Si toma Aspirina® de forma permanente ¡¡Cuidado!!

22 de mayo de 2015

si_toma_aspirina_de_forma_permanente_cuidado-7621339

 si_toma_aspirina_de_forma_permanente_cuidado-7621339
Muchas personas que han tenido o tienen riesgo de infarto de miocardio, o les han colocado un stent, suelen tomar una dosis baja de Aspirina® diaria y de forma permanente. Esta prescripción está muy indicada y es la elección de primer nivel para estos casos. La Aspirina® evita que las plaquetas se agreguen y por lo tanto que se inicie el proceso de una trombosis. Pero al evitar que las plaquetas se agreguen, que es precisamente la primera defensa ante un posible sangrado, se tiene más riesgo de tener hemorragias intestinales, concretamente 2.34 veces más (un poco más del doble por tanto) que si no se tomara Aspirina®. Es un riesgo que vale la pena asumir pues puede ser menor, que el elevado riesgo de trombosis en las situaciones expuestas, y aunque en menor proporción también pueden producirse hemorragias cerebrales, cuyas consecuencias son mucho más graves.
Ahora bien, las personas que tienen una patología que está indicada Aspirina® diaria, suelen tomar otros medicamentos, por lo que advierto: cuidado con la comedicación pues algunos fármacos que pueden ser habituales, en estas personas pueden aumentar mucho el riesgo de sangrado intestinal.
Vamos a citar algunos ejemplos habituales. Si además toma antiinflamatorios no esteroideos (Ibuprofeno y otros “fenos”, diclofenaco y otros “acos”, ácido mefenámico y otros “ámicos”, entre otros) el riesgo aumenta por un factor de 5.5. Si toma inhibidores selectivos  de la COX-2, aumenta por 7.34 (celecoxib, indometacina, rofecoxib, naproxeno, valdecoxib entre otros). Si para mejorar la insuficiencia cardíaca crónica toma diuréticos del tipo inhibidores de la aldosterona aumenta por 3.96 (espironolactona, esplenorona entre otros). Si toma corticoides por 6.97, y obviamente si toma antiagregantes plaquetarios (clopidogrel, pasugrel, ticagrelor) un 4.43. Pero si toma varios de esta lista, vayan multiplicando y verá que se sitúa con muy altas probabilidades de tener un sangrado intestinal.
Por lo tanto aconsejamos a los médicos que tratan pacientes que están tomando de forma permanente una dosis baja de Aspirina® que sean muy cautos a la hora de prescribir otros medicamentos, y sobre todo que en caso de hacerlo tengan en cuenta la Farmacogenética, pues determinados polimorfismos del paciente pueden inducir que estos medicamentos se eliminen con menos eficacia, por lo tanto hayan niveles más altos en sangre de los previstos y en consecuencia aumente mucho el riesgo de sangrado. En estos pacientes lo indicado sería disminuir la dosis, con el fin de situar sus niveles en sangre a los que teóricamente se esperan.
Lo expuesto se basa en las conclusiones de un importante trabajo que ha revisado siete bases de datos que englobaban un total de 20 millones de personas. Han revisado los 114.835 casos que encontraron de hemorragias gastrointestinales, de estas mismas bases de datos seleccionaron la población control y tras un minucioso estudio, análisis de factores asociados y un riguroso estudio estadístico, obtuvieron los factores de riesgo que de forma muy resumida hemos expuesto al principio.(Gwen MC et al. Risk of Upper Gastrointestinal Bleeding From Different Drug Combinations. Gastroenterology. 2014; 147(4):784-792).
Nuestra conclusión es que debe tenerse la máxima precaución en la comedicación de personas que toman de forma permanente Aspirina® u otros anticoagulantes (Sintrom®, Plavix® etc) y recordar que aplicar la Farmacogenética puede evitar muchos accidentes graves.   
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos relacionados:
Ácido acetilsalicílico (Aspirina®) como prevención primaria en riesgo cardiovascular

Cálculo del riesgo cardiovascular

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Cáncer gástrico, omeprazol y otros IBPs

21 de diciembre de 2017

Cuando se prescriben IBPs (omeprazol, pantoprazol, etc.) se debe prever cuando se dejarán de tomar, y salvo excepciones, no se deben recetar para una administración permanente. Son medicamentos que tienen muchos efectos adversos, como osteoporosis, ya que inhiben la absorción del calcio y del magnesio. Malabsorción de la vitamina B12 y por tanto riesgo de anemia. Facilitan también la implantación de Clostridium difficile, que causa trastornos intestinales graves, entre otros. Cuando se prescriben IBPs, al igual que para la mayoría de fármacos, se debe estudiar previamente posibles variantes genéticas y valorar las interacciones con otros medicamentos que esté tomando el paciente.

abuso_de_opiodies_contra_el_dolor-4393508

Abuso de opioides contra el dolor

9 de enero de 2014

La FDA está muy preocupada por el uso inadecuado de la prescripción de opioides, que es un importante problema de salud pública.

aumenta_la_polimedicacion_ergo_mc3a1s_interacciones-1581935

Mayor polimedicación, más interacciones farmacológicas

13 de marzo de 2014

Los medicamentos no son inocuos, tienen efectos secundarios y entre ellos pueden presentar diversas interacciones, de forma que uno “moleste a otro” de diferentes formas, desde provocar que alguno de ellos no tenga actividad (fallo terapéutico) o que no se elimine y se acumule (ocasionado efectos tóxicos), por lo que es conveniente cerciorarse de que la medicación administrada es compatible y no causará efectos adversos.