15.000 casos de cáncer de próstata al año en España

26 de junio de 2014

incidencia_cancer_prostata_espac3b1a-9176252

incidencia_cancer_prostata_espac3b1a-9176252
El día 11 de este mes de junio, en las noticias de Vademecum, se resaltaba que en España se diagnostican al año unos 15.000 nuevos casos de cáncer de próstata, siendo la primera causa de cáncer en los hombres.
La única prueba de laboratorio llamémosle de detección preventiva, es la determinación del PSA, además de la prueba clínica del tacto rectal. Ambas pruebas no son de “detección precoz del cáncer”, sino simplemente pruebas que evalúan el tamaño de la próstata. En realidad el PSA sirve para establecer cuando está ya indicado hacer una biopsia, es decir para protocolizar las decisiones, cuya cifra indicadora, suele ser a partir de un PSA de 6 ng/ml.
Hay trabajos que han demostrado que un 25% de hombres con PSA entre 2.5-4.0 ng/ml, presentaron células cancerosas, no se operaron y al cabo de más de diez años con PSA por encima de 4 ng/ml. seguían con células cancerosos en la biopsia, sin desarrollar un cáncer. Lo que añade limitaciones al valor del PSA.
¿Qué puede hacer la genómica? La genómica aporta conocer precozmente el índice de riesgo. Hay 5 polimorfismos muy indicativos, comprobados en numerosos estudios clínicos y publicaciones de alto impacto, que alertan del índice de riesgo de cáncer de próstata y si dicha predisposición es alta, recomendar medidas preventivas de forma personalizada.
Concretamente en el año 2008, Zheng SL et al (NEJM; 380:910-9) estudiaron 16 polimorfismos genéticos (SNP) previamente seleccionados, en 2.823 hombres con cáncer de próstata y 1.781 controles y encontraron tras una selección por su OR (Odds Ratio) y frecuencia en la población, que un conjunto de cinco polimorfismos daban información clínicamente útil del índice de riesgo personalizado. Estos trabajos fueron confirmados por Sun J. et al (Prostate; 2008; 68(12):1257-61) en 5.626 casos de cáncer de próstata y 3.514 controles. Posteriormente han salido más trabajos confirmando estos hallazgos. Además se ha encontrado que hay polimorfismos genéticos en el gen de la 5-alfa- Reductasa, que le confieren una actividad mucho más alta de lo normal y los hombres afectados tienen más riesgo de cáncer de próstata. La enzima que transforma la testosterona en dihidrotestosterona, que tiene 10 veces más de actividad hormonal. Es esta alta actividad androgénica, la que con los años, favorece la formación de células cancerosas. Actualmente hay fármacos que permiten inhibir esta actividad enzimática genéticamente elevada.
En resumen: el estudio de los cinco polimorfismos antes señalados más dos de la enzima 5-alfa-reductasa, permite personalizar el riesgo de cáncer de próstata en edades tempranas –chequeos a partir de los 40 años, por ejemplo- lo que facilita instaurar hábitos de vida y en su caso, tratamiento farmacológico personalizado, con el objetivo de evitar, o al menos retrasar, el desarrollo del cáncer.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

tratamiento_con_testosterona_y_riesgo-5862761

Testosterona y riesgo cardiovascular

20 de octubre de 2015

El tratamiento con testosterona (empleando gel de aplicación dérmica), está indicado en hombres con hipogonadismo, es decir tienen niveles de testosterona por debajo del mínimo aceptado (300 ng/dl), ya que el tratamiento, reduce el riesgo de patología vascular y mejora mucho su calidad y esperanza de vida.

psa_cancer_prostata-600x315-2269241

PSA y cáncer de próstata

17 de mayo de 2018

El órgano oficial de USA sobre medidas de Medicina Preventiva, ha publicado dos trabajos que concluyen que el PSA no es un marcador de cáncer de próstata. Únicamente es un marcador de posible tamaño y actividad de la próstata. Que en hombres entre 55 y 69 años, la prueba del PSA debe hacerse explicando claramente al paciente, que no es una prueba específica de cáncer y que puede dar lugar a muchos falsos positivos. Proceder únicamente por sus resultados, provoca muchos inconvenientes, ya que de sus datos se derivan muchas biopsias, tratamientos de radioterapia y operaciones innecesarias. Tener en cuenta también, que un estudio genómico permite conocer preventivamente el riesgo individual de cáncer de próstata, lo que justifica establecer su diagnóstico lo más precoz y preciso posible.

antipsicc3b3ticos_en_adolescentes-6671862

Antipsicóticos riesgo de diabetes en adolescentes

11 de febrero de 2016

Todos los antipsicóticos tienen efectos adversos. Aplicar correctamente la Farmacogenética es imprescindible, y en el caso de fármacos antipsicóticos todavía más, por los graves trastornos que pueden provocar dosis inadecuadas como son: efectos tóxicos que agravan la conducta, o fallos terapéuticos, es decir que no les hará efecto el tratamiento.

psoriasis_causa_o_efecto-1141907

¿Psoriasis causa o efecto?

17 de julio de 2014

La psoriasis no es solamente “una enfermedad de la piel” sino que debe considerarse como el reflejo de un enfermedad sistémica, y en nuestra opinión, muy ligada al proceso inflamatorio. En realidad la psoriasis es una enfermedad crónica mediada por el sistema inmunitario y por lo tanto suele estar ligada con otros muchos procesos como la artritis