Marcadores genéticos y exclusión de celiaquía

12 de febrero de 2015

marcadores_genc3a9ticos_y_exclusion_de_celiaquia-2660602

marcadores_genc3a9ticos_y_exclusion_de_celiaquia-2660602
La celiaquía, o intolerancia al gluten, afecta al 1% de la población, lo que significa que hay mucha gente que conlleva esta enfermedad sin saber exactamente que es celíaco. Es más frecuente en mujeres que en hombres. Se estima que un 70% de los afectados tiene síntomas claros que hacen sospechar la enfermedad, pero un 30% no tiene síntomas claros y puede pasar años, incluso décadas, sobrellevando el proceso.
Los síntomas más frecuentes que se suelen presentar son: diarrea y en otros casos restreñimiento, hinchazón del abdomen, aftas en la boca o reflujo gastroesofágico. Las consecuencias a largo plazo son: osteoporosis, anemia, aumento de las transaminasas y abortos espontáneos. Los pacientes, pueden también tener más riesgo de enfermedades autoinmunes como tiroiditis, dermatitis herpetiforme y diabetes tipo I. En resumen la celiaquía es a veces difícil de diagnosticar precozmente y es importante, ya no solamente para la enfermedad en sí, sino por el riesgo a largo de plazo de procesos autoinmunes asociados.
Las pruebas de laboratorio son principalmente la determinación de anticuerpos antiglutaminasa y anticuerpos antiendomisio en suero, y quizás la definitiva pero más invasiva, es la biopsia de villi intestinal par ver su atrofia. Según la clasificación de Oslo la celiaquía se clasifica en: 1.- Clásica = Síndrome mal absorción (diarrea y pérdida de peso) independientemente de otros síntomas extra intestinales. 2.-No clásica =  síntomas digestivos (sin diarrea) y otros signos extra intestinales. 3.- Subclínica = no hay síntomas claros y bajo nivel de detección.
Estas formas son las que se conllevan durante años. Las pruebas de laboratorio antes mencionadas a veces no son concluyentes, con valores que se dan como “bordeline” (próximos), en especial en las del grupo de tipo 3. (Ludvigsson JF et al. The Oslo definitions for coeliac disease and related terms. Gut 2013, 62:43–52).
La celiaquía es una enfermedad genética y que se diagnostica mediante el test de presencia o ausencia de los antígenos de histo incompatibilidad en leucocitos HLAQ2 y HLAQ8. Si ambos salen negativos, no hay celiaquía. Si ambos están presentes, hay celiaquía (aunque todavía no haya signos clínicos). Uno solo presente, probablemente será celiaquía del tipo 3. Esta prueba se puede determinar bioquímicamente en un análisis de sangre, pero también se puede determinar genéticamente, en una muestra de saliva, es una prueba muy económica y aporta una información personalizada, que permite precisar el diagnóstico evitando muchos problemas posteriores. Ahorra a su vez repetición de análisis y sobre todo, evita biopsias intestinales innecesarias, además de facilitar el tratamiento, ya que directamente descarta o afirma la enfermedad.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículo relacionado:
La enfermedad celíaca: Diagnóstico sencillo de exclusión: “Test genómico de intolerancia al gluten”

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

mas-informacion-efectos-adversos-cannabis-600x315-8187796

Más información de los efectos adversos del cannabis

27 de abril de 2017

Se han publicado recientemente diversos trabajos sobre los graves efectos y las consecuencias del uso y permisividad sobre el consumo del cannabis.Entre otras, su consumo actúa sobre el cerebro, en la adolescencia, en el aprendizaje y en la memoria, es una causa de infertilidad masculina, así como de infarto de miocardio y según la publicación, está directamente ligado al Alzheimer. Ante tantos efectos nocivos, ¿Se debe continuar considerando fumar porros, como algo inofensivo?. ¿Es sensato que se permita el cultivo para consumo personal?. Y lo mismo, en cuanto a la tolerancia con los clubs de fumadores.

Cáncer gástrico, omeprazol y otros IBPs

21 de diciembre de 2017

Cuando se prescriben IBPs (omeprazol, pantoprazol, etc.) se debe prever cuando se dejarán de tomar, y salvo excepciones, no se deben recetar para una administración permanente. Son medicamentos que tienen muchos efectos adversos, como osteoporosis, ya que inhiben la absorción del calcio y del magnesio. Malabsorción de la vitamina B12 y por tanto riesgo de anemia. Facilitan también la implantación de Clostridium difficile, que causa trastornos intestinales graves, entre otros. Cuando se prescriben IBPs, al igual que para la mayoría de fármacos, se debe estudiar previamente posibles variantes genéticas y valorar las interacciones con otros medicamentos que esté tomando el paciente.

anticonceptivos-cancer-ovario-600x315-8607815

Anticonceptivos y cáncer de ovario

8 de noviembre de 2018

Según un muy importante estudio, se ha verificado que las mujeres que toman anticonceptivos hormonales, al menos durante diez años, tienen menos riesgo a sufrir cáncer de ovario. Sin embargo, puede haber un mayor riesgo a padecer trombosis. Actualmente gracias a la Genómica, se puede conocer el riesgo a sufrir una trombosis. Un sencillo análisis Genómico informa si existe este posible riesgo. Conociendo su resultado, el especialista puede prescribir el tratamiento que más conviene a cada mujer.

plantilla_blog20-06-600x315-3123186

Polifarmacia

20 de junio de 2019

Polifarmacia es el concepto que se usa cuando un paciente toma “muchos medicamentos”. La siguiente pregunta es: ¿Cuántos son “muchos medicamentos”? La respuesta ha ido variando al alza con el tiempo. En el año 1997 se definió como polifarmacia menor, tomar de 2 a 4 medicamentos y polifarmacia más de 5. Actualmente se considera” polifarmacia” […]