Evitar factores de riesgo cardiovascular

23 de febrero de 2017

evitar-factores-riesgo-cardiaco-fb-600x315-7254274

evitar-factores-riesgo-cardiaco-fb-600x315-7254274
Las enfermedades isquémicas del corazón, como el infarto de miocardio o la angina de pecho, son la primera causa de muerte en España, dentro del grupo general de enfermedades cardiovasculares, ligeramente por delante del cáncer y enfermedades respiratorias, según el Instituto Nacional de Estadística.

Saber adaptar unos hábitos de vida saludables, es conseguir mayor calidad de vida.

Un reciente trabajo del Journal of the American College of Cardiology detalla qué hábitos de vida se deben adoptar, para evitar o retrasar una patología cardíaca.
Los autores han hecho una revisión retrospectiva basada en personas que formaban parte de los estudios poblacionales más importante de USA como son: The Framingham Heart, Framingham Offspring, Chicago Heart Association Detection Project in Industry, and ARIC (Atherosclerosis Risk In Communities) studies.
El estudio se basó en seleccionar  9.179 hombres y 9.530 mujeres. De todos ellos, cuando tenían entre 45 y 55 años, tenían datos de peso/IMC (obesidad), tensión arterial y niveles de azúcar en sangre. Es decir, valoraban como factores de riesgo cardíaco: peso, tensión arterial y azúcar en sangre.
Se hicieron cuatros grupos: sin ningún factor de riesgo, con uno, dos o tres. Se siguió sus eventos cardíacos a lo largo de 40 años después (coincidiendo con el momento de realizar el estudio). A modo de resumen transcribimos su conclusión final:

La ausencia de hipertensión arterial, obesidad y diabetes entre los años 45 y 55 se asocia con 86% menos de riesgo de un accidente de fallo cardíaco. Factor que afecta tanto a hombres como mujeres.

Recuerdo aquellas frases, repetidas  a veces por nuestros abuelos, referidas en aquel entonces a nuestros estudios. Una de ellas: “lo que siembres es lo que recogerás”. Podemos ahora aplicar a nuestros hábitos de vida.

Mantener desde la juventud unos hábitos de vida saludables, es la forma de mantener una calidad de vida en la vejez.

Procurar una alimentación equilibrada, no hipercalórica. Evitar un exceso de carbohidratos y grasas saturadas. Hacer el ejercicio adecuado para cada persona, recomendado por un profesional. Evitar y controlar la hipertensión, la obesidad y la diabetes. Cuidar estos aspectos, es una ayuda indiscutible para tener mucho menos riesgo de sufrir una patología cardíaca, el resto de la vida.

Pero a pesar de mejorar los hábitos de vida, puede aparecer diabetes o hipertensión y habrá que tratarlas con medicamentos para normalizar los valores.

La obesidad propiamente dicha, es un problema de exceso de calorías, que no se trata en general con medicamentos. Puede mejorarse en la mayoría de casos, a través de un programa personalizado de dieta y ejercicio. Aun cuando en algunos casos, la genética personal es el origen de la misma.
Es evidente que la genética influye en muchas patologías, como asimismo la genética influye en los medicamentos.  Todos pueden causar efectos adversos por acción de nuestros genes, como además diferentes medicamentos pueden interaccionar entre ellos.
Si debe tomar medicamentos, recordar al prescriptor, que revise si los medicamentos que va a solicitar pueden causarle algún efecto no deseado. Él puede conocerlo consultando un software de Farmacogenética. Una ayuda indiscutible para conocer la medicación que en su caso precisa y las dosis adecuadas según su genética, es decir una medicación personalizada.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

1posicionamiento-oficial-sobre-tratamiento-con-testosterona-1313624

Posicionamiento oficial sobre tratamiento con testosterona

19 de noviembre de 2015

Prescribir testosterona, debe ser la última opción y ante unos niveles bajos de testosterona no necesariamente hay que suplementarla. En hombres entre 50-60 años, puede ser suficiente dar uno o dos días a la semana un inhibidor de la aromatasa y a partir de los 60 años se puede mejorar dando estimulantes y finalmente a partir de esta edad, y si estos tratamientos ya no surten efecto, es cuando hay que prescribir testosterona.

fc3a1rmacos_en_geric3a1tricos-4248912

Uso de fármacos en centros geriátricos

8 de octubre de 2015

La polimedicación, no muy bien justificada y controlada, es un riesgo para la salud, y uno de los colectivos más afectados es el de los ingresados en centros geriátricos. La complejidad de los fármacos, unido al incremento de prescripciones, hace necesario evitar los muchos efectos adversos que pueden ocasionar. Sin tener en cuenta, que desde el punto de vista económico, el coste de un estudio de Farmacogenética es irrisorio comparado con el que supone una hospitalización, debida a una medicación no adecuada.

estatinas_riesgo_de_diabetes-8428105

Estatinas: riesgo de diabetes

31 de diciembre de 2014

Los efectos de beneficio/riesgo de las estatinas para la prevención del riesgo cardiovascular siguen siendo positivos, pero que hay que tener en cuenta el aumento del riesgo de diabetes.

aneploidias_blog-3133883

Detección de aneuploidias fetales con sangre materna

10 de marzo de 2016

En sangre de la mujer embarazada, pueden diagnosticarse posibles cromosomopatías fetales, sin tener que realizar una amniocentesis. En cierta forma es así, pero es preciso tener claro que esta prueba, no es una técnica diagnóstica, y que el diagnóstico confirmatorio debe realizarse mediante una biopsia de corion o cariotipo por amniocentesis.