Levadura roja de arroz para bajar el colesterol

9 de febrero de 2017

levadura-roja-de-arroz-colesterol-fb-600x315-7175912

 levadura-roja-de-arroz-colesterol-fb-600x315-7175912

Una de las alternativas “de terapia natural” que se sabe hace bajar el colesterol, es la levadura roja de arroz.

Es una sustancia que se extrae del arroz, que ha sido fermentada con un tipo de levadura, llamada Monascus purpureus. Se ha utilizado en China y otros países asiáticos durante siglos por sus beneficios para la salud. Concretamente para bajar el colesterol.
En anteriores blogs ya nos hemos referido a la acción de las “estatinas” (atorvastatina, simvastatina, pravastatina, fluvastatina, lovastatina, etc). Fármacos que se prescriben para bajar el colesterol, pero que pueden provocar diversos efectos adversos.
Entre los efectos adversos más comunes, son mialgias o miopatías graves en pacientes con alteraciones genéticas en el gen SLCO1B1, que codifica la proteína de transporte OATPB1. Esta proteína es la que facilita su entrada en el hígado. También con alteraciones en los genes CYP3A4 y CYP2C9 involucrados en el metabolismo hepático de algunas estatinas. A su vez, puede haber efectos adversos, si se toman estatinas junto con fármacos inhibidores de la proteínas OATPB1, CYP3A4 o CYP2C9.

Por lo indicado, es preciso seleccionar la “estatina” más adecuada para cada paciente, en función de sus alteraciones genéticas.

Al mismo tiempo no se debe olvidar al prescribirlas, sus posibles interacciones con otros fármacos que toma el paciente.
La levadura roja de arroz, contiene una sustancia llamadas monacolina K, que se ha demostrado ser muy efectiva para bloquear la producción hepática de colesterol. Cuando se mira la estructura química de la monacolina K, se ve que es idéntica a la lovastatina.
Es decir, si un paciente tiene miopatías provocadas por estatinas, debido a alteraciones genéticas en los genes SLCO1B1 y/o CYP3A4, la levadura roja de arroz no podrá ser una alternativa terapéutica.
Este tema se me ha comentado en diferentes ocasiones. Siempre mi respuesta ha sido: Dar levadura roja de arroz, a todos los efectos farmacológicos y farmacogenéticos, es como dar lovastatina, aunque tal vez con menores resultados, debido a su relativa concentración.
Esta era y es mi opinión. Pero ahora acaba de publicarse un trabajo que lo demuestra con datos clínicos.
Estudio realizado en Italia, publicado este mes de enero de 2017 en el British Journal of Clinical Pharmacology, con datos de la agencia Italiana de seguimiento de productos naturales (Italian Surveillance System of Natural Health Products).
Exponen, que desde abril del 2001 a setiembre de 2015 se han reportado 1261 casos de efectos adversos a productos naturales. De las cuales 55 fueron debidos a levadura roja de arroz. Cuyas consecuencias fueron: mialgias, elevaciones de la enzima CPK hepática (indicador de lesión muscular), rabdomiolisis y también daño hepático.
Los autores revisaron exahustivamente las historias clínicas. En todos estos casos, los pacientes presentaron alteraciones genéticas o interacciones con otros medicamentos. Medicamentos que también interferían con la lovastatina (u otras estatinas según el caso). Por tanto, la prescripción de este producto natural, equivale a prescribir lovastatina, con idénticos efectos secundarios, si los hubiera.

Como conclusión: la levadura roja de arroz, no es una alternativa a las “estatinas”, si por los genes del paciente o interacciones con otros medicamentos, provocan mialgias o miopatías.

Si las “estatinas” provocan reacciones adversas a un determinado paciente, no se puede administrar levadura roja de arroz, como una alternativa a estas. Como tampoco deben administrarse como un complemento a las mismas en estos pacientes.
Debe también considerarse, que el estudio de los productos naturales y su concreción, es más difícil que en el caso de medicamentos. Esto es debido a que en los productos naturales que se expenden, hay una gran variedad de origen y manipulación. A su vez, el contenido de sus principios activos, no están especificados en dosis exactas, como ocurre con los medicamentos comerciales.
El mensaje que deseo transmitir es: Los efectos farmacológicos de los productos naturales, son mediante las substancias químicas que contienen. Dichos productos, actúan como una molécula de un medicamento. Por tanto, estarán también afectados, en muchos casos, por alteraciones genéticas del paciente y/o la comedicación.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

fumar_es_malo-3706755

Fumar es malo

5 de febrero de 2014

Datos de la Asociación Española Contra el Cáncer aportan que el tabaco es responsable de aproximadamente el 30% de las muertes por cáncer, 20% producidas por enfermedades cardiovasculares y 80% por enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). El número de muertes debidas a fumar en España rozan las 50.000 al año.

Riesgo de trombosis venosas con anticonceptivos

10 de octubre de 2011

La FDA y la EMA advierten del riesgo de trombosis venosas en mujeres que toman anticonceptivos orales con Drospirenona Documento del 31 Mayo 2011 La FDA en un documento emitido el 31 de Mayo de 2011, alerta sobre la detección de una alta incidencia de trombosis venosas en mujeres que toman anticonceptivos orales que contienen Drospirenona, […]

Tabaquismo y corazón

16 de noviembre de 2017

Aplicar una correcta pauta de deshabituación tabáquica, adecuada al paciente según sus genes, es una ayuda eficaz para quienes realmente desean dejar de fumar. Acaba de publicarse un trabajo que demuestra que fumar altera de forma importante la...

precaucion_con_el_paracetamol-9987717

Precaución con el paracetamol

30 de enero de 2014

“La FDA recomienda a los profesionales sanitarios que dejen de prescribir y de dispensar combinaciones de medicamentos que tengan más de 325 mg de acetaminofeno, con el fin de proteger a los consumidores”.