Depresión y riesgo de parkinson

19 de junio de 2015

depresion-y-riesgo-de-parkinson-2688105

depresion-y-riesgo-de-parkinson-2688105
La semana pasada nos referíamos a un importante estudio, que relacionaba un estado depresivo mantenido durante 2-4 años podía producir un importante aumento del riesgo a padecer un accidente cerebrovascular (infarto cerebral o hemorragia cerebral). Vamos a comentar otro trabajo que relaciona la depresión con un aumento a desarrollar la enfermedad de Parkinson.
La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno de descoordinación de movimientos cuya causa es el descenso de la síntesis de un neurotransmisor cerebral, la dopamina, y que suele aparecer a partir de los 60 años. Las características más importantes de la enfermedad son: temblor en las manos, brazos, piernas, mandíbula y la cara; rigidez en los brazos, piernas y tronco; lentitud de los movimientos, problemas de equilibrio y coordinación. Aunque hay medicamentos que mejoran los niveles de dopamina cerebral, la enfermedad se frena pero no se evita.
Una vez más nos referimos a estudios realizados gracias a la informatización del sistema de salud de Suecia. (Gustafsson H et al. Depression and subsequent risk of Parkinson disease. A nationwide cohort study. Neurology® 2015; 84:1–8.) Se estudiaron los registros clínicos de 3.3 millones de personas, entre los que había más de 140.000 casos de depresión de larga duración, y se seleccionaron para el estudio un grupo de 582.631 personas (61% mujeres) con un seguimiento medio de 6.8 años.  En este período 3.260 desarrollaron la EP. El riesgo de padecer la EP fue 3.46 veces más frecuente en los que tuvieron que ser ingresados para el tratamiento de la depresión, en relación a los pacientes depresivos que pudieron ser controlados de forma ambulatoria.

No podemos en esta nota de blog, entrar en discusiones de los mecanismos que pueden relacionar depresión-EP, pero ante estos datos que merecen credibilidad, hay que ir sumando patologías muy importantes que acontecen con más frecuencia en personas que han tenido una depresión severa.

Una vez más recordamos que la depresión es de las patologías en las que hay más fracasos terapéuticos (35-40%) a pesar de la gran variedad de fármacos que en la actualidad se dispone para su tratamiento. El principal problema es que la mayoría de fármacos antidepresivos se metabolizan a través de enzimas hepáticas (CYP) que presentan muchos polimorfismos en los genes que las codifican y por tanto hay una gran variabilidad de respuesta a nivel individual, desde fallo terapéutico hasta efectos tóxicos, y además muchas interacciones potenciales con la comedicación.
La Farmacogenética es una herramienta, casi me atrevo a decir, imprescindible para una correcta medicación de pacientes psiquiátricos, con el fin de aplicar un tratamiento personalizado y evitar fracasos terapéuticos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos relacionados:
• Depresión y enfermedad cerebrovascular
El café va bien para la depresión
Antidepresivos, embarazo y malformaciones cardíacas

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

antidepresivos_y_riesgo_de_fracturas-7326857

Antidepresivos y riesgo de fracturas en la menopausia

14 de julio de 2015

En ocasiones, en la menopausia para aminorar sus molestos efectos iniciales, se prescribe algún antidepresivo. A las mujeres que se les deba administrar antidepresivos, no deben ser del grupo de los SSRI como: fluoxetina, paroxetina, sertralina, fluvoxamina, citaloproam y escitalopram, debido a un significativo aumento del riesgo de osteoporosis.

inhibidores-de-la-aromatasa-en-el-cancer-de-mama-600x315-4706023

Inhibidores aromatasa en el cáncer de mama

7 de junio de 2018

Los inhibidores de la aromatasa (IA), son un grupo de fármacos que se utilizan en mujeres posmenopáusicas para el tratamiento del cáncer de mama, pero se debe tener en cuenta que a las mujeres premenopáusicas no se las debe tratar con este grupos de fármacos ya que no son capaces de inhibir todos los estrógenos que producen los ovarios. Otro medicamento utilizado es el tamoxifeno, pero es un profármaco que se convierte en fármaco activo por acción de determinadas enzimas hepáticas. Aquellas mujeres que tienen determinadas variantes genéticas con actividad disminuida o nula, o toman medicamentos que las inhiben, tendrán un alto riesgo de que el medicamento no les haga efecto. Estos son algunos de los motivos, por el que previamente a la prescripción se debe revisar en un software de interpretación Farmacogenética, las posibles interacciones con otros medicamentos, para evitar fracasos terapéuticos, o reacciones tóxicas, más o menos graves.

dna-day-8078324

2013: décimo aniversario del genoma

29 de abril de 2013

En estos diez años se ha avanzado muchísimo en el conocimiento de la predicción de riesgos de enfermedades, es decir, aplicar una Medicina Predictiva como base de una Medicina Preventiva Personalizada.

loperamida-fb-600x315-2849702

Loperamida como droga de abuso

23 de febrero de 2017

Loperamida (Fortasec®, Imodium®, Loperan® entre otros) es un opioide utilizado contra la diarrea, originada por una gastroenteritis, o por una enfermedad inflamatoria intestinal. Son medicamentos de venta sin receta.Pero un 10% de la población tiene alteraciones en el gen ABCB1 que codifica la proteína Pgp. A estos pacientes no se les debe prescribir loperamida pues pueden sufrir graves efectos cardíacos.Al tratarse de medicamentos de venta sin receta, los farmacéuticos debieran asesorar debidamente  a los pacientes.