Anti-inflamatorios y trombosis

10 de octubre de 2014

antinflamatorios_y_trombosis-3655208

Cada día es más frecuente el uso de anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs), y casi me atrevería a decir, que se hace un abuso de los mismos, y sin querer alarmar, un uso prolongado puede producir diversos efectos adversos.
Acaba de publicarse un trabajo de revisión de las bases de datos: Medline, Embase y Cochrane entre los años 2007 y 2013, cuya conclusión indica que los AINEs aumentan el riesgo de trombosis venosas. Un avance del trabajo, ha tenido la gentileza de remitírmelo el autor principal. (Ungpraserd P et al (2014); Non-steroidal anti-inflammatory drugs and risk of venous thromboembolism: a systematic review and meta-analysis. Rhemumatology, 27 september 2014).
Revisaron 597 publicaciones seleccionadas por su validez científica y por tener una población importante. El grupo comprendía en total 21.041 casos de trombosis venosa con más de 100.000 controles. En todos ellos buscaron el consumo de anti-inflamatorios no esteroideos inhibidores de la COX-2 , (entre otros: aceclofenaco, diclofenaco, ibuprofeno y su grupo).
Una vez estudiados estadísticamente todos los datos, llegaron a la conclusión que el uso de AINEs inhibidores de la COX2, aumenta el riesgo de sufrir una trombosis venosa con un riesgo OR = 1.99. Es decir que las personas que toman antiinflamatorios de este tipo, tienen prácticamente el doble de riesgo a tener una trombosis venosa que las personas que no los toman. La explicación científica parece ser porqué estos AINEs inhiben la síntesis de prostaciclinas (mecanismo para disminuir la inflamación) pero facilitan la liberación de tromboxano que es un potente agregante de las plaquetas, lo que inicia la cascada de la formación de coágulos.
Nuestro consejo práctico dirigido a los clínicos, es que si tienen que prescribir AINEs inhibidores de la COX2 por un período superior a una-dos semanas, se determine si los pacientes tienen un riesgo genético de trombosis, mediante el estudio de las alteraciones genéticas y en caso positivo, buscar alternativas terapéuticas.
Recordar que estos fármacos se eliminan por enzimas del hígado, que a su vez que según la genética del paciente, pueden tener actividad baja o nula,  por lo que a dosis habituales, pueden producir reacciones adversas por sobredosis. La aplicación de la Farmacogenética está muy indicada cuando se prescriben AINEs.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

cancer_de_mama_y_tamoxifeno-3236951

Cáncer de mama y tamoxifeno

5 de junio de 2014

La nueva guía recomienda alargar el período de tratamiento con tamoxifeno (establecido hasta ahora en cinco años). Se ha demostrado en publicaciones recientes que, alargando los años de tratamiento, se evitan recidivas del cáncer y sobre todo en la mama contralateral.

hierbas-medicinales-farmacos-600x315-7364251

Hierbas medicinales y fármacos

17 de mayo de 2018

El consumo de infusiones se está incrementando, se toman como un simple suplemento “inocuo” y por sus efectos beneficiosos. Generalmente las personas mayores son las más propensas a emplearlas, al mismo tiempo que suelen tomar diversos medicamentos. Su consecuencia es que, sin saberlo, pueden estar alterando la respuesta a sus tratamientos. Las acciones beneficiosas de las hierbas, lo hacen precisamente por acción de algunos de sus compuestos químicos, que se comportan como un medicamento. Motivo por el cual deben considerarse como fármacos, al informar al médico, para evitar posibles efectos indeseados de la medicación.

psa_cancer_prostata-600x315-2269241

PSA y cáncer de próstata

17 de mayo de 2018

El órgano oficial de USA sobre medidas de Medicina Preventiva, ha publicado dos trabajos que concluyen que el PSA no es un marcador de cáncer de próstata. Únicamente es un marcador de posible tamaño y actividad de la próstata. Que en hombres entre 55 y 69 años, la prueba del PSA debe hacerse explicando claramente al paciente, que no es una prueba específica de cáncer y que puede dar lugar a muchos falsos positivos. Proceder únicamente por sus resultados, provoca muchos inconvenientes, ya que de sus datos se derivan muchas biopsias, tratamientos de radioterapia y operaciones innecesarias. Tener en cuenta también, que un estudio genómico permite conocer preventivamente el riesgo individual de cáncer de próstata, lo que justifica establecer su diagnóstico lo más precoz y preciso posible.

obesidad-anticonceptivos-y-trombosis-blog-7601322

Obesidad, anticonceptivos y trombosis cerebral

27 de mayo de 2016

Una reciente publicación de JAMA Neurology, concluye que la obesidad es un importante factor de riesgo de trombosis cerebral en mujeres que usan anticonceptivos hormonales. Como profesionales debemos advertir de este grave riesgo, a la vez que apremiar a los ginecólogos, que antes de prescribir anticonceptivos hormonales u otro cualquier tratamiento hormonal tengan muy en cuenta si la mujer es obesa, y requieran de forma sistemática previa, un estudio de sus polimorfismos genéticos.