Antidepresivos y malformaciones fetales

15 de diciembre de 2017

antidepresivos-y-malformaciones-fetales-600x315-9432508

antidepresivos-y-malformaciones-fetales-600x315-9432508
En un reciente artículo publicado en el blog hacíamos referencia a un trabajo que demostraba, que mujeres embarazadas con depresión, que afecta al segundo trimestre del embarazo, influye sobre la estructura cerebral del feto y en su desarrollo posterior.
Encontraron que el espesor de la capa cortical en dos áreas del hemisferio derecho, se relacionaba negativamente en el niño, cuando la madre presentaba depresión en el segundo trimestre del embarazo, período que coincide con la estructuración cerebral del feto.
Para evitar los posibles efectos adversos sobre el desarrollo del cerebro fetal, en ocasiones se considera conveniente prescribir fármacos antidepresivos.
Pero, cuidado con los antidepresivos. Se ha realizado un estudio que informa:

Mujeres embarazadas que, por presentar un síndrome depresivo, tomaron fluoxetina, tuvieron un ligero incremento de malformaciones fetales, principalmente cardiovasculares.

Se hizo una revisión de 16 estudios sobre esta situación. En conjunto agrupaba 6.562.262 de embarazos.

Las mujeres que tomaron fluoxetina durante el primer trimestre de embarazo, presentaron un 37% más de malformaciones cardiovasculares y un 18% más de otro tipo de malformaciones.

En un período inicial de la embriogénesis esto es, en el proceso que se inicia tras la fecundación, determinadas sustancias pueden afectar a muchas estructuras en el desarrollo del feto. Son los denominados productos teratógenos.
La fluoxetina es un antidepresivo del grupo de los SSRIs (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) y de ellos es de los que tiene un vida media más larga (unos 4 días).
Se ha demostrado que atraviesa la barrera placentaria, ya que se ha detectado en sangre de cordón umbilical. Por tanto la fluoxetina en sangre fetal puede actuar como agente teratógeno en algunas de las fases del desarrollo de algunos órganos y como demuestra el trabajo, especialmente en el sistema cardiovascular.

El tratamiento de elección para la depresión en el embarazo debería ser psicológico y no farmacológico.

Muchos fármacos son teratógenos. La vida media de los antidepresivos SSRIs es: Citalopram 36 horas; escitalopram 30 horas; paroxetina 20 horas y sertralina 20 horas.
La fluoxetina tiene una vida media de 4 días, pero su metabolito también activo norfluxetina, tiene una vida media que puede llegar a los 16 días. Este paso a norfluoxetina se realiza principalmente por el CYP2D6  y en menor proporción por el CYP2C19.
La fluoxetina y la mayoría de SSRIs son inhibidores potentes de enzimas involucradas en el metabolismo de muchos fármacos, por lo que pueden provocar muchas interacciones entre medicamentos, que pueden ser graves.
Antes de prescribir un fármaco a una embarazada, además de revisar previamente su posible efecto teratógeno, debiera tenerse en cuenta las variantes genéticas de la paciente, que puedan alterar el metabolismo del fármaco previsto.
Una dosis correcta según protocolo de un fármaco no teratógeno, puede convertirse en teratógeno, si la paciente tiene alguna variante genética, que provoca que la enzima que lo metaboliza no tenga actividad.
Esto es, variará la farmacocinética del fármaco, y aumentará sus niveles en sangre, pudiendo ser teratógeno para la paciente.

Un estudio Farmacogenético previo a la administración del medicamento, es la única manera de conocer y prevenir posibles efectos adversos no previstos y no deseados, debidos a la medicación.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Desprescripción

21 de septiembre de 2017

  Cuando se prescribe un medicamento, hay que pensar que ha de ser por un tiempo limitado y no un tratamiento de por vida. Todo medicamento consumido durante un largo plazo, puede producir efectos adversos. En Nueva Zelanda, recientemente han realizado una encuesta entre médicos de medicina de familia sobre la desprescripción. Señalan lo difícil que es la desprescripción, en especial en geriatría. Proponen diferentes sugerencias para tratar de forma más natural y con menos “polifarmacia” a los pacientes, entre ellas, tener acceso a aplicaciones que informen las interacciones entre medicamentos.

tamoxifeno_riesgo_trombosis-2455175

Tamoxifeno puede aumentar el riesgo de trombosis

5 de junio de 2014

El tamoxifeno es uno de los fármacos más utilizados para el tratamiento del cáncer de mama. Es conocido, y los hemos ya expuesto anteriormente en diversos artículos de nuestro blog, que el tratamiento con anticonceptivos orales y el tratamiento hormonal en la menopausia, aumentan el riesgo de trombosis en mujeres con determinados polimorfismos genéticos.

Evitar el riesgo de osteoporosis

13 de marzo de 2013

La osteoporosis es una enfermedad ósea que se caracteriza por una pérdida de masa ósea y un esqueleto frágil. La masa ósea típicamente se empieza a deteriorar pasados los 30 años, comportando un riesgo incrementado de fracturas espontáneas, mayoritariamente de vértebras o cadera. Los individuos, hombres y mujeres, que sufren osteoporosis pierden su independencia para […]