Inhibidores de la agregación de las plaquetas

18 de enero de 2018

Inhibidores de la agregación de las plaquetas

Uno de los grupos de medicamentos con efectos más graves, si su prescripción no es correcta, es el grupo de los antiagregantes de las plaquetas.

Se precriben cuando hay riesgo de trombosis y muy especialmente en pacientes a los que se ha implantado un stent.
Cuatro son los medicamentos más utilizados: Ácido Acetil Salicílico (Aspirina®) y los inhibidores del receptor P2Y12 de las plaquetas: Clopidogrel, Prasugrel y Ticagrelor. Fármacos que, al bloquear su unión con el ADP, impiden su agregación.
La genética y las interacciones entre todos los fármacos y plantas medicinales que tome el paciente, tienen en este caso una especial relevancia, ya que un exceso de acción farmacológica, puede causar una hemorragia y en defecto, una trombosis.

Recordamos unos conceptos básicos de Farmacogenética:

Clopidogrel: Es un profármaco, es decir en sí, no es activo. Las enzimas del hígado CYP2C19 y CYP3A4 lo transforman en la molécula activa. Pacientes que presenten polimorfismos de los genes CYP2C19 y CYP3A4 que confieran a las enzimas poca o nula actividad, dará lugar a menos fármaco activo, con mayor riesgo de trombosis, si se administra la dosis según los protocolos.
Prasugrel: También es un profármaco. Se transforma en la molécula activa por las enzimas CYP3A4 y CYP2B6. Por tanto, pacientes que presenten polimorfismos de los genes CYP3A4 y CYP2B6 que les confieran poca o nula actividad, representará menos fármaco activo, con un mayor riesgo de trombosis, con la dosis administrada según los protocolos.
Ticagrelor: Es directamente fármaco. Se elimina por la enzima CYP3A4. Pacientes que presenten polimorfismos del gen CYP3A4 que le confieran menos actividad, dará lugar a una menor eliminación del fármaco, por tanto, mayor riesgo de hemorragia, con las dosis administrada según los protocolos.
Es decir, las dosis según marcan protocolos estandarizados para todos los pacientes, no serán  adecuadas en estos casos.

Y a ello sumar los efectos potenciales de inhibición o inducción de los otros fármacos que tome el paciente.

Acaba de salir una guía sobre cuando prescribir uno u otro medicamento, o su asociación con Aspirina®. Cómo y cuándo suprimir la Aspirina® y si es conveniente cambiar de uno a otros. International Expert Consensus on Switching Platelet P2Y12 Receptor–Inhibiting Therapies.
Guías que considero debiera ser de obligada lectura a los médicos que prescriban antiagregantes de las plaquetas.
Conviene tener en cuenta que los efectos de estos tres medicamentos no son equivalentes, a las dosis estandarizadas en los protocolos.
Por ejemplo, el Prasugrel tiene una acción antiagregante más potente que el Clopidogrel, y es por ello que la FDA ya recomienda no prescribirlo a mayores de 75 años, si no es en casos de alto riesgo.
Cuando se implanta un stent, el primer año se suele prescribir clopidogrel más Aspirina®. Pero al cabo de un año se aconseja suprimir la Aspirina® por su riesgo de sangrado intestinal. Surge la pregunta: ¿Seguir solo con Clopidogrel o dar Prasugrel o Ticagrelor? Esto es lo que recomiendan y documentan las guías.
Las guías se basan en dar recomendaciones en tres situaciones frecuentes en la clínica:
“Change” = Simple cambio de medicación, sin desear variar el nivel de antiagregación.
“Escalation” = Cambiar para dar un antiagregante más potente, por ejemplo de Clopidogrel a Prasugrel o Ticagrelor.
De-Escalation= Cambiar a un antiagregante menos potente, por ejemplo de Prasugrel o Ticagrelor a Clopidogrel.
De forma detallada y con gráficas, se proponen las pautas para los cambios de medicación, con el fin de evitar al máximo un desequilibrio antiagregante en el paciente, cuyos efectos son muy graves, ya que pueden ser una hemorragia o una trombosis.

En resumen: es preciso mentalizarse que se debe aplicar correctamente la Farmacogenética, y tener en cuenta las recomendaciones de las Guías Internacionales.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

depresion-y-enfermedad-cerebrovascular-1383558

Depresión y enfermedad cerebrovascular

12 de junio de 2015

En la actualidad, debido a los graves problemas económicos que afectan a un colectivo importante de nuestra población, hay un repunte de casos de depresión. Acaba de publicarse un trabajo, que relaciona sufrir una depresión con el aumento de accidente cerebrovascular. La conclusión ha sido, tener una depresión prolongada aumenta el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular. Por tal motivo, es importante que los síndromes depresivos sean tratados de la forma más rápida y eficaz posible y la Farmacogenética puede ayudar a conseguirlo.

pgx-y-cancer-de-mama_web-600x315-4750453

Cáncer de mama y la Farmacogenética del tamoxifeno

20 de octubre de 2016

Se está avanzando en los tratamientos del cáncer de mama, sin embargo, se podrían evitar muchas recidivas, si antes de prescribir determinados fármacos, se conocieran las posibles alteraciones genéticas de la paciente.

microchipf-2352835

Aplicar correctamente la Farmacogenética

17 de octubre de 2013

  Es muy positivo que haya empresas que lancen al mercado microchips de estudio de polimorfismos genéticos enfocados a la Farmacogenética, es decir conocer la reacción de cada persona frente a los medicamentos en función de sus genes. Pero debe tenerse en cuenta que un tratamiento correcto según protocolos a determinadas personas, puede no hacerles […]

53-1571380

53 años de los anticonceptivos orales

2 de septiembre de 2013

Hace ahora 53 años que se inició el empleo de los anticonceptivos orales. Después de tantos años se podía afirmar que son seguros, pero también debe alertarse que algunos medicamentos, pueden acelerar la eliminación de los componentes del anticonceptivo y causar que haya menos dosis efectiva y provocar fallos, es decir embarazos no deseados.