.
Para aclarar este concepto, expongo un escueto ejemplo: Una paciente que tome anticonceptivos hormonales, que se trata por epilepsia, y se le prescribe carbamazepina o fenitoína, lo más probable es que se pueda quedar embarazada. Esto es debido, a que estos fármacos son inductores potentes de las enzimas que eliminan los fármacos anticonceptivos.
Igual efecto puede surgir si toma la “píldora del día después”. Ya que los fármacos utilizados como anticonceptivos, se eliminarán muy rápidamente, y los niveles en sangre serán insuficientes para ejercer su acción farmacológica y evitar el embarazo.
Por este mismo concepto, determinados fármacos pueden anular el efecto terapéutico de otros que tome el paciente, para otras diferentes patologías. O en otros casos, algunos medicamentos pueden aumentar o disminuir la acción de los antiepilépticos.

Sin olvidar lo ya comentado. Cada persona es genéticamente diferente, y sus genes también interactúan con los medicamentos.

En consecuencia, sin dejar de ser interesante en determinados casos las determinaciones de los niveles de los fármacos en plasma, actualmente se deben aplicar nuevos criterios. Según la clasificación del tipo de convulsiones, origen y síndromes en cada paciente, se debe elegir el fármaco -o los fármacos- más adecuados.
En abril de este año, se ha publicado la nueva clasificación de las crisis epilépticas, “ILAE Postion paper”. Es decir, el posicionamiento de la Liga Internacional Contra la Epilepsia.
Como justificación del nuevo posicionamiento, el Presidente de (ILAE) Dr. Robert S. Fisher,  primer firmante del resumen operativo, incluye un artículo de comentarios.
Recordamos que la última clasificación era del año 1981, con unas ligeras modificaciones en el 2010. Destaca en primer lugar, la nueva clasificación de las epilepsias. Se resumen en un cuadro muy didáctico (ver página 4), cuyo hilo conductor es: Tipo de convulsiónTipo de epilepsiaSíndromes epilépticos.
Como datos complementarios están: Origen de la epilepsia (no siempre se puede conocer): EstructuralGenéticaInfecciosaMetabólicaInmuneDesconocido. También considerar, la presencia de uno o más trastornos, o enfermedades asociadas (comorbilidades). Finalmente se incluyen los “Síndromes epilépticos”, que se refiere a un conjunto de características, tipos de convulsiones, EEG e imágenes, que tienden a ocurrir conjuntamente.
Conseguir normalizar la medicación a un paciente con epilepsia, requiere muchas veces ir probando durante meses diferentes fármacos.

Consultar un software de Farmacogenética y seguir sus indicaciones, es la herramienta más eficaz y rápida, para elegir los fármacos más adecuados para cada paciente.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

obesidad_y_riesgo_de_artritis_reumatoide-6982945

Obesidad y riesgo de artritis reumatoide

6 de agosto de 2014

Se ha evidenciado que en mujeres que a los 55 años o menos les ha aparecido una artritis reumatoide, revisando su historial, se ha encontrado que a los 18 años tenían un índice de masa corporal de sobrepeso.

farmacogenetica-en-psiquiatria-nuevos-datos-600x315-3610742

Nuevas aportaciones de Farmacogenética en Psiquiatría

16 de noviembre de 2017

Cerca del 30% de los pacientes con depresión, abandonan el tratamiento durante el primer mes y hasta un 50%, a los 3 meses, según datos estadísticos. En el caso de pacientes psicóticos, los datos son aún más negativos, solamente un 30% cumple el tratamiento y por tanto se beneficia del mismo. Esto se debe a…

fumar_es_malo-3706755

Fumar es malo

5 de febrero de 2014

Datos de la Asociación Española Contra el Cáncer aportan que el tabaco es responsable de aproximadamente el 30% de las muertes por cáncer, 20% producidas por enfermedades cardiovasculares y 80% por enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). El número de muertes debidas a fumar en España rozan las 50.000 al año.

tegafur-2

Beta bloqueantes en diabéticos

7 de junio de 2018

Cuando un paciente presenta varias patologías, la selección de los fármacos para tratarle, debiera hacerse averiguando previamente las posibles interacciones, en un software de interpretación de Farmacogenética, y verificar los polimorfismos genéticos que pueden influir en su farmacocinética o farmacodinamia, con el fin de adecuar la prescripción, según el resultado obtenido. En España, está reconocida la Farmacogenética en La Cartera de Servicios Comunes de Sistema Nacional de Salud, desde el 6 de noviembre de 2014. Me pregunto: ¿Cómo es que todavía no se aplica, en beneficio de la salud de los pacientes?