Amortiguar la menopausia

20 de febrero de 2014

amortiguar_la_menopausia-9082297

amortiguar_la_menopausia-9082297
Comento un magnífico y didáctico artículo de Mayte Rius en el suplemento “Estilos de Vida” en La Vanguardia del 15 de febrero, titulado “Amortiguar la menopausia”. La autora, apoyada por aportaciones de especialistas consultados, describe los síntomas de la menopausia, los comenta y sugiere formas de aliviarlos. Se refiere extensamente sobre la terapéutica hormonal sustitutiva (THS) y sus beneficios sobre la prevención de la osteoporosis, calidad de la piel, del epitelio vaginal entre otros, citando que es aconsejada por diferentes asociaciones médicas. Quiero añadir que además, que hay sólidos estudios que demuestran que la THS mantenida 10 años rebaja a la mitad el riesgo de padecer Alzheimer.
También refiere el artículo a que “se ha demonizado la THS porqué un estudio en USA lo asoció con más riesgo cardiovascular y cáncer de mama”. En efecto, el estudio “Women’s Health Initiative” al que hace referencia, se basó en el seguimiento de 161.808 mujeres de 1991 al 2010 que hicieron THS. El trabajo reportó un mayor riesgo de cáncer de mama y de patología cardiovascular y menor riesgo de osteoporosis y cáncer de colon y lo más significativo fue un mayor riesgo de trombosis, algo que también ocurre con los anticonceptivos orales.
La conveniencia del tratamiento hormonal sustitutivo (THS), debe ser considerada no solamente para aliviar los síntomas de la menopausia, lo que sería utilizar el tratamiento hormonal sólo dos o tres años, sino conseguir los beneficios que produce a largo plazo, lo que supone mantener el tratamiento hasta diez o más años. Esto puede suponer un cierto riesgo de trombosis y cáncer de mama, por lo que resulta muy difícil para las mujeres decidir que hacer, sin embargo, no debería ser para los médicos aconsejar ante la duda ¿qué hacer?

Actualmente, disponemos decenas de publicaciones de alto impacto, que relacionan el riesgo de trombosis con THS o con anticonceptivos orales, y el riesgo de THS con cáncer de mama debido a variantes genéticas de algunas mujeres que reciben estos tratamientos. Aplicar la genómica mediante pruebas asequibles en medicina asistencial, permite predecir el riesgo individual de cada mujer de sufrir trombosis o cáncer de mama con dichos tratamientos hormonales.
La genómica permite hacer una predicción de riesgos que facilitan prescribir una terapéutica personalizada según los genes de cada persona. De esta forma cuando llega el momento de decidir y surge la pregunte ¿qué hacer?, la respuesta científica debería ser, prescribir el estudio genómico, al igual que se solicita cualquier prueba exploratoria para establecer un diagnóstico, y con su resultado, informar con precisión del riesgo genético antes de recomendar el tratamiento más adecuado para cada mujer.
Es una lástima que por el mayor riesgo que tienen aproximadamente un 10% de las mujeres, el otro 90%, que no lo tienen, decidan no hacer tratamiento hormonal, por el temor a tener un cáncer o trombosis, quedándose sin los beneficios de dicho tratamiento, cuyo riesgo puede conocerse con anterioridad, con un sencillo estudio genómico.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

  • Test genético para la detección de riesgo del cáncer de mama y trombosis: ESTROgenes
  • Test genético de cáncer de mama esporádico: SPORADICgenes
  • Test genético de farmacogenética del tratamiento del cáncer de mama: ONCOMAMApgx

Artículos relacionados

clopidogrel-stent-600x315-3080004

Clopidogrel: puesta al día

2 de marzo de 2018

El clopidogrel (Plavix®), es uno de los antiagregantes más utilizados. Suele ser la primera opción para evitar trombosis en los pacientes a los que se les ha colocado un stent. Sin embargo, pacientes con diversas variantes genéticas pueden precisar doble dosis, o en otros casos, no les hará efecto el tratamiento, es decir tendrán a pesar del tratamiento, riesgo de trombosis. Hay también una larga lista de fármacos, productos de consumo o plantas medicinales, que pueden restar eficacia a la dosis estándar de clopidogrel, según protocolos y producir igualmente fracaso terapéutico, es decir ocasionar también una trombosis. Un sencillo estudio de sólo 4 polimorfismos, permite adecuar correctamente el tratamiento antiagregante según la genética de cada paciente.

desprescripcion-benzodiacepinas-600x315-8590933

Desprescripción de Benzodiacepinas

5 de julio de 2018

"La desprescripción es parte de una buena prescripción: retroceder cuando las dosis son demasiado altas, o suspender los medicamentos que ya no se necesitan". La mayoría de medicamentos que se prescriben no deben dejarse para que el paciente los siga tomando mientras viva. Todos, a largo plazo pueden producir efectos adversos, a veces graves. Las benzodiacepinas son fármacos que producen hábito, es muy frecuente su prescripción para el insomnio, así como sedantes de uso frecuente personas mayores, siendo causa en muchas ocasiones de frecuentes caídas, que en ancianos, se complican con fracturas de fémur u otras patologías. Los clínicos al prescribir medicamentos, piensen también en marcar pautas para su desprescripción y en caso necesario recetar alternativas.

analgesicos-en-mujeres-lactantes-600x315-3378820

Analgésicos en mujeres lactantes

20 de julio de 2018

Acaba de ser publicado un trabajo que demuestra que determinar el genotipo del CYP2D6 a todas las madres lactantes que requieran un analgésico opioide, además de evitar muchos problemas a la madre, evita posibles efectos adversos, que pueden comprometer incluso la vida del bebé. En el año 2016, The American Academy of Pediatrics, hizo un posicionamiento con el título: Codeine: The time to say “NO”, debido al alarmante número de muertes por paro respiratorio en niños, tras operaciones habituales de amigdalotomía y tonsilectomía, en las que el analgésico preferido fue “jarabe de codeína”. En el año 2015 la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios) por el mismo motivo, ya desaconsejó el uso de la codeína a niños. También lo hizo la FDA en el año 2017, y en enero de este año ha ampliado la edad a los 18 años, además del tramadol y la hidrocodona. Se ha demostrado que determinar el genotipo del CYP2D6 a todas las madres lactantes que requieran un analgésico, ahorra dinero al sistema sanitario.

estatinas_y_dolores_musculares-1610268

Estatinas y dolores musculares

23 de abril de 2015

La aparición de dolores musculares y miopatías graves son síntomas que suelen suceder a los seis-doce meses, o incluso al cabo de años, de haber iniciado el tratamiento con estatinas, por lo que no se relacionan con la medicación. Conviene, estudiar alteraciones en los genes de las personas que toman estatinas, para conocer y evitar sus posibles efectos adversos