Fármacos y arritmias

28 de marzo de 2018

arritmia-600x315-7935946

arritmia-600x315-7935946

La muerte súbita cardíaca es una de las causas más comunes de muerte cardiovascular, en los países desarrollados.  

En su mayor parte, se produce por una arritmia ventricular aguda, precedida de alteraciones de la repolarización. Un factor de riesgo importante para estas alteraciones, es el uso de fármacos que prolongan el QT, cuya consecuencia precisamente es la arritmia.
En cardiología el intervalo QT es la medida del tiempo entre el comienzo de la onda Q y el final de la onda T en el electrocardiograma. Cuando se encuentra prolongado anormalmente, puede generar arritmias ventriculares.

Son muchos los fármacos, que como efecto secundario alargan el QT.

En términos muy generales, los más involucrados son: antiarrítmicos, antidepresvos, antipsicóticos, algunos anti-infecciosos y algunos anti-histamínicos, entre otros.
Recientemente se ha publicado un interesante trabajo:“Prevalence of the risk factors for QT prolongation and associated drug-drug interactions in a cohort of medical inpatients”.

La publicación tiene una especial relevancia, pues estudian los riesgos de arritmia por alargamiento del QT, en pacientes hospitalizados.

Teniendo en cuenta, que se trata de pacientes ingresados en un hospital, donde teóricamente la medicación está más controlada que, en pacientes de ambulatorio que pueden tomar medicamentos prescritos por médicos de diferentes consultas.
Revisaron la medicación de 400 pacientes ingresados, seleccionados principalmente por patologías no quirúrgicas: 55% mujeres y 45% hombres. Media de edad 51.2 años. El bloque más importante fue entre 51-60 años y la media de medicamentos que tomaban fue de 8.2. Un 32,5% de los pacientes, tomaba más de 10 fármacos diarios.

Encontraron que un 74% de los pacientes tomaba al menos un fármaco que alargaba el QT.

Del listado de fármacos que el conjunto de pacientes tomaba, 487 lo alargaban. Se detectaron entre ellos un total de 227 interacciones entre medicamentos que alargaban el QT.
Las “parejas de medicamentos” más frecuentes que tomaban y que ambos alargaban el QT fueron: metronidazol-omeprazol; furosemida-omeprazol; clarithromicina-omeprazol y ciprofloxacino-metronidazol.

Cómo puede observarse, hay una gran implicación de los inhibidores de la bomba de protones (IBPs) y especialmente el omeprazol.

Por tanto, al prescribir IBPs, se debe tener conciencia que se está prescribiendo un fármaco que alarga el QT. Debiera ser de buena práctica, verificar previamente si el paciente ya está tomando algún otro fármaco que también lo alarga, sea prescrito previamente, por otro médico o por auto demanda.
En general un fármaco que alargue el QT, sino hay ya una patología subyacente, no produce ningún efecto adverso, dos tampoco, pero con tres fármacos (o más) que alarguen el QT, se somete al paciente un alto riesgo de sufrir una arritmia ventricular.
En este último caso, se debe sustituir al menos uno, por otro fármaco de efecto farmacológico similar y que no alargue el QT.

Un correcto software de Farmacogenética, al introducir los fármacos para un estudio de interacciones, debe informar si los fármacos señalados alargan el QT. Esto facilita la detección de arritmias por iatrogenia.

Hemos visto arritmias, que se trataban con anticoagulantes, y que su causa era por el efecto sumativo de varios medicamentos que alargaban el QT. Además de la mala práctica por no haberlo detectado, debe tenerse en cuenta que, si se prescriben anticoagulantes, se somete al paciente a un innecesario riesgo de hemorragias.

Cuando se detecta por primera vez una arritmia a un paciente, se debe revisar todos los medicamentos que toma y comprobar antes de prescribir anticoagulantes, si alguno de los fármacos administrados, alargan el QT.

Primum non nocere.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
Presidente de EUGENOMIC®
Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: Mar 26, 2018 @ 12:54 pm

Tests genéticos de interés

  • Test genético de farmacogenética cardiología: CARDIOpgx
  • Test genético de farmacogenética global: GLOBALpgx

Artículos relacionados

Capecitabina borra huellas dactilares

29 de septiembre de 2016

Se ha observado una pérdida de huellas digitales mientras se está tomando capecitabina. Afortunadamente vuelven a la normalidad a las 2-4 semanas de haber dejado el fármaco. Muchas actividades se realizan actualmente mediante tarjetas codificadas, como: entrada a gimnasios, clubs privados, cajeros automáticos, o recintos supercontrolados de empresas de investigación o de seguridad. Alertamos de esta contigencia, ya que muchas actividades están sustituyendo sus mecanismos de lectura, por huellas dactilares.

clopidogrel_plavix_y_fumadores-8390715

Clopidogrel (Plavix®) y fumadores

1 de abril de 2015

El clopidogrel es un profármaco, es decir per se no tiene acción antiagregante, pero es por acción de la enzima hepática CYP2C19, que se transforma en dos secuencias, en la molécula activa.

lociones_antiinflamatorias_y_gatos-4176415

Lociones antiinflamatorias y gatos de compañía

14 de julio de 2015

La FDA recomienda que si se usan cremas o lociones con flurbiprofeno, se guarden en lugares que no tengan acceso sus mascotas, que se procure tapar las zonas del cuerpo en las que se ha aplicado la loción o crema. Además y muy importante, si al aplicarse el producto –sobre todo si es una loción- y se cae algo al suelo

obesidad-segunda-causa-de-muerte-fb-600x315-3633410

Obesidad segunda causa muerte prematura

9 de septiembre de 2016

La obesidad es responsable de una de cada siete muertes prematuras. Sin embargo las personas que están “un poco llenitas” tienen más longevidad incluso que las de peso convencional. Debe tenerse en cuenta que no todas las dietas sirven igual para todos. Hay alteraciones genéticas que orientan hacia cuál es la alimentación más eficaz para mantener un peso adecuado.