Anticonceptivos y cáncer de ovario

8 de noviembre de 2018

anticonceptivos-cancer-ovario-600x315-8607815

anticonceptivos-cancer-ovario-600x315-8607815
Según un informe de la Naciones Unidas del año 2015, más de 100 millones de mujeres en el mundo toman anticonceptivos hormonales: United Nations, Department of Economic and Social Affairs, Population Division. Trends in contraceptive use worldwide 2015.

No obstante, el uso de contraceptivos a base de estrógenos y progestágenos, se ha asociado a un aumento del riesgo a padecer trombosis.

Recomendamos una vez más, a todas las mujeres, que antes de iniciar un tratamiento con anticonceptivos, soliciten realizar un perfil genómico de riesgo de trombosis.
Esto permite conocer los posibles riesgos, para realizar el tratamiento de forma personalizada.
Hemos tratado también en numerosas ocasiones, el tema de que los anticonceptivos hormonales, ya que aumentan el riesgo de cáncer de mama.
Cuando por el método del Gail-Test u otros, se estudia el riesgo de cáncer de mama con el uso de anticonceptivos hormonales, es otro de los factores importantes a valorar.
Algunas décadas atrás, se había reportado que el uso de anticonceptivos hormonales disminuía el riesgo de cáncer de ovario. Pero las formulaciones iniciales difieren en algunos casos de las actuales. Es por ello que la opinión de los ginecólogos empezó a dudar de estos datos antiguos no actualizados.
Recientemente se ha realizado un importante estudio con los datos de la Sanidad Pública de Dinamarca, desde el año 1995 al 2014. Revisaron en este período todos los datos de mujeres entre 15 y 49 años.
Los datos: Descartaron todas las mujeres que habían padecido cáncer (excepto de piel), que hubiesen padecido trombosis, o que hubieran sido tratadas con hormonas para estimulación del embarazo.
Para el estudio final quedaron las historias clínicas de 1.879.227 mujeres. Durante este periodo, en este grupo de mujeres, se diagnosticaron 1.249 casos de cáncer de ovario.

Los resultados: Las mujeres que habían tomado anticonceptivos hormonales, al menos diez años, tuvieron un riesgo relativo de tener un cáncer de ovario de OR = 0.66, en relación a las que no los habían tomado nunca.

Dicho de otro modo: en el grupo de las que NO tomaron anticonceptivos, hubo un 34% más de cánceres de ovario.

También vieron que esta disminución del riesgo permanecía cuando se dejaban los anticonceptivos, pero siempre que se hubiesen tomado por lo menos 10 años.
¿Cómo se puede interpretar esto? No está claro, ni los autores pretenden explicarlo. Los anticonceptivos suprimen la ovulación, por tanto disminuyen “el trabajo” del ovario, y como consecuencia hay menos riesgo de que se produzcan líneas celulares anormales (cáncer) en su metabolismo.
La importancia de este trabajo radica en que confirma datos anteriores. Pero en este caso, con un estudio poblacional muy superior y muy controlado, de todo un país con historias clínicas informatizadas desde hace décadas.
Teniendo en cuenta además, las nuevas formulaciones de los anticonceptivos, en lo que refiere a la proporción entre estrógenos y progestágenos y el tipo de progestágeno.

Es una buena noticia, pero no se debe olvidar, que el uso de contraceptivos hormonales aumenta el riesgo de trombosis.

Un sencillo estudio genómico informa del riesgo individual de cada mujer a sufrir esta enfermedad. Su conocimiento previo, permite aplicar la terapéutica más adecuada para cada mujer.
Dr. Juan Sabater-Tobella
Presidente de EUGENOMIC®
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.

Artículos relacionados:

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

nuevos-anticoagulantes-interacciones-ok-600x315-5615949

Interacciones y hemorragias con los nuevos anticoagulantes

15 de diciembre de 2017

Los nuevos anticoagulantes que se recetan en sustitución de la warfarina o acenocumarol (Sintrom), se dice que no requieren análisis ni controles, y se prescribe una dosis única, igual para todos. Pero no es que no requieran análisis de control, sino que no hay análisis para su control.Un reciente estudio publicado en la revista JAMA concluye aconsejando a los médicos que prescriben estos medicamentos, que deben considerar los riesgos potenciales asociados con el uso de otros fármacos.Las dosis estándar de los "protocolos médicos" deben tener algoritmos de corrección, en función de los genes del paciente y la comedicación. No vale la “dosis igual para todos”. Debe ser: dosis personalizada para cada paciente.

cancer-mama-pulmon-600x315-6511333

Cáncer de mama y pulmón en mujeres

6 de septiembre de 2018

Según un reciente trabajo realizado en la Universidad Internacional de Catalunya, publicado en la revista Cancer Research, advierte que si las mujeres siguen fumando al ritmo actual, se prevé que para el año 2030, el cáncer de pulmón se habrá incrementado de forma considerable y habrá más cáncer de pulmón que de mama.

glaucoma_y_tratamiento_hormonal_sustitutivo-9526943

Glaucoma y tratamiento hormonal sustitutivo

11 de abril de 2014

El glaucoma primario de ángulo abierto es una de las principales causas de ceguera en la edad adulta, y es debido a un aumento de la presión intraocular. Se sabe que las células ganglionares de la retina expresan receptores de estrógenos, por lo tanto los estrógenos pueden influir en mecanismos biológicos de la retina. En experimentos en ratas con isquemia retinal, demostraron que la administración de estrógenos orales disminuía la presión intraocular.

pildora-hiv-600x315-8302935

Píldora anti-HIV

9 de diciembre de 2016

La “píldora anti-SIDA”, ha provocado un gran revuelo en los medios, con unas exigencias por parte de determinados colectivos, exigiendo su aplicación inmediata, con una absoluta ignorancia de lo que hay científicamente detrás.Según la FDA organismo que la ha autorizado, exige resaltar de forma muy clara en los prospectos del fármaco, que  debe tenerse en cuenta los graves efectos secundarios que puede originar. Tratamiento que sólo podría ser justificable en casos muy concretos y situaciones excepcionales.