Electrocardiograma preventivo: posicionamiento de la USPSTF

12 de julio de 2018

electrocardiograma-preventivo2-600x315-7749002

electrocardiograma-preventivo2-600x315-7749002
Estoy sin reservas a favor de los “chequeos”, es decir considero totalmente correcto, que periódicamente se realicen controles del estado de salud.
Estas revisiones, se suelen llamar de “Medicina Preventiva”, calificativo que yo siempre he criticado, pues a mi entender, no son “preventivas”, sino de “diagnóstico precoz”.  Simplemente informan de un estado, que ya ha ocurrido.

En consecuencia no advierten preventivamente, sobre alguna patología que todavía no se ha manifestado y que en un periodo más o menos breve puede desencadenarse.

Por tanto, dentro del concepto de prevención hay que matizar diferentes niveles. Nos referimos a “Prevención primaria” cuando se trata de prevenir “algo” de lo que no se tienen síntomas, ni tampoco el médico, en su exploración, encuentra una alteración.
Otros niveles más concretos de prevención, es la llamada “secundaria”. Es decir, cuando no hay síntomas, pero el médico detecta una patología incipiente. Y “terciaria” cuando el paciente presenta síntomas y el médico también verifica alteraciones.

Hace poco en un blog, nos referíamos al posicionamiento de la U.S. Preventive Services Task Force (USPTF) sobre la inclusión en los “chequeos” de la prueba del PSA como indicador de “cáncer de próstata”.

Dicho organismo cuestionaba la interpretación que en general se da a esta prueba, exponiendo su “posicionamiento”, del que por nuestra parte ya teníamos claro, que no es un indicador de cáncer, sino del tamaño de la próstata.
La USPTF (US Preventive Services Task Force), máximo organismo oficial de USA sobre protocolos de Medicina Preventiva, este mes de junio ha publicado un nuevo posicionamiento, en este caso sobre el electrocardiograma (ECG) en los “chequeos de prevención primaria”.
«Screening for Cardiovascular Disease Risk With Electrocardiography. US Preventive Services Task Force Recommendation Statement».
En sus conclusiones y recomendaciones, se manifiesta en contra del screening del ECG, tanto en reposo, como en prueba de esfuerzo, como prueba preventiva cardiológica, en el contexto de prevención primaria.

Concluye, que la evidencia actual, es insuficiente para avalar su realización en adultos asintomáticos, con la finalidad de prevenir riesgos cardíacos, en base al ratio beneficio/perjuicio.

Tanto en el posicionamiento sobre el PSA como ahora sobre el ECG, clarifican los conceptos de que lo que se está entendiendo como “Medicina Preventiva”, es bajo la óptica del siglo XX, pero no en la óptica del siglo XXI.
En el año 2003 se descodificó el genoma humano, y es la herramienta que ha abierto la puerta a la “Medicina del siglo XXI”.
Actualmente, mediante el estudio de polimorfismos genéticos, seleccionados a través de amplísimos estudios GWAS, y extensos meta-análisis y estudios poblacionales, se puede conocer el índice de riesgo genético, que cada persona tiene de padecer determinadas patologías.

La Genómica aporta conocimientos suficientes para aplicar una adecuada “Medicina Predictiva”.

Advierte sobre patologías antes de ser detectadas, que tratadas a tiempo, se pueden retardar o evitar su aparición.

Información que, aplicada convenientemente, permite efectuar una efectiva “Medicina Preventiva Personalizada”, en función de los riesgos individuales de cada persona.
La Genómica abre la puerta a ampliar la prevención primaria. Es decir, establecer pautas preventivas de patologías, cuando todavía no hay síntomas, ni observadas por los pacientes, ni detectadas en las exploraciones, o en los “chequeos”.

Actualmente hay perfiles genómicos respaldados científicamente, que informan de riesgos individualizados.

En el caso concreto de cardiología, para trombosis, hipertensión, dislipemias con afectación cardiovascular, entre otros, permiten instaurar pautas preventivas, en ausencia de sintomatología.

No se puede –ni se debe- hacer Medicina Preventiva “de todo” (es imposible), pero sí que ya se puede, actuar de forma personalizada, sobre patologías que se desean descartar.
“Es mejor prevenir que curar”, como ya decían nuestros abuelos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
Presidente de EUGENOMIC®
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.

Video relacionado:


Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, TwitterYoutube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

  • Test genético de farmacogenética cardiología: CARDIOpgx

Artículos relacionados

workshop-6751124

Beneficios de la medicina genómica

27 de abril de 2012

“En la medicina del siglo XX todos éramos iguales y se aplicaba el mismo protocolo según la dolencia, en la del siglo XXI, tras la descodificación del genoma humano, todos somos distintos”, afirmó el doctor Juan Sabater para iniciar el workshop sobre los “Beneficios de la medicina personalizada genómica” organizado el pasado miércoles por Eugenomic […]

cancer-de-piel-y-fotosensibilizadores-600x315-7842556

Cáncer de piel y fotosensibilizadores

15 de junio de 2018

Aunque la piel de una persona, no sea proclive a las quemaduras solares, al tomar determinados fármacos, se pueden desarrollar graves quemaduras solares, tras poco tiempo de exposición. Además de aumentar el riesgo de cáncer de piel. La hidroclorotiazida es un fármaco diurético, habitualmente prescrito a pacientes hipertensos. Tras diversos estudios, han demostrado que causa un riesgo muy elevado de cáncer de labio. Cuando se prescriben fármacos fotosensibilizantes, se debe advertir la conveniencia de tomar precauciones ante la exposición solar.

consumo_de_cannabis-3325785

Peligros del consumo de cannabis

19 de junio de 2014

Quizás hemos de aceptar que en los adultos, sus efectos nocivos son equivalentes a los del tabaco (droga permitida), aunque también de graves consecuencias, como son el cáncer de pulmón, infecciones pulmonares, bronquitis o enfermedades vasculares, entre otras. Pero en la adolescencia el consumo de cannabis, puede causar otros grandes trastornos a corto, medio y largo plazo en nuestra juventud.

analgesicos-en-mujeres-lactantes-600x315-3378820

Analgésicos en mujeres lactantes

20 de julio de 2018

Acaba de ser publicado un trabajo que demuestra que determinar el genotipo del CYP2D6 a todas las madres lactantes que requieran un analgésico opioide, además de evitar muchos problemas a la madre, evita posibles efectos adversos, que pueden comprometer incluso la vida del bebé. En el año 2016, The American Academy of Pediatrics, hizo un posicionamiento con el título: Codeine: The time to say “NO”, debido al alarmante número de muertes por paro respiratorio en niños, tras operaciones habituales de amigdalotomía y tonsilectomía, en las que el analgésico preferido fue “jarabe de codeína”. En el año 2015 la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios) por el mismo motivo, ya desaconsejó el uso de la codeína a niños. También lo hizo la FDA en el año 2017, y en enero de este año ha ampliado la edad a los 18 años, además del tramadol y la hidrocodona. Se ha demostrado que determinar el genotipo del CYP2D6 a todas las madres lactantes que requieran un analgésico, ahorra dinero al sistema sanitario.