Antipsicóticos: el aumento de peso puede controlarse con metformina

1 de diciembre de 2016

antipsicoticos-y-metformina-600x315-1494956

antipsicoticos-y-metformina-600x315-1494956
Las psicosis afortunadamente no son muy frecuentes. Aunque su incidencia no es desdeñable. El 1% de la población tiene o ha tenido un problema de psicosis a lo largo de su vida, y el 1,5% un trastorno bipolar, que ha requerido medicación.
El primer medicamento antipsicótico fue la clorpromazina en el año 1952. El segundo avance se hizo en el año 1967 con el haloperidol, los llamados de primera generación o también “antipsicóticos típicos”.
Con posterioridad la clozapina, abrió una nueva forma del tratamiento de la psicosis. Aprobada por la FDA en el año 2002, fue el primero de los llamados “antipiscóticos atípicos o de segunda generación». Entre ellos destacan además de la clozapina, olanzapina, quetiapina, risperidona, ziprasidona, aripiprazol entre otros. Con un enfoque de su estructura química, los “típicos” tienen como base de su molécula el anillo de la fenotiazina, y los “atípicos” otras estructuras químicas diferentes.

El tratamiento de un paciente psicótico es difícil, y no hay que descartar ninguna opción terapéutica.

Por su eficacia y sobre todo por ser mejores para disminuir el riesgo de suicidio, se suelen utilizar más los “atípicos”.
En términos generales, los antipsicóticos “típicos” tienen muchos efectos adversos extrapiramidales sobre el sistema nervioso central. Entre otros: mareos, vértigo, dolor de cabeza, temblor, inexpresividad del rostro, aquinesias o rigidez. Los fármacos de segunda generación, causan menos efectos extrapiramidales, pero por el contrario, causan aumento de peso. Es frecuente un aumento de 5 kilos en tres meses. Esto conlleva a un incremento del riesgo de diabetes, además de otras patologías asociadas a la obesidad, tal como detalla el artículo: ¿Por qué engordan los antipsicóticos?

Algunos antipsicóticos atípicos se han utilizado también para el tratamiento del autismo en niños.

Se ha realizado un importante estudio, publicado en JAMA en septiembre de este año. Confirma en niños autistas, que la metformina (uno de los antidiabéticos más prescritos) frena la obesidad y mejora los niveles de glucosa. Hay otros trabajos que confirman este hecho en pacientes adultos. Lo que evita este efecto secundario asociado al tratamiento con antipsicóticos atípicos.
Recordar también que, tanto los de primera como segunda generación, tienen efecto sobre el ritmo cardíaco alargando el segmento QT, por lo que también pueden producir arritmias. Por tanto, estos pacientes deben controlarse a través de ECG.
No debe olvidarse la Farmacogenética cuando se prescriban antipsicóticos. La mayoría de ellos se metabolizan por las enzimas CYP2D6, CYP2C19 y CYP3A4. Por tanto, los pacientes que tienen alteraciones genéticas en los respectivos genes CYP2D6, CYP2C19 y CYP3A4, que les confieren menos o nula actividad, las dosis según “el protocolo”, serán excesivas, y podrán producir efectos adversos graves. Por lo que muchos, requerirán ingreso a urgencias.

Es imprescindible siempre, y más en pacientes psicóticos, ajustar la dosis mediante la genética del paciente. Los efectos adversos por sobredosis son graves.

A su vez tener en cuenta la comedicación, que puede inhibir las enzimas citadas y por lo tanto pueden provocar efectos adversos aún con la genética del paciente “compatible”.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

farmacogenetica-versus-farmacogenomica-600x315-9829181

Farmacogenética versus Farmacogenómica

2 de agosto de 2017

Farmacogenética y Farmacogenómica son palabras similares, pero con enfoques diferentes. La Farmacogenómica, estudia las bases moleculares y genéticas de las enfermedades, para desarrollar nuevas vías de tratamiento. Mientras que la Farmacogenética estudia el efecto de las variaciones genéticas de cada persona y su respuesta a determinados fármacos. Es la base para realizar una prescripción personalizada.

medicamentos-solo-los-estrictamente-necesariosblog-5105616

Medicamentos sólo los estrictamente necesarios

22 de abril de 2016

Consultar un software de Farmacogenética, es una ayuda incuestionable para conocer la interrelación entre los genes, los fármacos, las hierbas medicinales, y los hábitos de vida de cada persona, lo que permite evitar la mayoría de efectos adversos y sus graves consecuencias.

obesidad_juvenil_y_riesgo_cancer-3772397

Obesidad juvenil y riesgo de Alzheimer y cáncer colorrectal

4 de junio de 2015

Los adolescentes con sobrepeso y obesos, no solamente están perjudicando su salud actual, sino que están comprometiendo su salud futura, cuando sean adultos, y encima presentan mayor predisposición a la enfermedad de Alzheimer, como también, más riesgo de cáncer colorrectal. La genómica puede ayudar a escoger la dieta más adecuada, en ocasiones, no se trata solamente de la cantidad de calorías que se ingieren, sino también es importante conocer el tipo de nutrientes y cantidades más adecuados a cada persona. Somos genéticamente diferentes, por lo tanto no a todos va a ser aconsejable la misma dieta.

fumar_envejece_la_piel-4276692

Fumar envejece la piel

7 de marzo de 2014

La nicotina produce vasoconstricción y a los 90 minutos de haber fumado un cigarrillo, disminuye un 42% la microcirculación sanguínea, hay menos aporte de nutrientes y la piel envejece más rápidamente. A ello se suma de forma muy negativa, los más de 3.000 componentes tóxicos que contiene el humo de tabaco.