Dolor de espalda: poca eficacia de los medicamentos

9 de marzo de 2017

dolor-de-espalda-fb-600x315-5535813
dolor-de-espalda-fb-600x315-5535813

Dolor de espalda: poca eficacia de los medicamentos

El dolor de espalda, hay datos que apuntan que el 80% de la población tendrá algún periodo de a lo largo de su vida. Aunque no hay estadísticas fiables, un porcentaje muy alto de la población sufre dolor de espalda crónico.
A grandes rasgos su causa puede ser mecánica, es decir por alteraciones en la columna vertebral. En muchos casos se podrá diagnosticar mediante técnicas de diagnóstico por la imagen. También hay un alto porcentaje debido a problemas inflamatorios, difícil de conocer  su causa. Finalmente la obesidad, sedentarismo, tabaquismo o malos hábitos posturales, son otras de las más frecuentes causas que lo originan.
El dolor de espalda agudo provocado por un problema mecánico transitorio o por un proceso inflamatorio esporádico, debe tratarse farmacológicamente, y en un primer estadio es apropiado además, con tratamientos quiroprácticos.

El problema se plantea en los casos de dolor crónico sin un diagnóstico claro, que es lo más frecuente.

Ya hemos comentado en diferentes blog, lo difícil que es para el médico valorar la percepción de dolor del paciente, para determinar el fármaco a prescribir. En septiembre de 2014, expusimos en la nota «Paracetamol (acetaminofeno) y lumbago» que el dolor de espalda crónico no se mejoraba con paracetamol.
Un trabajo en el British Medical Journal del 2 de febrero de este año, tras una exhaustiva revisión sobre el tema (MEDLINE, EMBASE, CINAHL, CENTRA y LILACS ) se concluye que los AINEs (anti-inflamatorios no esteroideos, ibuprofeno y un largo etcétera) aunque tienen efecto positivo sobre el dolor de espalda, el beneficio no es estadísticamente significativo en relación al placebo.

Por tanto, hay que desestimar tratamientos para el dolor de espalda crónico con AINEs, debido a los efectos adversos que ocasionan su uso continuado.

Para concluir la controversia sobre analgésicos y dolor de espalda crónico, acaban de aparecer las guías sobre esta situación en: Noninvasive Treatments for Acute, Subacute, and Chronic Low Back Pain: A Clinical Practice Guideline From the American College of Physicians.
Recomiendan como primer nivel, un tratamiento no invasivo. Interpretando como tratamiento invasivo: los analgésicos, paracetamol, los AINEs y los opioides.
El posicionamiento es, que para el dolor crónico, hay que priorizar los tratamientos no farmacológicos.
Con tres recomendaciones principales:
1.- Como primera opción, escoger tratamientos no farmacológicos: aplicar calor, masaje, acupuntura o tratamientos quiroprácticos.  En caso de complementar con fármacos, probar primero con AINEs o relajantes musculares (principalmente algunos fármacos del grupo de las benzodiacepinas).
2.- Como segunda opción, recomendar ejercicio, gimnasia adecuada, yoga y otras técnicas de relajación, tratamientos sobre conducta y también tratamientos quiroprácticos.
3.- Si todo ello fracasa, es cuando se debe plantear un tratamiento farmacológico con AINEs como primera opción, y tramadol o duloxetina como segunda opción. Dejando como última opción, para casos extremos los clásicos opiáceos.

Las reticencias al tratamiento farmacológico, se deben a los efectos adversos de la mayoría de los analgésicos.

Por tal motivo, se deben seleccionar los analgésicos para cuando sean realmente necesarios y aplicado criterios farmacogenéticos. Tratamientos a los que debiera ser obligatorio un análisis previo farmacogenético, con el fin de seleccionar la medicación adecuada para cada paciente, y ajustar las dosis de forma personalizada.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

Artículos relacionados

antinflamatorios-y-anticoagulantes-600x315-1007072

Antiinflamatorios y anticoagulantes

28 de septiembre de 2018

Boeheringer-Ingelheim hizo un estudio para comparar, en pacientes con fibrilación ventricular, las diferencias entre efectos adversos (hemorragias o trombosis), cuando los pacientes se trataban con warfarina (equivalente al Sintrom®) o con su anticoagulante, (Pradaxa®) dabigatran, al tomar a su vez antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Vieron que los pacientes que tomaban un AINE más un anticoagulante oral, les aumentó significativamente el riesgo de hemorragia intestinal, también cerebral, e incluso ictus isquémico. La conclusión práctica de dicho estudio, es que resalta la importancia de tener en cuenta las interacciones entre medicamentos. Si de forma sistemática se revisara en un software de Farmacogenética la medicación a prescribir, se conocerían las posibles interacciones de los fármacos, y con ello se evitarían miles de ingresos a urgencias e indeseables desenlaces.

antinflamatorios_y_trombosis-3655208

Anti-inflamatorios y trombosis

10 de octubre de 2014

Cada día es más frecuente el uso de anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs), y casi me atrevería a decir, que se hace un abuso de los mismos, y sin querer alarmar, un uso prolongado puede producir diversos efectos adversos.

farmacogenc3a9tica_en_atencic3b3n_primaria-4493266

La Farmacogenética en atención primaria

29 de enero de 2015

La Farmacogenética no es “el futuro” sino que es el presente. Es una herramienta que de la que se dispone ya de suficiente experiencia clínica para practicar correctamente una medicación personalizada y aplicar debidamente: “el fármaco adecuado, a la dosis correcta, para cada persona, según sus genes”.

dieta_rica_en_sal_en_adoslescentes_acorta_sus_telomeros-2795558

Dieta rica en sal en adolescentes obesos acorta sus telómeros

3 de abril de 2014

Es conocido que el mayor riesgo de una dieta rica en sal, es el efecto que tiene sobre el aumento de la presión arterial y que afecta a la salud del corazón. Estos días han aparecido en la prensa diversos artículos, aconsejando rebajar la sal del pan, para ayudar a bajar los niveles diarios de su consumo. Los panaderos están de acuerdo, pero temen que se pierdan caracteres organolépticos y no guste al público.