Cuidado con las hierbas y productos naturales

30 de junio de 2016

cuidado-con-las-hierbas-blog-2585148

Sabemos que las primeras medicinas se basaron en productos naturales y en muchos casos todavía lo siguen siendo, ya que contienen principios activos que a menudo se utilizan para tratar diversas dolencias. Actualmente son la base de la medicina tradicional china. Por otro lado, existe la creencia, desde un criterio simplista que “todo lo natural es bueno”, pero no es así siempre. Los que hemos estudiado botánica sabemos que los venenos más potentes se encuentran precisamente en productos naturales. Cada año en nuestro país se reportan muertes por intoxicación por unas setas (Amanita phaloides) que se confundieron por la inexperiencia del recolector. Cuando estudiábamos historia, en la escuela nos comentaron que Sócrates (399 a C.) murió envenenado por cicuta (Conium maculatum) y el veneno de las flechas de los indios americanos tenían entre otros venenos curare (Chondrodendrom tomentosum entre otras especies) y estricnina (varias especies del género Strychnos), todos ellos “productos naturales”.

En la actualidad, son considerables los productos naturales que se utilizan con fines terapéuticos y su empleo experimenta una revalorización muy importante en nuestra sociedad. Sin embargo, hemos de recordar que muchos de ellos pueden tener contraindicaciones o presentar interacciones con otros medicamentos, es decir que deben considerarse como un medicamento más, y el problema es que la mayoría se toman por autoconsumo, por recomendación de un amigo o simplemente inducidos por el marketing.
The New England Journal of Medicine ha publicado un artículo que estudia los ingresos a urgencias debidos al consumo de suplementos dietéticos, del tipo de hierbas medicinales y de algunas vitaminas.
Se revisaron los registros de entradas a urgencias de 23 centros de USA desde el año 2004 al 2013. En base a estos estudios, calculan que al año en este país, hay más de 23.000 urgencias debidas a hierbas medicinales y otros productos “naturales”. Un tercio fueron personas jóvenes de 20 a 34 años. Los productos que más urgencias motivaron fueron: los utilizados para adelgazar, para “tener más energía” y estimulantes del sexo.
Los efectos adversos más frecuentes fueron, palpitaciones, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, vértigo y ansiedad. La mayoría de casos no se produjeron directamente por la hierba, sino por la interacción de los principios activos de éstas, con los fármacos que estaban tomando.
Un caso muy habitual es el originado y ya comentado en otros blog, con la “hierba de San Juan” (hipérico) que reduce considerablemente el efecto de la digoxina y por tanto origina efectos negativos sobre el corazón; también el ginkgo biloba (antioxidante que mejora la circulación sanguínea) que pone en riesgo de hemorragia a las personas que toman Sintrom®; o cuando se toman antidepresivos, sobre todo del grupo IMAOs, junto con preparados naturales que contienen yohimbina (que mejora de la disfunción eréctil) en cuyos casos se pueden producir crisis de hipertensión aguda. Otro ejemplo es el zumo de pomelo, que con relativa frecuencia se consume habitualmente en vez de zumo de naranja, si a la vez se toman fármacos que se eliminan por la enzima del hígado CYP3A4 (casi el 20%) pueden alcanzar dichos fármacos niveles tóxicos graves.
En resumen: las hierbas y en general los productos naturales tienen su efecto por sus principios activos (compuestos químicos) que poseen, pero su toxicidad puede derivarse de su interacción con los medicamentos que se toman.
Las hierbas medicinales se deben tener en cuenta a la hora de estudiar interacciones de fármacos. Un software de Farmacogenética como g-Nomic, además de considerar todos los medicamentos del mercado, relaciona las hierbas y los productos naturales, para los que hay evidencia de interacciones con fármacos, lo que permite evitar estos posibles efectos adversos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

Artículos relacionados:
Las hierbas medicinales también interfieren con los medicamentos
Ingresos en urgencias por consumo de hierbas o complementos
Antioxidantes sí, pero los necesarios

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

cafe_y_diabetes_tipo_2-3928717

Café y diabetes tipo 2

20 de febrero de 2014

Acaba de publicarse un trabajo de la Universidad de Harvard (Ding M et al (2014); 37(2): 569-86.) sobre la relación entre el consumo de café y la diabetes tipo 2. Estudios realizados a un conjunto de 1.109.272 personas entre los que había 45.335 casos de diabetes tipo 2. La duración de las observaciones fluctuó entre 10 meses y 20 años.

Efectos adversos de la estatinas y su prevención

13 de diciembre de 2011

Conferencia del Dr. Valentín Fuster, Director del Mount Sinai Heart, sobre los efectos adversos de la estatinas y su prevención a través de la Farmacogenética. http://www.medscape.org/viewarticle/754139_print Lo que confirma lo expuesto por nosotros en nuestra web www.eugenomic.com. Dr. Juan Sabater-Tobella European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4) Member of the Pharmacogenomics Research Network […]

Cáncer gástrico, omeprazol y otros IBPs

21 de diciembre de 2017

Cuando se prescriben IBPs (omeprazol, pantoprazol, etc.) se debe prever cuando se dejarán de tomar, y salvo excepciones, no se deben recetar para una administración permanente. Son medicamentos que tienen muchos efectos adversos, como osteoporosis, ya que inhiben la absorción del calcio y del magnesio. Malabsorción de la vitamina B12 y por tanto riesgo de anemia. Facilitan también la implantación de Clostridium difficile, que causa trastornos intestinales graves, entre otros. Cuando se prescriben IBPs, al igual que para la mayoría de fármacos, se debe estudiar previamente posibles variantes genéticas y valorar las interacciones con otros medicamentos que esté tomando el paciente.

tatuajes_y_mortalidad-8413745

Tatuajes y mortalidad

6 de agosto de 2014

Acaba de publicarse la experiencia personal de un forense a lo largo de sus quince años de ejercicio profesional (1997-2012), en relación a los muertos que tuvo que autopsiar (438) referenciados a los que llevaban tatuajes (138 personas) o no (300 personas). Sólo tuvo en cuenta a los mayores de 18 años.