Esquizofrenia y Diabetes

10 de noviembre de 2017

esquizofrenia-y-diabetes-600x315-3915323

esquizofrenia-y-diabetes-600x315-3915323
La esquizofrenia es un trastorno mental grave. Se caracteriza por una distorsión del pensamiento, percepciones, emociones, lenguaje, la conciencia de sí mismo y la conducta. Algunas de las experiencias más comunes son el hecho de oír voces y tener delirios.
La esquizofrenia se asocia a una discapacidad que puede afectar al desempeño educativo y laboral.
Las personas con esquizofrenia tienen entre 2 y 2,5 veces más probabilidades de morir a una edad temprana que el conjunto de la población. Su esperanza de vida es entre 12 y 15 años menor que la media de la población. Generalmente debido a complicaciones de enfermedades cardiovasculares, metabólicas o infecciosas.

Prevalencia de la esquizofrenia.

En una revisión sistemática de la evidencia científica (RSEC) de 188 estudios publicados entre 1965 y 2002 sobre la incidencia de la esquizofrenia en 46 países, si bien aparecen variaciones sustanciales entre distintos lugares, la prevalencia muestra generalmente valores comprendidos entre 4 y 7 afectados por cada 1.000 habitantes. Tal como señala la Guía de Práctica Clínica sobre la Esquizofrenia y el Trastorno Psicótico Incipiente.
Por otro lado, recientemente se ha publicado un trabajo, realizado en el Institute of Psychiatry, Psychology and Neuroscience, King’s College de Londres, que relaciona la esquizofrenia con un alto riesgo de diabetes.
Revisaron los datos de EMBASE, MEDLINE, y PsycINFO, sobre esquizofrenia y diabetes. Estudios que comprendieran los niveles de glucosa y curvas de glucemia.

Llegan a la conclusión que el metabolismo de la glucosa se altera ya desde los primeros brotes psicóticos.

Por tanto, los pacientes que presentan esquizofrenia, se les debe controlar habitualmente el metabolismo de la glucosa y regular desde el inicio del tratamiento, con dieta o medicación antidiabética.
Esto podríamos enlazarlo con un estudio publicado este pasado mes de setiembre, realizado en centros de Baltimore: «Association of Antidepressant Medications With Incident Type 2 Diabetes Among Medicaid-Insured Youths«. Se hizo un seguimiento de 119.608 niños y adolescentes entre 5 y 16 años, que recibieron tratamiento con antidepresivos.
El riesgo de que apareciera diabetes durante el tratamiento, doblaba en relación a jóvenes que no recibían tratamiento antidepresivo. Además el ratio aumentaba, en relación a las dosis, y a la duración del tratamiento.

El mensaje que deseo transmitir de estos dos trabajos es el siguiente:

Cuando se inicia un tratamiento psiquiátrico con antidepresivos o antipsicóticos, es aconsejable desde que se empieza, controlar el metabolismo de la glucosa en los pacientes. Detectar precozmente cualquier alteración y proceder a su tratamiento dietético o farmacológico.
La esquizofrenia es tratable. La farmacoterapia y el apoyo psicosocial son eficaces. Sin embargo, es muy difícil de tratar y muy difícil que el paciente siga el tratamiento.
Debe haber un estricto control por parte de los familiares.
La casi totalidad de los fármacos para tratar la esquizofrenia (y la depresión) se metabolizan por enzimas del grupo de CYP450. Sus concentraciones son críticas. Por lo que van a influir en la eficacia del tratamiento, las variantes genéticas del paciente y las interacciones con otros medicamentos.

La mayoría de antipsicóticos interfieren con otros medicamentos que pueda tomar el paciente.

Por los motivos antes expuestos, antes de prescribir un antipsicótico (o un antidepresivo), es imprescindible estudiar las variantes genéticas del paciente que influyen en su farmacocinética.
Así como revisar todas interacciones del conjunto de la medicación en un software de Farmacogenética avanzado, como soporte imprescindible para este cometido.
No hacerlo, es exponerse a fallos terapéuticos o procesos de toxicidad que exacerban los síntomas, y provocan en muchos casos el abandono de la terapia por parte del paciente.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

anticonceptivos-hormonales-fb-600x315-6351832

Anticonceptivos hormonales y depresión

16 de febrero de 2017

Un estudio publicado en  JAMA-Psychiatry concluye que las mujeres que toman anticonceptivos hormonales, tienen más problemas de depresión en relación a las que no los toman. Se hace una llamada de atención hacía las chicas más jóvenes, ya que es más significativo el aumento del consumo de fármacos antidepresivos entre las adolescentes de 15 a 19 años.

nuevos_anticoagulantes-1211651

Nuevos anticoagulantes

2 de mayo de 2014

Con anterioridad ya nos hemos referido en diversas ocasiones, sobre la acción de los nuevos anticoagulantes orales (Dabigatran®, Rivaroxaban® y Apixaban®) que recientemente se han incorporado al arsenal terapéutico como alternativa a los cumarínicos (Sintrom®, acenocumarol y warfarina). Indicando sus ventajas y sus inconvenientes.

farmacogenc3a9tica_en_atencic3b3n_primaria-4493266

La Farmacogenética en atención primaria

29 de enero de 2015

La Farmacogenética no es “el futuro” sino que es el presente. Es una herramienta que de la que se dispone ya de suficiente experiencia clínica para practicar correctamente una medicación personalizada y aplicar debidamente: “el fármaco adecuado, a la dosis correcta, para cada persona, según sus genes”.

cafe-y-riesgo-de-infarto-de-miocardio-web-600x315-7976663

Café y riesgo de infarto de miocardio

4 de noviembre de 2016

Para no perjudicar nuestra salud cardiovascular, deberíamos conocer la acción del café, en base a nuestra genética. Unas alteraciones genéticas básicas y sencillas, orientan sobre cómo adaptar nuestros hábitos de vida, con el fin de prevenir enfermedades y mantener nuestra salud, presente y futura.