Menopausia y Alzheimer

26 de octubre de 2017

menopausia-alzheimer-600x315-1224624

menopausia-alzheimer-600x315-1224624
En la menopausia, el brusco descenso de estrógenos, causa muchos trastornos psico-vegetativos (sofocos, sudoración, ansiedad, depresión) y otros fisiológicos como más riesgo de osteoporosis, obesidad, o diabetes, todo ello sobradamente conocido.
Desde hace años se está investigando si también afecta al metabolismo cerebral.

El dato estadístico, es que hay un hombre por cada 2-3 mujeres con Alzheimer. Hecho que hace pensar que, la caída de estrógenos en la menopausia, puede ser una causa.

Según datos oficiales, España es el cuarto país del mundo con más demencia. En mayores de 60 años, un 6,3% de la población tiene Alzheimer.
Acaba de publicarse un importante, denso y de alto nivel trabajo realizado en el Departamento de Neurología de la Universidad de Nueva York. Estudian el metabolismo de la glucosa en el cerebro en mujeres pre-menopáusicas, peri-menopáusicas y post-menopáusicas, mediante técnicas de imagen PET (Positron Scanning Tomography) para evaluar el metabolismo de la glucosa en el cerebro.
Han observado que las mujeres menopáusicas, tienen un descenso del metabolismo de la glucosa en determinadas regiones del cerebro, en relación a las no menopáusicas.
Precisamente las zonas cerebrales que más se afectan, coinciden con las más afectadas en pacientes con Alzheimer.

Este es un motivo más, del beneficio que aporta el tratamiento hormonal de reemplazo (THR) en la menopausia, como puede ser la prevención de Alzheimer.

Pero esto no es teórico, sino realidad. Acaba de publicarse el documento:“American Association of Clinical Endocrinologists and American College of Endocrinology position statement on menopause–2017 update”, en el que se posicionan sobre la conveniencia o no de aconsejar en la menopausia el THR.
Entre sus posicionamientos queremos destacar:
Un estudio con 1.768 mujeres, ha revelado que el uso de terapéutica hormonal en la menopausia, dentro de los primeros cinco años que se haya instaurado, comporta una reducción del 30% del riesgo de Alzheimer. Especialmente si el THR se ha mantenido más de 10 años.
Por el contrario si el tratamiento se hace después de los 5 años de haberse manifestado la menopausia, no surte efecto o incluso puede producir más riesgo.
Recordar también, que las personas con el genotipo APOE4/APOE4, (5% de la población), tienen más riesgo de padecer Alzheimer en relación a las personas que tienen otros genotipos del gen APOE. Hay una dieta especial para estas personas que reduce dicho riesgo.

El THR en la menopausia, es por tanto muy beneficioso para las mujeres.

Pero como ya hemos comentado en otros blogs, en algunas puede provocar más riesgo de trombosis o de cáncer de mama. Estas mujeres pueden detectarlo, mediante un simple estudio genómico, que no solo predice el riesgo, sino que también ofrece dietas, complementos nutricionales y hábitos de vida que pueden disminuir dicho riesgo.
Tratamiento hormonal en la menopausia SÍ. Pero descartando, mediante la genética, las mujeres (menos del 10% de la población), que les aumenta el riesgo de trombosis o cáncer de mama.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
IMAGEN: Creativeart / Freepik
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

La alianza entre farmacogenética y cardiología

4 de enero de 2013

La alianza entre Farmacogenética y Cardiología centra la próxima mesa redonda de Eugenomic. Invitado por la Sociedad Catalana de Cardiología, el equipo de Eugenomic desarrollará el próximo lunes 2 de enero a las 18.30 horas algunas de las soluciones que en la actualidad aporta la farmacogenética en el área de la cardiología. La mesa redonda […]

interacciones-farmacos-hierbas-600x315-8504826

Interacciones fármacos-hierbas en ancianos

22 de noviembre de 2018

Son muchas las personas, que en relación a las hierbas medicinales, piensan: “como es natural”, es “bueno”. Y esto es un error. Recientemente se ha publicado un trabajo, que informa que las personas a cierta edad, consumen con frecuencia hierbas medicinales. Detallan causas de medicación inapropiada e interacciones con los medicamentos que toman. Es relativamente frecuente, que a partir de los 65 años, un 35% de las personas, tomen diariamente más de 4 medicamentos. Por ello se debe considerar que las plantas son principios activos, y que por tanto son también susceptibles de interaccionar y ocasionar posibles efectos no deseados.

colesterol-y-guias-para-evitar-efectos-adversos-estatinas-fb-1-600x315-3989200

Colesterol: Guías para evitar efectos adversos de las estatinas

24 de noviembre de 2016

El colesterol es muy importante para la salud. Sin colesterol, no podríamos vivir. Son los niveles altos de colesterol los perjudiciales para la salud. Los fármacos habituales para tratar el colesterol aumentado son las denominados "estatinas", (simvastatina, atorvastatina, etc). Según algunas alteraciones genéticas del paciente, pueden ocasionar efectos adversos, en general dolor muscular más o menos grave, que suele aparecer meses después de haber iniciado el tratamiento. Motivo por el que no suele relacionarse con el medicamento. La AHA (American Heart Association), ha publicado unas directrices que informan sobre los genes que hay que estudiar antes de prescribir estatinas. Conviene revisarlas y tener en cuenta sus recomendaciones.

equilibrio_antioxidantes_radicales_libres-4512858

Antioxidantes los necesarios

4 de diciembre de 2015

Los radicales libres son la munición que nuestros linfocitos y macrófagos utilizan para matar los microbios que nos infectan, y si anuláramos con antioxidantes todos los radicales libres que producimos, sería mucho más difícil superar infecciones. Debemos tomar antioxidantes en función de nuestras necesidades, pero no en exceso, en especial los antioxidantes clásicos (vitamina C, vitamina E) que neutralizan los radicales libres, ya que no es recomendable neutralizarlos en su totalidad.