Antidiabéticos: elección cuidadosa

29 de noviembre de 2018

Como todos sabemos la diabetes tipo 2, es una de las patologías más frecuentes.
En la mayoría de los casos provocada por malos hábitos de vida, que puede corregirse muchas veces sin medicamentos, solamente modificando dichos hábitos. Aunque también es una enfermedad en la que afortunadamente, se dispone de un gran arsenal terapéutico para tratarla.

Pero cuidado, no vale cualquier antidiabético, hay diferencias que se deben conocer.

El de primer nivel de prescripción, es la metformina. Funciona bien, pero hay personas que les produce diarreas. Con diabetes importante, puede producir acidosis.
También interfiere en la absorción de la vitamina B12, que debe corregirse mediante suplementos, pues de lo contario, produce efectos adversos por carencia, entre ellos neuropatía periférica.
En nuestro blog del 21 septiembre, hacíamos referencia a un importante estudio basado en los datos de los ficheros de salud públicos del Reino Unido (UK Clinical Practice Research Datalink).
En él, dejaban muy claro que las sulfonilureas, antidiabéticos de segunda opción después de la metformina, aumentan mucho el riesgo cardiovascular.

La última edición de agosto de este año, en la ficha técnica de la FDA, referente a las sulfonilureas (la más prescrita es la glipizida), incluye un apartado en el que alerta del aumento de riesgo cardiovascular.
Pero también incluye una gran novedad. La glipizida y todas las sulfonilureas, atraviesan la barrera feto-placentaria. No se han reportado problemas para el feto, pero deben discontinuarse al menos dos semanas antes del parto.

Pueden causar graves problemas en el recién nacido, en forma de hipoglucemias severas.

Una de las otras opciones de antidiabéticos, son los SLGT-2 (inhibidores del cotransportador-2 de glucosa-sodio). Hay un amplio trabajo publicado en el año 2015 en el New England Journal of Medicine (NEJM), que indica que uno de ellos, la empagliflozina en relación al placebo, tiene menos problemas cardiovasculares (OR = 0.86).
Otro medicamento de la misma familia, la canagliflozina, en mayo del 2016, la FDA publicó una alerta. Los pacientes tratados con este fármaco, sufren el doble número de amputaciones de piernas, debido a problemas vasculares, en relación a otros diabéticos.
El 17 de julio de 2017 la FDA lo vuelve a confirmar. FDA confirms increased risk of leg and foot amputations with the diabetes medicine canagliflozin (Invokana, Invokamet, Invokamet XR).

La AEMPS, el 3 de mayo de 2016, publicó una alerta “Canagliflozina: posible incremento del riesgo de amputación no traumática en miembros inferiores«·

Sin embargo, en el 22 de junio de 2017, publicó su Informe de Posicionamiento Terapéutico de canagliflozina (Invokana®) en diabetes mellitus  tipo 2”, sin hacer ninguna referencia al mayor riesgo de amputaciones de piernas, tal como alerta la FDA, también el año 2017.

La diabetes va ligada a problemas cardiovasculares, y es obvio que no hay que prescribir antidiabéticos que aumenten el riesgo cardiovascular.

Por tal motivo, se está haciendo un gran esfuerzo para realizar estudios que aclaren los efectos y posibles consecuencias, en los diferentes fármacos administrados para esta enfermedad.
Finalmente recordar que la FDA ya en diciembre de 2008, atendiendo a que “más vale prevenir que curar”, publicó una “Guía para la Industría Farmacéutica” que indicaba que todo nuevo antidiabético que se pretenda registrar, tendrá que confirmarse con ensayos clínicos que no aumenta el riesgo cardiovascular.

Sin olvidar que estos fármacos, también ocasionan posibles interacciones con los genes del paciente, además de otras posibles interacciones con los diferentes medicamentos administrados.

Dr. Juan Sabater-Tobella
Presidente de EUGENOMIC®
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.

Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, TwitterYoutube, Google+, Linkedin.

Artículos relacionados

El ejercicio físico facilita la deshabituación tabáquica

18 de enero de 2018

En todo programa de deshabituación tabáquica, debería incluirse hacer ejercicio moderado y elegir el más adecuado a las condiciones de salud y disponibilidad de cada persona. Pero también las variantes genéticas de cada persona influyen en la selección de las pautas de deshabituación tabáquica. La deshabituación tabáquica, debe plantearse con todas las herramientas que hoy aporta la ciencia y la Genómica es una de ellas. No utilizarlas es prestar un mal servicio a los pacientes y a la sociedad, dado que conseguirlo es un bien personal, pero también de salud pública.

antipsicoticos_y_crimen-8925252

Antipsicóticos y crimen

12 de octubre de 2014

Trabajo publicado en la revista The Lancet, expone el efecto beneficioso que tiene el tratamiento con antipsicóticos y otros medicamentos relacionados, sobre los impulsos criminales de estos enfermos.

loperamida-fortasec-y-otros2-600x315-7818209

Aviso FDA: loperamida (Fortasec® y otros)

22 de marzo de 2018

Loperamida es un fármaco muy utilizado para controlar los casos de diarrea aguda, y también para la diarrea del viajero. En épocas estivales y ante largos viajes es un fármaco muy habitual. Es de venta libre sin receta. La FDA, en enero de este año, ha emitido un aviso, que advierte que se debe controlar su venta, ya que se han detectado casos muy graves debidos a problemas cardíacos y cardio-respiratorios, por ingestas más altas de la dosis recomendadas. En los medicamentos sin receta, que no es preciso sean prescritos por un médico, es el farmacéutico el profesional responsable de saber y advertirlo a los pacientes.

tratamiento_con_litio-3466991

Tratamiento con Litio

5 de noviembre de 2015

Una publicación reciente expone los efectos secundarios del tratamiento con Litio. Manifiesta que los pacientes tratados con litio, tuvieron más del doble de riesgo, en relación a los no tratados a desarrollar un hipotiroidismo, también presentaron mayor riesgo de enfermedad renal e hipercalcemia, con más frecuencia en mujeres. Hay un polimorfismo genético que puede predecir que pacientes responderán mejor al litio. Por tanto antes de prescribir litio, un simple estudio genómico puede orientar sobre la respuesta del paciente y aplicar el tratamiento para aquellos que mejor responderán.