Domperidona y muerte súbita

13 de mayo de 2015

domperidona_y_muerte_sc3babita-1715283

domperidona_y_muerte_sc3babita-1715283
La domperidona (Motilium®) es un fármaco muy utilizado para el alivio de ciertos síntomas gastrointestinales, como nauseas, vómitos, pesadez de estómago después de comer, malestar abdominal y en el tratamiento de los vómitos asociados al uso de la quimioterapia o radioterapia del cáncer. El folleto del medicamento advierte que se deben dar dosis mínimas y no de forma permanente, pues hay riesgo de arritmias ventriculares y muerte súbita, sobre todo en pacientes mayores de 60 años y con dosis mayores de 30 mg/día.
La dosis recomendada es de 10 mg/día. En todos los folletos de los medicamentos hay una larga lista de efectos adversos que en general se leen, pero no se les presta demasiada atención, pues como me han comentado a veces muchas personas: “si hiciera caso de los efectos adversos que figuran en los folletos de los medicamento no tomaría ninguno”. Sin embargo, la farmacovigilancia está precisamente para alertar a la población y a los profesionales de la salud, de la importancia de estos efectos adversos.
Un estudio ha constatado que en Francia en el año 2012 se produjeron 213 muertes por paro cardíaco en pacientes que tomaban domperidona. Por ello la ANSM francesa ha hecho un llamamiento para que no se prescriban más de 10 mg/día y por cortos periodos.
La limitación de 10 mg/día es una norma general, es “el protocolo”, pero no todas las personas van a responder igual a estos 10 mg del medicamento. La domperidona es sustrato de la proteína de transporte Pgp cuya síntesis está codificada por el gen ABCB1. Las personas que tienen una mutación en este gen que sintetiza la proteína con menos actividad, al ser una proteína transportadora de eflujo en las membranas de las células del intestino, “echará fuera” menos medicamento y por lo tanto tendrán niveles más altos en sangre, equivalente a tomar el doble o triple de la medicación, en vez de los 10mg que en realidad toman.
También este medicamento se elimina por el hígado por acción de la enzima CYP3A4, cuyo gen CYP3A4 puede presentar alteraciones genéticas que condicionan que dicha enzima tenga menos actividad, por lo tanto en este caso, se eliminará menos el producto, ocasionado niveles más altos en sangre.  Además el problema no termina aquí, hay centenares de otros fármacos, que inhiben la acción de la Pgp o de la CYP3A4 por lo que aún teniendo los dos genes “normales” se podrán producir niveles más altos en sangre, a pesar de que se tomen sólo los 10 mg al día “según indica el protocolo”, y en este caso será debido a la comedicación con otros medicamentos que se administran conjuntamente.
Por tanto lo correcto es antes de prescribir domperidona, hacer el estudio de los polimorfismos de los genes ABCB1 y CYP3A4. Al mismo tiempo, consultar las interacciones con los otros fármacos del conjunto de la medicación. En base a ello se puede ajustar la dosis, o cambiar la domperidona por otro fármaco de acción similar pero que no se vea afectado o no interfiera.
En resumen aplicar la Farmacogenética con un programa informático que relacione los fármacos con los genes, facilita administrar una medicación personalizada y evita los efectos adversos, en este caso graves, con riesgo de muerte del paciente.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


 Artículos referenciados:
Estimating the number of sudden cardiac deaths attributable to the use of domperidone in France

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

plantilla_blog-1-600x315-4137662

Omeprazol. Riesgos a largo plazo

8 de octubre de 2019

A muy largo plazo casi todos los medicamentos tienen efectos adversos. La primera guía de “desprescripción” se hizo para los inhibidores de la bomba de protones (IBP). El más prescrito es el omeprazol. Se suelen prescribir como protectores gástricos, cuando se toman antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno y otros), para el reflujo gástrico-esofágico, para la infección […]

53-1571380

53 años de los anticonceptivos orales

2 de septiembre de 2013

Hace ahora 53 años que se inició el empleo de los anticonceptivos orales. Después de tantos años se podía afirmar que son seguros, pero también debe alertarse que algunos medicamentos, pueden acelerar la eliminación de los componentes del anticonceptivo y causar que haya menos dosis efectiva y provocar fallos, es decir embarazos no deseados.

estatinas_riesgo_de_diabetes-8428105

Estatinas: riesgo de diabetes

31 de diciembre de 2014

Los efectos de beneficio/riesgo de las estatinas para la prevención del riesgo cardiovascular siguen siendo positivos, pero que hay que tener en cuenta el aumento del riesgo de diabetes.

dolor-cronico-y-opioides-600x315-7353024

Dolor crónico y opioides

16 de marzo de 2018

Recientemente se ha vuelto a actualizar la Guía para la prescripción de opioides, dirigidas a los médicos de atención primaria que tratan pacientes con dolor crónico. Teniendo en cuenta que un 40% de todas las muertes por sobredosis de opioides, se deben a los prescritos con receta médica. Según las indicaciones de la Guía, son de elección los tratamientos no farmacológicos o fármacos no opioides, y también que se debiera informar al paciente que el dolor cero no siempre es posible. La prescripción de opioides es la última opción. Solo aplicable en casos extremos, cuando han fallado todas las demás opciones. No debieran prescribirse sin aplicar la Farmacogenética y sin revisar previamente las posibles interacciones del conjunto de la medicación.