Antidepresivos y riesgo de fracturas en la menopausia

14 de julio de 2015

antidepresivos_y_riesgo_de_fracturas-7326857

 antidepresivos_y_riesgo_de_fracturas-7326857
Es muy conocido que en la menopausia, debido al rápido descenso de la producción de estrógenos, hay un factor de riesgo para la osteoporosis, ya que los estrógenos son necesarios para la activación de los osteoblastos, que son las células formadoras del hueso.
Además en la menopausia, se dan una serie de trastornos que afectan al conjunto del metabolismo de la mujer, entre ellos: sofocos, sudoración, angustia, además del mayor riesgo de osteoporosis, cuya consecuencia, es un mayor riesgo de fracturas. En resumen, hay alteraciones fisiológicas que con frecuencia se transforman en alteraciones psicosomáticas, pero en algunos casos, si no hay un buen equilibrio emocional, apoyo y comprensión del entorno familiar, puede conducir a un proceso depresivo. Por este motivo, en ocasiones, al inicio de la menopausia para aminorar sus molestos efectos iniciales, se prescribe algún antidepresivo, aunque en general este tratamiento, suele ser por breve tiempo.
Por otro lado, las mujeres, como también los hombres, con el envejecimiento y sus efectos asociados, que se van sucediendo con los años: problemas familiares, jubilación, pérdida del cónyuge, estrecheces económicas en momentos de crisis o sentimiento de exclusión social entre otros, pueden desencadenar también una depresión, que se trata generalmente con antidepresivos.
Los antidepresivos, desde un punto de vista farmacológico, se agrupan en varias familias, siendo las más importantes: antidepresivos tricíclicos; tetracíclicos; IMAO; SNRI y SSRI. Precisamente los SSRI (Specific Serotonin Reuptake Inhibitors) es decir, inhibidores específicos de la recaptación de serotonina, son de los más usados para tratar los síntomas en la menopausia. Su acción es elevar los niveles de serotonina (cuyo descenso es una de las principales causas desencadenantes de la depresión). Los fármacos más utilizados de esta familia son: fluoxetina, paroxetina, sertralina, fluvoxamina, citalopram y escitalopram.
Pero este tipo de antidepresivos está contraindicado en la menopausia, en casos de tratamientos largos, ya que los niveles altos de serotonina, actúan sobre los receptores de serotonina que hay en los osteoblastos (células que forman el hueso), inhibiendo su diferenciación y cuya consecuencia es, que aumenta el riesgo de osteoporosis. Hasta ahora esto era un tema “teórico”, sólo demostrado en ratas, pero acaba de publicarse un trabajo siguiendo a 137.000 mujeres que iniciaron el uso de antidepresivos entre los años 1998 al 2010.
Los estudios de la densitometría ósea demostraron que las que tomaron fármacos del grupo de los SSRI, tenían un índice de riesgo de fractura de 1.76 (es decir un 76% más de riesgo) en relación a las que no los tomaban. La conclusión es, que a las mujeres menopáusicas a las que se les deba prescribir antidepresivos, no deben ser del grupo de los SSRI.
Finalmente recordar que el metabolismo de todos los antidepresivos está regulado por enzimas, que a su vez dependen de genes que pueden tener mutaciones. La Farmacogenética es una importante ayuda para establecer de forma personalizada el medicamento más adecuado y su dosis, con el fin de evitar efectos adversos o fallos terapéuticos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

Artículos referenciados:
SSRI use and risk of fractures among perimenopausal women without mental disorders

Artículos relacionados:
Amortiguar la menopausia
Tratamiento hormonal en la menopausia
Glaucoma y tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

    • Test genético de antidepresivos: ANTIDEPRESIVOSpgx
    • Test genético de Detoxificación hepática: DETOXgenes
    • Test genético para la detección de riesgo del cáncer de mama y trombosis: ESTROgenes

 

Artículos relacionados

genc3b3mica_ayuda_a_predecir_riesgos_en_tratamiento_hepatits_c-7717996

La Genómica ayuda a predecir riesgos en el tratamiento de la Hepatitis C

22 de mayo de 2015

Uno de los tratamientos para la Hepatitis C es la Ribavirina. Sin embargo se ha evidenciado, que un número elevado de pacientes a las dos semanas de haber iniciado el tratamiento les aparece una anemia hemolítica grave. Dado que son muchas las personas que están ya recibiendo o van a recibir muy pronto esta medicación, creemos interesante informar las aplicaciones de la Farmacogenética para asegurar la eficacia del tratamiento y evitar efectos adversos o fracasos terapéuticos graves, lo que permite seleccionar adecuadamente los pacientes bajo criterios demostrados de seguridad terapeútica.

tratamiento-hormonal-en-menop-600x315-9009718

Tratamiento hormonal en la menopausia: más beneficios que riesgos

24 de octubre de 2018

Diferentes e importantes estudios avalan, que el Tratamiento de Reemplazo Hormonal en la Menopausia (TRH) reduce el riesgo de: osteoporosis, cáncer de colon, riesgo cardiovascular y Alzheimer, entre otras. Sin embargo este tratamiento debe individualizase para cada mujer. Esto es, simplemente analizando sus polimorfismos genéticos, asociados a su metabolización de los estrógenos. Con ello se conoce su riesgo genético de trombosis o de cáncer de mama. Conociendo este riesgo, se puede aconsejar de forma individual a cada mujer, la conveniencia y duración de dicho tratamiento.

Guía de tratamiento del vih-sida

8 de enero de 2014

La OARAC de USA (Office of AIDS Research Advisory Council) ha publicado el año 2013 las nuevas  “GUÍAS PARA EL USO DE ANTIRETROVIRALES EN ADULTOS Y ADOLESCENTES INFECTADOS POR EL VIRUS HIV-1”.