Depresión y riesgo de parkinson

19 de junio de 2015

depresion-y-riesgo-de-parkinson-2688105

depresion-y-riesgo-de-parkinson-2688105
La semana pasada nos referíamos a un importante estudio, que relacionaba un estado depresivo mantenido durante 2-4 años podía producir un importante aumento del riesgo a padecer un accidente cerebrovascular (infarto cerebral o hemorragia cerebral). Vamos a comentar otro trabajo que relaciona la depresión con un aumento a desarrollar la enfermedad de Parkinson.
La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno de descoordinación de movimientos cuya causa es el descenso de la síntesis de un neurotransmisor cerebral, la dopamina, y que suele aparecer a partir de los 60 años. Las características más importantes de la enfermedad son: temblor en las manos, brazos, piernas, mandíbula y la cara; rigidez en los brazos, piernas y tronco; lentitud de los movimientos, problemas de equilibrio y coordinación. Aunque hay medicamentos que mejoran los niveles de dopamina cerebral, la enfermedad se frena pero no se evita.
Una vez más nos referimos a estudios realizados gracias a la informatización del sistema de salud de Suecia. (Gustafsson H et al. Depression and subsequent risk of Parkinson disease. A nationwide cohort study. Neurology® 2015; 84:1–8.) Se estudiaron los registros clínicos de 3.3 millones de personas, entre los que había más de 140.000 casos de depresión de larga duración, y se seleccionaron para el estudio un grupo de 582.631 personas (61% mujeres) con un seguimiento medio de 6.8 años.  En este período 3.260 desarrollaron la EP. El riesgo de padecer la EP fue 3.46 veces más frecuente en los que tuvieron que ser ingresados para el tratamiento de la depresión, en relación a los pacientes depresivos que pudieron ser controlados de forma ambulatoria.

No podemos en esta nota de blog, entrar en discusiones de los mecanismos que pueden relacionar depresión-EP, pero ante estos datos que merecen credibilidad, hay que ir sumando patologías muy importantes que acontecen con más frecuencia en personas que han tenido una depresión severa.

Una vez más recordamos que la depresión es de las patologías en las que hay más fracasos terapéuticos (35-40%) a pesar de la gran variedad de fármacos que en la actualidad se dispone para su tratamiento. El principal problema es que la mayoría de fármacos antidepresivos se metabolizan a través de enzimas hepáticas (CYP) que presentan muchos polimorfismos en los genes que las codifican y por tanto hay una gran variabilidad de respuesta a nivel individual, desde fallo terapéutico hasta efectos tóxicos, y además muchas interacciones potenciales con la comedicación.
La Farmacogenética es una herramienta, casi me atrevo a decir, imprescindible para una correcta medicación de pacientes psiquiátricos, con el fin de aplicar un tratamiento personalizado y evitar fracasos terapéuticos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos relacionados:
• Depresión y enfermedad cerebrovascular
El café va bien para la depresión
Antidepresivos, embarazo y malformaciones cardíacas

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

Artículos relacionados

levadura-roja-de-arroz-colesterol-fb-600x315-7175912

Levadura roja de arroz para bajar el colesterol

9 de febrero de 2017

Una de las alternativas “de terapia natural” que se conoce para bajar el colesterol, es la levadura roja de arrozLa levadura roja de arroz, a todos los efectos farmacológicos y farmacogenéticos, es igual a la lovastatina, aunque tal vez con menores resultados, debido a su relativa concentración. Sin embargo, a los pacientes que no toleran las “estatinas”, la levadura roja de arroz no puede considerarse una alternativa al tratamiento para reducir el colesterol, ya que éstas  provocaran las mismas reacciones adversas (miopatías, mialgias, etc) que las estatinas. Como tampoco debe administrarse como un complemento a las mismas, en los pacientes que puedan presentar efectos adversos.

prediccion-del-riesgo-de-cancer-de-mama-esporadico-600x315-1056564

Predicción del riesgo de cáncer de mama esporádico

10 de mayo de 2018

Una de cada ocho mujeres tiene un riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de su vida. La investigación Genómica mediante un estudio exhaustivo, ha aportado unos datos muy importantes que permiten conocer el riesgo que cada mujer tiene de sufrir un cáncer de mama esporádico. Gracias a este estudio, ahora ya se pueden establecer medidas de prevención y seguimiento, lo que constituye una ayuda eficaz para diagnosticarlo y tratarlo muy precozmente.

migrana-histamina-tratamiento-farmacologico-fb-600x315-1961803

Migraña, histamina y tratamiento farmacológico

26 de enero de 2017

Las causas que desencadenan la migraña pueden ser múltiples. Estrés, determinados alimentos, ciclo hormonal en mujeres, aunque en muchos casos no se asocia a ninguna causa concreta. Hay personas que tienen alteraciones genéticas en el gen ABP1 que codifica la DAO que le confieren menos actividad. En ellas, la histamina al no eliminarse correctamente, desencadena episodios de migraña.Hay cuatro alteraciones genéticas del gen ABP1 que se dan con una frecuencia importante, su estudio permite predecir el nivel de riesgo personalizado. Este análisis es más concluyente que la determinación de la actividad DAO en suero, pues ésta indica un nivel puntual, pero no la capacidad del organismo a responder a una dosis alta de histamina, información que sí ofrece el test genético.

aumentan-enfermedades-mentales-blog-8649746

Aumentan las enfermedades mentales

15 de abril de 2016

En los tratamientos psiquiátricos es dónde más fracasos terapéuticos se producen, se estima en el 40% de los casos. Aplicar correctamente la Farmacogenética es fundamental para establecer un tratamiento psiquiátrico correcto y personalizado, con el fin de mejorar los bajos índices de éxito terapéutico.