Obesidad, estatinas y diabetes

23 de octubre de 2014

obesidad_estatinas_y_diabetes-3614116

obesidad_estatinas_y_diabetes-3614116
En diversas ocasiones hemos comentado algunas importantes advertencias, que reitera la FDA sobre el riesgo de aparición de dolores y problemas musculares (mialgias y miopatías) en pacientes que toman estatinas (simvastatina, atorvastatina, pravastatina etc).
El problema radica en unas alteraciones genéticas que predisponen a estas dolencias y que también pueden ser debidas a las interacciones con otros medicamentos. Es decir, otros medicamentos que se toman con las estatinas pueden ser también la causa de que aparezcan dolores musculares.  
Otras advertencias han sido, que las estatinas pueden provocar pérdida de memoria, que se restablece dejando de tomarlas, y se empiezan a surgir sospechas de que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2. (FDA Expands Advice on Statin Risks).
Ahora acaba de publicarse un trabajo en  la revista The Lancet (Swerdlow D. et al), con más de 100 coautores, y cuyo original y suplementos ha tenido la gentileza de remitirme el autor principal, que demuestra a nivel molecular, el mecanismo por el que las estatinas aumentan el riesgo de aumento de peso y de diabetes tipo 2.
Las estatinas inhiben la formación de colesterol a un nivel muy inicial de la vía metabólica de su síntesis, pero también inhiben la síntesis de muchas otras moléculas, lo que explica algunos de sus beneficios adicionales de bajar el colesterol –por ejemplo efecto antiinflamatorio- pero son causa también, de diversos efectos adversos.
Los autores de esta publicación, se basan en trabajos que comprenden 223.463 personas seguidas a través de 43 estudios genéticos. Estudiaron principalmente dos variantes en el gen HMGCoAR (3-OH-3-metilglutaril-CoA reductasa) que codifica la enzima, que en el inicio de la síntesis del colesterol es inhibida por las estatinas, llegando a la conclusión, que por cada alelo G del rs7238484 y cada alelo T del rs12916, al cabo de un año de tratamiento, se tiene un 12% más de riesgo de tener una diabetes que si no se expresan estas variantes genéticas, y lo preocupante es que dichas variantes, son precisamente las que se asocian a una más acusada bajada del colesterol.
Vamos a seguir los comentarios a nivel mundial sobre estos estudios, de lo que sí hay una clara evidencia, es de los problemas musculares derivados de su consumo, que pueden prevenirse y por tanto en su caso evitarse, conociendo el resultados de un sencillo estudio genético.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Sintrom® y control de Osteoporosis

8 de octubre de 2012

Los pacientes que toman anticoagulantes del grupo anti-vitamina K (Sintrom® y Warfarina) presentan mayor riesgo de padecer osteoporosis y deberían tener un control farmacogenético Hay evidencias clínicas y epidemiológicas que demuestran que la vitamina K no solamente aumenta la densidad del hueso en personas osteoporóticas sino también que reduce la tasa de fracturas. La vitK contribuye […]

Vídeos: efectos adversos a los medicamentos y estatinas

4 de octubre de 2012

Eugenomic presenta dos nuevos vídeos formativos centrados en la Farmacogenética  En su apuesta por divulgar las aportaciones que la medicina personalizada genómica tiene en la clínica asistencial en beneficio de los pacientes, Eugenomic ofrece dos vídeos formativos que servirán de introducción para médicos y personas interesadas en salud y medicina. Qué mejor que comprobar cómo […]

inhibidores-de-la-aromatasa-en-el-cancer-de-mama-600x315-4706023

Inhibidores aromatasa en el cáncer de mama

7 de junio de 2018

Los inhibidores de la aromatasa (IA), son un grupo de fármacos que se utilizan en mujeres posmenopáusicas para el tratamiento del cáncer de mama, pero se debe tener en cuenta que a las mujeres premenopáusicas no se las debe tratar con este grupos de fármacos ya que no son capaces de inhibir todos los estrógenos que producen los ovarios. Otro medicamento utilizado es el tamoxifeno, pero es un profármaco que se convierte en fármaco activo por acción de determinadas enzimas hepáticas. Aquellas mujeres que tienen determinadas variantes genéticas con actividad disminuida o nula, o toman medicamentos que las inhiben, tendrán un alto riesgo de que el medicamento no les haga efecto. Estos son algunos de los motivos, por el que previamente a la prescripción se debe revisar en un software de interpretación Farmacogenética, las posibles interacciones con otros medicamentos, para evitar fracasos terapéuticos, o reacciones tóxicas, más o menos graves.

Congreso de Medicina Antienvejecimiento

29 de septiembre de 2012

Tratamientos para la menopausia o para el control del peso, algunas de las principales temáticas de las jornadas organizadas por la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad ¿Quiere conocer las aplicaciones prácticas del tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia? ¿Le interesan los polimorfimos genéticos implicados en el control de peso? Salud sexual, medicina personalizada, […]