Sanidad investiga el consumo de antidepresivos

17 de noviembre de 2016

sanidad-investiga-consumo-antidepresivos-fb-600x315-3776834

sanidad-investiga-consumo-antidepresivos-fb-600x315-3776834

El consumo de antidepresivos, según la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), se ha triplicado en la última década.

Los datos son muy significativos: En el año 2.000 el número de dosis por cada mil habitantes y día (DHD) consumidas fue de 26,5. En el 2013 se registran 79,5 números de dosis, por cada mil habitantes.
El consumo de ansiolíticos en España también se dispara. Hace unas semanas comentamos una nota de la OCU que daba la alarma sobre el consumo de ansiolíticos. En los últimos años ha aumentado un 57%.  Se consume en España cuatro veces más ansiolíticos que en Francia y en el Reino Unido.
La prevalencia de un episodio depresivo en la vida, se ha estimado de un 10,5%, siendo mayor en mujeres (14,4%) que en hombres (6,2%).

Las causas del aumento del consumo de antidepresivos pueden ser muy diversas.

Hay quién lo atribuye a que los centros de atención primaria tienen más nivel y diagnostican más que antes la depresión. Otros señalan que, como el tratamiento también tiene efectos preventivos, se mantiene durante meses, una vez ya resuelta la crisis depresiva primaria, que motivó su prescripción.
Finalmente hay quienes lo relaciona (y también vale para los ansiolíticos) con la situación socio-económica-política en España. Un sentimiento de inseguridad motivado por el aumento de parados. También, más desahuciados, más temor a perder el trabajo, autónomos y empresarios con dificultades en salir adelante, afrontar impagados, lluvia de impuestos, y un largo etcétera. No nos toca a nosotros entrar en analizar las causas.  Para ser eclécticos, podríamos decir que probablemente hay un poco de todo.
La mayoría de estos fármacos, se metabolizan por las enzimas CYP2D6 y CYP2C19, y también por las CYP1A2 y CYP3A4, por lo tanto las alteraciones genéticas que afecten a los genes que las codifican, podrán alterar su actividad y por lo tanto influir en los niveles plasmáticos.

Los antidepresivos presentan muchos efectos adversos e interacciones con otros medicamentos.

Por ejemplo, el CYP2D6 debido a polimorfismos genéticos, puede presentar en los diferentes pacientes una actividad normal (EM), intermedia (IM), nula (PM) o ultrarrápida (UM). Esto significa que a la dosis del protocolo, en diversos fármacos, por ejemplo amitriptilina, citalopram, fluoxetina, sertralina, entre otros, en un 10% de la población (PM) al no metabolizarlos, les producirá efectos tóxicos por sobredosis y a otro 10% de la población (UM) les ocasionará fallo terapéutico, pues el fármaco se elimina muy rápidamente y con las dosis habituales no se alcanzan los niveles adecuados.
Además todos estos fármacos, presentan interacciones con otros medicamentos y la más grave es el Síndrome Serotoninérgico, que se caracteriza por alteraciones mentales, hiperactividad autonómica y trastornos neuromusculares, que obligan al ingreso a urgencias, que pueden tener consecuencias muy graves.

Hacemos un ruego a todos los médicos que prescriben antidepresivos.

Apliquen la Farmacogenética y revisen además, las posibles interacciones entre el fármaco que prescriben y el conjunto de toda la medicación que toma el paciente. Mejorarán la eficacia del tratamiento y evitarán a los pacientes muchos efectos no deseados.
Primum non nocere, como ya dijo Hipócrates.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

Artículos relacionados

clopidogrel-stent-600x315-3080004

Clopidogrel: puesta al día

2 de marzo de 2018

El clopidogrel (Plavix®), es uno de los antiagregantes más utilizados. Suele ser la primera opción para evitar trombosis en los pacientes a los que se les ha colocado un stent. Sin embargo, pacientes con diversas variantes genéticas pueden precisar doble dosis, o en otros casos, no les hará efecto el tratamiento, es decir tendrán a pesar del tratamiento, riesgo de trombosis. Hay también una larga lista de fármacos, productos de consumo o plantas medicinales, que pueden restar eficacia a la dosis estándar de clopidogrel, según protocolos y producir igualmente fracaso terapéutico, es decir ocasionar también una trombosis. Un sencillo estudio de sólo 4 polimorfismos, permite adecuar correctamente el tratamiento antiagregante según la genética de cada paciente.

Eugenomic en Facebook y Twitter

17 de mayo de 2012

Eugenomic llega a Facebook y Twitter para divulgar los conocimientos de la medicina personalizada genómica Con el objetivo de acercar los conocimientos de la medicina personalizada genómica al público mediante contenidos prácticos y de interés general, Eugenomic ha puesto en marcha una fan page de Facebook y un perfil de Twitter que ya están disponibles.  […]

plantilla_blog-4-600x315-2894376

Productos naturales no significan seguros y buenos

21 de octubre de 2019

La editorial de la revista JAMA Dermatology, del 29 de setiembre titula: Natural Does Not Mean Safe—The Dirt on Clean Beauty Products, dice: “Natural no significa seguro –La suciedad en los productos de belleza limpios”. Su información, me ha sugerido escribir este blog. El autor comenta, con citas bibliográficas en su link, que muchos “productos […]

hepatitis-5455562

Si se trata por la Hepatitis C, cuidado con la amiodarona

12 de junio de 2015

La EMA (European Medicines Agency) acaba de lanzar un aviso de alarma, para las personas que han iniciado el tratamiento con los anti-Hepatitis C y que toman Amiodarona para la taquicardia o arritmias, ya que se han dado casos de efectos adversos muy graves