Impotencia en el tratamiento de la hipertensión

12 de noviembre de 2015

impotencia_en_el_tratamiento_de_hipertension-2085340

impotencia_en_el_tratamiento_de_hipertension-2085340
Hay muchos hombres que tiene hipertensión y se les prescriben fármacos para normalizarla. Afortunadamente hay muchas familias de fármacos para tratar la hipertensión, lo que tiene la ventaja de poder escoger el más adecuado de acuerdo con los genes del paciente.
Hay también muchos trabajos, que informan sobre algunos anti-hipertensivos que pueden producir disfunción eréctil, es decir impotencia en mayor o menor grado y es un dato que debe conocerse, pues ante esta situación, posiblemente se busquen otras causas y no se piense en el medicamento para la hipertensión.
La disfunción eréctil se produce por alteraciones en el endotelio del pene. La erección necesita que se produzca óxido nítrico que es un potente vasodilatador, si se produce menos, hay disfunción, que se agrava con la producción de radicales libres (estrés oxidativo) y menor aporte de sangre, lo que de forma interrelacionada ocurre en la hipertensión, la diabetes y enfermedades cardiovasculares.
En sí, la hipertensión es un factor de riesgo para la disfunción eréctil, pero hay algunos fármacos anti-hipertensivos que pueden agravarla y si se desconoce la acción de estos fármacos, se achaca la disfunción solamente a la hipertensión.
Los anti-hipertensivos que con mayor frecuencia causan disfunción eréctil son los beta-bloqueantes, hecho que ya reportaba en el 2010 Cordero y colaboradores en uno de los trabajos más importantes realizados con estos fármacos, estudiando 1.007 hombres hipertensos que los tomaban. Encontraron disfunción eréctil en el 28.8% con atenolol, 26.3% con bisoprolol, 17.3% con carvedilol, 19.0% con nebivolol, y 3.4% con metoprolol. Otros trabajos posteriores han confirmado estos resultados con la excepción del nebivolol, que muchos no encuentran el efecto secundario. También se ha encontrado, aunque en menor porcentaje, con los diuréticos del grupo de las tiazinas y algunos bloqueantes del receptor de la angiotensina (ARBs), fármacos también utilizados para la hipertensión y a veces asociados a beta-bloqueantes.
Lo prudente en los pacientes tratados con beta-bloqueantes en los que aparezca impotencia, es cambiar el fármaco por otro de diferente familia, antes de prescribir Viagra® o similares, pues lo único que se consigue, es dar un fármaco caro e innecesario ya que el problema se puede evitar cambiando el fármaco para la hipertensión. También debe tenerse en cuenta, que los pacientes que toman nitratos para una enfermedad del corazón (que aumentan el óxido nítrico, que ya hemos dicho que es un vasodilatador de los capilares sanguíneos del pene y también los para los del corazón) no deben tomar Viagra® o similares, puesto que pueden sufrir una crisis grave de hipotensión.
Pero además determinadas alteraciones genéticas del paciente, pueden contribuir a diferentes efectos secundarios, debido a los fármacos empleados para tratar la hipertensión, y algunos de ellos se interfieren también con Viagra® o similares, produciendo más efectos adversos, por lo que lo científico, correcto y prudente, es aplicar la Farmacogenética y prescribir el fármaco más adecuado y a las dosis correcta según los genes de cada paciente, y además tener en cuenta las interacciones entre los medicamentos, que pueden producir más efectos adversos, incluso prescribiendo medicamentos compatibles con los genes del paciente.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

Trabajo citado:
Erectile dysfunction in high-risk hypertensive patients treated with beta-blockade agents
EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

Artículos relacionados

Test genómico de intolerancia al gluten

17 de abril de 2012

Diagnostico sencillo de exclusión: “Test genómico de intolerancia al gluten”  La enfermedad celíaca afecta aproximadamente al 1% de la población, y sigue sin haber tratamientos farmacológicos, siendo la dieta exenta de gluten la única opción, lo que es complicado e incómodo para los pacientes. Acaba de aparecer una revisión (1) informando que en la actualidad se […]

tegafur-2

Beta bloqueantes en diabéticos

7 de junio de 2018

Cuando un paciente presenta varias patologías, la selección de los fármacos para tratarle, debiera hacerse averiguando previamente las posibles interacciones, en un software de interpretación de Farmacogenética, y verificar los polimorfismos genéticos que pueden influir en su farmacocinética o farmacodinamia, con el fin de adecuar la prescripción, según el resultado obtenido. En España, está reconocida la Farmacogenética en La Cartera de Servicios Comunes de Sistema Nacional de Salud, desde el 6 de noviembre de 2014. Me pregunto: ¿Cómo es que todavía no se aplica, en beneficio de la salud de los pacientes?

genomica-prediccion-riesgo-cancer-600x315-4268995

Genómica y predicción del riesgo de cáncer

21 de septiembre de 2018

La Sociedad Española de Oncología Médica ha publicado las cifras de cáncer España 2018, con los datos del año 2017. Se ha evidenciado que el cáncer de próstata es el más frecuente en hombres, y el de mama en mujeres. A su vez el cáncer colorrectal, es el de más incidencia en la población general, en ambos sexos. Por otro lado el cáncer de pulmón se está incrementando en personas jóvenes. En USA las mujeres ya sobrepasan a los hombres en su incidencia. Actualmente gracias a muy amplios estudios, GWAS (Genomic Wide Association Studies), se pueden conocer las personas que por su Genómica, tienen más riesgo a padecer un determinado tipo de cáncer, o una determinada enfermedad. Perfiles que determinan el riesgo personalizado a sufrirlo y por tanto, gracias a una Medicina Predictiva, se puede aconsejar su prevención (Medicina Preventiva), con el fin de evitar o retrasar la aparición de dicha enfermedad.

opiaceos-la-otra-guerra-600x315-3890305

Opiáceos, la otra guerra de Trump

30 de agosto de 2017

Un dato alarmante es el aumento del uso de opioides. En USA en el año 2015 se contaron 52.000 defunciones por sobredosis de opiáceos y en el 2016 hubo un aumento del 20% y la cifra se situó en los 60.000. Cifra superior a todas las muertes de soldados de USA a lo largo de toda la guerra de Vietnam. Hay que tener en cuenta que, aun cuando un cincuenta por ciento se consume clandestinamente, la otra mitad de personas no son drogadictas, sino pacientes que toman fármacos opioides por prescripción médica, con receta. La FDA en el año 2016 ya lanzó una alarma sobre el poco rigor en la prescripción de opioides para el dolor. Conviene recomendar a los médicos que procuren limitar la prescripción de opioides y más, cuando se trata de prescripciones a largo plazo, ya que sólo es justificable para el tratamiento del dolor asociado al cáncer, o casos puntuales de un accidente.