Fármacos y arritmias

28 de marzo de 2018

arritmia-600x315-7935946

arritmia-600x315-7935946

La muerte súbita cardíaca es una de las causas más comunes de muerte cardiovascular, en los países desarrollados.  

En su mayor parte, se produce por una arritmia ventricular aguda, precedida de alteraciones de la repolarización. Un factor de riesgo importante para estas alteraciones, es el uso de fármacos que prolongan el QT, cuya consecuencia precisamente es la arritmia.
En cardiología el intervalo QT es la medida del tiempo entre el comienzo de la onda Q y el final de la onda T en el electrocardiograma. Cuando se encuentra prolongado anormalmente, puede generar arritmias ventriculares.

Son muchos los fármacos, que como efecto secundario alargan el QT.

En términos muy generales, los más involucrados son: antiarrítmicos, antidepresvos, antipsicóticos, algunos anti-infecciosos y algunos anti-histamínicos, entre otros.
Recientemente se ha publicado un interesante trabajo:“Prevalence of the risk factors for QT prolongation and associated drug-drug interactions in a cohort of medical inpatients”.

La publicación tiene una especial relevancia, pues estudian los riesgos de arritmia por alargamiento del QT, en pacientes hospitalizados.

Teniendo en cuenta, que se trata de pacientes ingresados en un hospital, donde teóricamente la medicación está más controlada que, en pacientes de ambulatorio que pueden tomar medicamentos prescritos por médicos de diferentes consultas.
Revisaron la medicación de 400 pacientes ingresados, seleccionados principalmente por patologías no quirúrgicas: 55% mujeres y 45% hombres. Media de edad 51.2 años. El bloque más importante fue entre 51-60 años y la media de medicamentos que tomaban fue de 8.2. Un 32,5% de los pacientes, tomaba más de 10 fármacos diarios.

Encontraron que un 74% de los pacientes tomaba al menos un fármaco que alargaba el QT.

Del listado de fármacos que el conjunto de pacientes tomaba, 487 lo alargaban. Se detectaron entre ellos un total de 227 interacciones entre medicamentos que alargaban el QT.
Las “parejas de medicamentos” más frecuentes que tomaban y que ambos alargaban el QT fueron: metronidazol-omeprazol; furosemida-omeprazol; clarithromicina-omeprazol y ciprofloxacino-metronidazol.

Cómo puede observarse, hay una gran implicación de los inhibidores de la bomba de protones (IBPs) y especialmente el omeprazol.

Por tanto, al prescribir IBPs, se debe tener conciencia que se está prescribiendo un fármaco que alarga el QT. Debiera ser de buena práctica, verificar previamente si el paciente ya está tomando algún otro fármaco que también lo alarga, sea prescrito previamente, por otro médico o por auto demanda.
En general un fármaco que alargue el QT, sino hay ya una patología subyacente, no produce ningún efecto adverso, dos tampoco, pero con tres fármacos (o más) que alarguen el QT, se somete al paciente un alto riesgo de sufrir una arritmia ventricular.
En este último caso, se debe sustituir al menos uno, por otro fármaco de efecto farmacológico similar y que no alargue el QT.

Un correcto software de Farmacogenética, al introducir los fármacos para un estudio de interacciones, debe informar si los fármacos señalados alargan el QT. Esto facilita la detección de arritmias por iatrogenia.

Hemos visto arritmias, que se trataban con anticoagulantes, y que su causa era por el efecto sumativo de varios medicamentos que alargaban el QT. Además de la mala práctica por no haberlo detectado, debe tenerse en cuenta que, si se prescriben anticoagulantes, se somete al paciente a un innecesario riesgo de hemorragias.

Cuando se detecta por primera vez una arritmia a un paciente, se debe revisar todos los medicamentos que toma y comprobar antes de prescribir anticoagulantes, si alguno de los fármacos administrados, alargan el QT.

Primum non nocere.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
Presidente de EUGENOMIC®
Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: Mar 26, 2018 @ 12:54 pm

Tests genéticos de interés

  • Test genético de farmacogenética cardiología: CARDIOpgx
  • Test genético de farmacogenética global: GLOBALpgx

Artículos relacionados

vitamina-d-en-personas-de-raza-blanca-y-africana-600x315-5868376

Vitamina D en personas de raza blanca y africana

4 de mayo de 2017

En el New England Journal of Medicine se publicó un trabajo en el que evidenciaron que las personas de raza negra tienen unos niveles más bajos de VitD que los de raza blanca. Sin embargo no presentan déficit de esta vitamina. Su explicación se expone en el presente artículo.La vitamina D, es muy necesaria para la salud, pero no todas las personas precisan la misma cantidad. La falta de ella es causa de muchas enfermedades, pero también un exceso es perjudicial.La Genómica es una ayuda para personalizar tratamientos y dosis, y no sólo es útil aplicarla a los fármacos, también informa las necesidades de vitaminas y otros nutrientes que cada persona precisa.

hipertension-600x315-3516092

Homocisteína, hipertensión y trombosis

13 de septiembre de 2018

La homocisteína es un aminoácido que se forma en nuestro metabolismo, a partir de la metionina, como paso intermedio para la síntesis de cisteína. Tanto la metionina como la cisteína, son muy necesarias para nuestra salud. Sin embargo, niveles altos de homocisteína son muy perjudiciales, ya que aumentan el riesgo de trombosis y aterosclerosis. La homocisteína se convierte en metionina por adición de la enzima MTHFR. Esta enzima necesita cofactores y éstos son el ácido fólico y la vitamina B12. Un déficit de estas vitaminas, ocasiona más riesgo de trombosis.

farmacogenetica_caso_prc3a1ctico_de_interaccion_farmacologica-9482052

Caso práctico de interacción medicamentosa grave

24 de julio de 2014

En los centros de tercera edad, cuyos residentes suelen estar polimedicados, y que por procesos esporádicos se les prescriben de forma temporal nuevos fármacos, es muy importante revisar las interacciones del conjunto de la medicación.

tratamiento_del_autismo_y_ginecomastia-4568941

Tratamiento del autismo y ginecomastia

15 de enero de 2016

Conviene advertir a los padres de niños con autismo, tratados con risperidona (Risperidal®), que puede producir ginecomastia, aumento exagerado del pecho, incluso con secreción de leche (galactorrea), y por tanto que alerten a su médico, si se produce este efecto adverso en los niños que la toman.