Menopausia: THR, función cerebral, estrés y depresión

15 de junio de 2018

rivoroxaban

La decisión de iniciar un tratamiento hormonal de reemplazo (THR) en la menopausia, es una decisión importante que todas las mujeres debieran afrontar.

Se ha escrito mucho sobre esta cuestión y hay muchos posicionamientos oficiales que lo avalan.
Las ventajas: Mejora de los síntomas neurovegetativos, menos osteoporosis, menos cáncer de colon, menos Alzheimer, menos glaucoma, menos riesgo cardiovascular.
Las desventajas: Más riesgo de trombosis y más riesgo de cáncer de mama, pero que se pueden predecir mediante sencillos estudios genómicos.
Todas estas afirmaciones se derivan de muchos estudios, con centenares de miles de mujeres seguidas durante décadas y tras depurados estudios estadísticos.
Pero como científico me interesa, no solamente conocer el qué, sino también conocer el porqué.
Voy a comentar dos publicaciones recientes que refuerzan su interés:

El tratamiento con estradiol reduce la respuesta al estrés.

Un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, hicieron dos grupos de 21 mujeres recién menopáusicas y de características comparables.  Durante 4.7 años, a un grupo se le trató con estradiol y al otro con placebo.
A lo largo del estudio las sometieron a pruebas de provocación de estrés mediante la aplicación de frío, el llamado cold pressor test. Durante el estudio, se les determinaron los niveles de estradiol, progesterona y cortisol en saliva.

El nivel de cortisol, es un marcador de respuesta al estrés. Las mujeres tratadas con estradiol tuvieron niveles mucho más bajos de cortisol. Es decir, resistían mejor al estrés.

Esto no debe sorprender, pues por bioquímica básica ya sabemos que los estrógenos tienen la capacidad de inhibir el eje hipotálamo-hipófisis-adrenales frente a agentes estresantes.
También vieron que las mujeres tratadas con estradiol respondieron mejor a las pruebas de memoria reciente, en relación a los controles.

Otro trabajo demuestra que las mujeres que reciben THR (Tratamiento Hormonal de Reemplazo) tienen menos riesgo a la depresión.

El estudio a doble ciego se realizó en la Universidad de North Carolina (USA) durante los años 2010 y 2016. Se siguieron 132 mujeres peri y recién postmenopáusicas, edad media 51 años y hábitos de vida y condiciones socio-económicas equiparables.
Durante un año, a las del grupo con tratamiento (THR) se aplicaban cada día estradiol transdérmico y cada tres meses progesterona por vía oral. Al grupo control se le suministró un placebo.

Las mujeres con tratamiento Hormonal de Reemplazo (THR) tuvieron a lo largo de todo el estudio la mitad de síndromes depresivos en relación al grupo placebo.

Una demostración más, de los efectos beneficiosos del tratamiento hormonal en la menopausia. Actualmente ya no se puede mirar hacia otro lado y no recomendar su utilización.
Sin embargo, se debe advertir que hay más riesgo de trombosis y más riesgo de cáncer de mama. En el caso de cáncer de mama, es menor si el THR se hace sólo con estradiol en relación a estradiol más progesterona.

Todas las guías concluyen con la misma coletilla: “Hay que evaluar en cada caso el riesgo de forma personalizada”.

¿Y cuál es la forma de evaluar el riesgo de forma personalizada?
Respecto al riesgo de trombosis: estudiar los polimorfismos genéticos básicamente del Factor V de Leiden y el gen de la protrombina, además según la historia clínica de la paciente otras pruebas relacionadas.
Respecto al riesgo de cáncer de mama: Valorar el riesgo por el Gail Test (datos de edad de la menarquia, edad de la menopausia, número de hijos etc.) y además mediante estudios genómicos, evaluar el riesgo individual de cáncer de mama esporádico y el factor de riesgo derivado del tratamiento hormonal.
Conjunto de pruebas que están sobradamente acreditadas, respaldadas por numerosos estudios y por las más prestigiosas sociedades de Ginecología de todo el mundo.
Dr. Juan Sabater Tobella

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter,Youtube, Google+, Linkedin.

Artículos relacionados

estatinas-3774573

Estatinas: más efectos adversos

30 de julio de 2013

En el año 2001 se retiró del mercado la Cerivastatina por su relación con muchas mioaptías graves, con más de 100 muertes. Ante la gravedad, un grupo investigador realizó un GWAS (Genome Wide Association Study) publicado en el año 2008 que permitió definir que hay un polimorfismo en el gen SLCO1B1 que es el responsable de la mayoría de miopatías.  

guia-tratamiento-cancer-mama-600x315-3816933

Guía para el tratamiento del cáncer de mama

23 de febrero de 2018

El tamoxifeno es uno de los fármacos más utilizados para el tratamiento del cáncer de mama. En enero de este año se ha publicado la Guía a seguir para esta patología, bajo criterios farmacogenéticos. Por tal motivo, los médicos debieran advertir a sus pacientes de las ventajas o consecuencias de analizar o no, determinadas variantes genéticas previamente a la prescripción del medicamento. Evitar a la paciente posibles efectos no deseados, desde posibles recidivas por falta de acción del medicamento, o efectos tóxicos por exceso de acción, es un deber profesional que no se debiera eludir.

obesidad-anticonceptivos-y-trombosis-blog-7601322

Obesidad, anticonceptivos y trombosis cerebral

27 de mayo de 2016

Una reciente publicación de JAMA Neurology, concluye que la obesidad es un importante factor de riesgo de trombosis cerebral en mujeres que usan anticonceptivos hormonales. Como profesionales debemos advertir de este grave riesgo, a la vez que apremiar a los ginecólogos, que antes de prescribir anticonceptivos hormonales u otro cualquier tratamiento hormonal tengan muy en cuenta si la mujer es obesa, y requieran de forma sistemática previa, un estudio de sus polimorfismos genéticos.

efectos-adversos-del-cannabis-fb-600x315-3354482

Efectos adversos del cannabis: nuevos trabajos

2 de febrero de 2017

Cada día se constata más que el consumo de cannabis ocasiona efectos muy perjudiciales para la salud. A medida que hay más permisividad en el consumo de cannabis, también se advierten mayores efectos negativos.Según importantes investigaciones, se ha evidenciado que perjudica al aprendizaje en los jóvenes, y a los adultos les ocasiona menor capacidad de concentración en su trabajo. Ocasiona más riesgo de patología cerebral y dobla el riesgo de cardiomiopatía. También se asocia a una menor calcificación ósea y a un aumento de riesgo de fracturas.La permisividad hace que nuestros jóvenes fumadores de marihuana, tengan dificultades para aprender y les ocasione más fracaso escolar. Por tanto, mayor dificultad para encontrar trabajo. La sociedad ha de evitar que aumente su consumo, ya que hipoteca el futuro de nuestros jóvenes.