Bifosfonatos: prescribir por tiempo limitado

26 de septiembre de 2017

bifosfonatos-desprescripcion-600x315-1435579

bifosfonatos-desprescripcion-600x315-1435579
Recientemente hemos publicado diversos blogs sobre la necesidad de establecer la “desprescripción”, cuando se prescriben determinados medicamentos. Muchos medicamentos tienen efectos adversos graves, cuando se ingieren de forma crónica.

Uno de los problemas más frecuentes que se presentan con la edad, principalmente en mujeres, es la osteoporosis.

Es un problema sanitario global y cuya importancia va en aumento con el envejecimiento de la población. La osteoporosis una enfermedad sistémica del hueso, que lo hace más poroso (menos sólido y menos denso). Progresivamente lo hace más débil y más quebradizo, por lo que aumenta el riesgo de fracturas. No suele presentar síntomas. El método más preciso para diagnosticar osteoporosis es la densitometría ósea.

El 80% de personas con osteoporosis son mujeres, de ellas el 80% son mayores de 65 años.

El hueso es un tejido vivo, que presenta un ciclo de formación y destrucción que dura unos 200 días. Es un proceso continuo y dinámico.
Contribuyen a la formación del hueso: el calcio, la vitamina D, la vitamina K2, el Magnesio. En mujeres es de gran importancia el estradiol y en hombres de la testosterona. En la menopausia se acelera la osteoporosis, pues el déficit de estrógenos frena la formación de los osteoblastos, (células del hueso encargadas de sintetizar la matriz ósea).
El tratamiento hormonal de reemplazo en la menopausia, entre otros muchos beneficios para la salud de la mujer, es preventivo de la osteoporosis, ya que se sigue estimulando la formación del hueso.

Para evitar que el hueso se degrade, uno de los tratamientos más prescritos para prevenir la osteoporosis, son los medicamentos del grupo de los bifosfonatos.

Los bifosfonatos, reducen el recambio óseo, disminuyendo el número de lugares de remodelado activo, donde tiene lugar la resorción excesiva (destrucción del hueso).
El problema está en cuánto tiempo se pueden tomar bifosfonatos. A los pocos años de su empleo, ya aparecieron publicaciones sobre algunos casos de necrosis de la mandíbula a los dos-tres años de tratamiento. Esto hizo saltar las alarmas, respecto a unos fármacos que parecían destinados a solucionar el problema de la osteoporosis. Además, aunque por densitometría ósea se veían menos osteoporosis, se producían también fracturas de fémur-cadera en las mujeres tratadas.
Recientemente se ha publicado un trabajo muy importante, de varios centros de USA, tanto centros médicos, como centros de escuelas de ingeniería de materiales, que han estudiado la microestructura del hueso en biopsias de fracturas de fémur-cadera, de mujeres con osteoporosis que tomaban bifosfonatos, y otras que no los tomaban.
Los autores mediante complejas técnicas de estudio de las propiedades biomecánicas de los biomateriales, llegan a la conclusión que los bifosfonatos frenan el proceso osteoclástico (es decir la destrucción del hueso), mejoran la densidad del hueso, pero a largo plazo, producen unas modificaciones de estructura que lo hacen más frágil.

Lo que importa en clínica no es la densidad del hueso, sino la probabilidad de fractura.

Concluyen que dar bifosfonatos es útil y beneficioso, pero que no deben rebasarse quizás los cinco años de tratamiento, y transcurridos los cuales, hay que buscar terapéuticas alternativas.

Una vez más, vemos que hay que ir introduciendo en la terminología médica, el concepto de “desprescripción” de medicamentos.

Cuando una patología es crónica, hay que buscar alternativas con el mismo efecto farmacológico pero con diferentes mecanismos de acción.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

opioides-muertes-blog2-4246690

Muertos por sobredosis de opioides

20 de junio de 2016

La mayoría de opiáceos o prácticamente todos se metabolizan por enzimas, y según cada paciente puede originarle que el medicamento lo metabolice correctamente, precise menos dosis o no le haga efecto. Los médicos no lo pueden ignorar. Las recomendaciones de la FDA obligan, y que en España no se obligue, ello no evita que ...

medicacion-en-el-embarazo-600x315-6552620

Medicación en el embarazo

9 de marzo de 2018

  Cuando una mujer queda embarazada y está tomando medicamentos por alguna dolencia, principalmente si es crónica, hay que revisar la posible teratogenia de los medicamentos que toma, (provocan un defecto congénito en el feto). Casi todos los fármacos antiepilépticos tienen algún riesgo de teratogenia, motivo por el que en cada paciente y con cada medicamento hay que estudiarlo muy detenidamente. Un motivo más, que justifica aplicar correctamente la Farmacogenética, para personalizar de forma adecuada a cada paciente, la medicación que precisa, y evitarle efectos tóxicos o falta de efecto de la medicación administrada.

24_04_2020_plantilla_blog_v3-600x315-6650504

Dejamos el COVID y volvemos a la Farmacogenética

24 de abril de 2020

Estoy suscrito a servicios de selección de bibliografía, de las novedades sobre fichas técnicas de la FDA entre otros. Recibo información de 50-70 publicaciones al día. Últimamente más del 50% de lo que recibo, es sobre el COVID-19. Estoy saturado. Pero no voy a ser yo, que entre capítulos en libros y artículos en revistas […]

equilibrio_antioxidantes_radicales_libres-4512858

Antioxidantes los necesarios

4 de diciembre de 2015

Los radicales libres son la munición que nuestros linfocitos y macrófagos utilizan para matar los microbios que nos infectan, y si anuláramos con antioxidantes todos los radicales libres que producimos, sería mucho más difícil superar infecciones. Debemos tomar antioxidantes en función de nuestras necesidades, pero no en exceso, en especial los antioxidantes clásicos (vitamina C, vitamina E) que neutralizan los radicales libres, ya que no es recomendable neutralizarlos en su totalidad.