Hábitos nutricionales y depresión

15 de septiembre de 2016

depresion-habitos-nutricionales-fb-600x315-8773567

depresion-habitos-nutricionales-fb-600x315-8773567

Importancia de la nutrición en el tratamiento de la depresión.

Uno de los cinco artículos más leídos del portal de información médica Medscape del mes de Junio ha sido el que trata de la importancia de la nutrición en el tratamiento de la depresión. Trabajo presentado por el Dr. Drew Ramsey en el American Psychiatric Association (APA) 2016 Annual Meeting, celebrado en Atlanta en el mes de mayo.
Ya en octubre de 2015, la revista World Psychiatry publicó un posicionamiento de la International Society for Nutritional Psychiatry Research sobre la importancia de la nutrición en el tratamiento de la depresión.

Diversas publicaciones confirman que un déficit de aporte nutricional de determinados oligoelementos, provocan carencias importantes para la salud.

Los trabajos reportan datos muy ilustrativos. Reseñamos el tanto por ciento de la población en USA a la que le han detectado carencias: Vitamina E: 86%, Folato: 75%, Calcio: 73%, Magnesio: 68%, Cinc: 42%, Vitamina B6: 35%, Hierro: 34%, Vitamina B12: 30%. Obviamente no son extrapolables a nuestro entorno. Pero no creo que hayan demasiadas diferencias. Lamentablemente en España, cada día hay menos “dieta mediterránea” y más dieta “bocadillo” o “fast food”, carentes de apropiados nutrientes.
Muchas vitaminas u oligoelementos son importantes para el metabolismo y equilibrio cerebral. Su déficit puede ayudar a que se desarrolle un síndrome depresivo. El estudio del Dr. Ransey y su grupo se basó en 176 pacientes con episodios de depresión mayor.
Los participantes fueron asignados de forma aleatoria a un grupo con control alimentario, que se enfocó en recomendar una alimentación saludable y cubrir déficits. Y otro grupo con apoyo solamente psiquiátrico-social. Evidenciaron casi tantos casos de mejoría en uno y otro grupo. Esto refleja que con una alimentación adecuada se pueden evitar tratamientos.  Obviamente, un estudio con tan pocos pacientes y por el tiempo de un año, no se puede aceptar como que “siente doctrina”. Pero es evidente que da un toque de atención y estimula a que se corrijan los déficits nutricionales. Cada día queda más justificado no tan sólo para la salud en general, sino también en personas que sufren depresión u otros trastornos emocionales.

Hay que revisar la dieta y determinar los niveles en sangre de vitaminas y oligoelementos.

Debe revisarse la dieta y si hace falta determinar los niveles en sangre de las vitaminas y oligoelementos más esenciales, y complementar hasta que se alcancen los niveles deseables. Resaltamos una vez más, el déficit de vitamina D que se da en nuestra población. Aunque estamos en un país de “sol y playa”, nuestra latitud en el mapa no es idónea para que a través de los rayos UV sinteticemos suficiente vitamina. Además al ir vestidos y utilizar cremas con protección solar, es otra causa por la que muchas personas presenten déficit significativo de vitamina D. Su carencia está asociada a diversas patologías, entre ellas cáncer.
También el déficit de vitamina B12, puede dar lugar a fatiga, pérdida de peso, dolor de espalda, somnolencia o apatía, entre otras. Es una vitamina esencial para una función apropiada del sistema nervioso. Como lo es también por ejemplo, la deficiencia de cinc que puede afectar al cerebro.
Debemos controlar los niveles de vitaminas y oligoelementos, adecuar la dieta, y si hace falta añadir complementos nutricionales. Para mantener la salud es preciso adoptar una alimentación equilibrada. Debe aportar las vitaminas y oligoelementos necesarios para el buen funcionamiento del metabolismo.

Nuestros genes influyen en los requermientos individuales de vitaminas y oligoelementos.

Sin olvidar que según nuestros genes, a nivel individual, podemos necesitar más o menos dosis de algunas vitaminas, que la población general.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

cc3a1ncer_de_mama_tratado_con_tamoxifeno_riesgo_trombosis-9308771

Riesgo genómico de trombosis del tamoxifeno

21 de enero de 2016

El tamoxifeno es un tratamiento de elección para el cáncer de mama. Pero en las mujeres que tienen una alteración genética en el gen CYP2D6, ocasiona que no haya actividad en la enzima hepática CYP2D6 y no transformarán el tamoxifeno en el fármaco activo, por lo que este medicamento no ejercerá el efecto terapéutico deseado y al cabo de un tiempo, las pacientes pueden presentar una recidiva, reapareciendo de nuevo la enfermedad.

anticolinergicos_y_demencia-2826751

Tratamientos largos con anticolinérgicos y riesgo de demencia

6 de marzo de 2015

Cuidado con la “comodidad” de tratamiento crónicos en geriatría, con ello podemos estar acelerando la demencia de nuestros pacientes, y recordar que esto se está demostrando para fármacos de tan frecuente uso como las benzodiacepinas y los anticolinérgicos.

Función cardiovascular y disfunción eréctil

26 de julio de 2018

Se evidencia que la disfunción eréctil, tiene un valor predictivo muy importante a sufrir una patología cardiovascular, con un factor de riesgo importante de infarto de miocardio o ictus. Ante un paciente con disfunción eréctil, antes de prescribir un inhibidor de la fosfodiesterasa para mejorar los síntomas, se debiera descartar una diabetes posiblemente desconocida por el paciente, su función cardiovascular, sin olvidar evaluar su nivel de estrés o depresión. Prescribir inhibidores de la fosfodiesterasa, debiera ser una vez verificadas y tratadas otras patologías subyacentes. No hacerlo sería no hacer el diagnóstico de la patología primaria y no aplicar el tratamiento correcto.

precripcion-en-cascada-600x315-5627105

Prescripción en cascada

30 de agosto de 2017

Caso clínico de una paciente que, tras recetarle su médico amlodipino para tratar su presión arterial, tuvo consecuencias graves, ocasionadas por equívocas interpretaciones de sus dolencias, por los diferentes médicos que la trataron. Cascada de equívocos, interpretados como “nuevas patologías” de la paciente, que se hubieran evitado revisando en un software de Farmacogenética, los posibles efectos adversos de la medicación.