Opioides de acción prolongada

16 de diciembre de 2016

muertes-opioides-accion-prolongada-fb-600x315-6338885

muertes-opioides-accion-prolongada-fb-600x315-6338885
En la prescripción de opioides, para el tratamiento del dolor, hay una tendencia de ser algo laxos, cuando han de ser el último recurso terapéutico.
En diversos blogs, nos hemos referido a la alarma en USA por el aumento del consumo de opiodes y opiáceos, para dolores que podrían tratarse con otros analgésicos menos potentes. Son medicamentos que debieran prescribirse en casos de extremo dolor, reservando su uso al cáncer avanzado.

Son fármacos que producen hábito, y cuando se retiran, producen síndrome de abstinencia. Además de efectos muy nocivos, a largo plazo.

Un trabajo reciente demuestra que el tratamiento con opioides para el dolor de la osteoartritis de rodilla, concretamente el «tramadol» y «oxicodona», no resuelve el problema. Además de ser más caro para el sistema de salud, que realizar precozmente una artoplasia. (Operación quirúrgica) .
En JAMA, acaban de publicar una alerta, sobre el tratamiento con opioides de acción prolongada (OAP). Su consecuencia es: un aumento de la mortalidad en los pacientes tratados.
El estudio retrospectivo se realizó con pacientes atendidos entre los años 1999 y 2012. Se revisaron las muertes, en pacientes que se les habían prescrito opioides de acción prolongada, en relación con otros pacientes, que habían recibido tratamientos alternativos. Los de acción prolongada, tuvieron un 90% más de fallecimientos fuera del hospital. Un 72% lo fue por causas no relacionadas con sobredosis intencionadas. Hubo un 65% más de muertes por causas cardiovasculares, muchas relacionadas con los problemas respiratorios durante el sueño ocasionados por estos fármacos.
Es por ello que en las asociaciones de farmacéuticos de USA, ponen énfasis en el estricto control que debe mantenerse con los pacientes tratados con opioides.

Las asociaciones profesionales de farmacéutuicos de USA hacen un llamamiento a sus afiliados –que son los que los dispensan- para que se involucren también en su asesoramiento y control.

En el metabolismo de la mayoría de estos medicamentos, pueden intervenir las enzimas CYP2D6, CYP3A4 y CYP2B6, con muchos polimorfismos en sus respectivos genes, que pueden dar fenotipos EM, IM y PM para el CYP3A4 y CYP2B6 y también UM en el CYP2D6.
Los fenotipos PM (Metabolizador Pobre) van a producir un aumento en la concentración plasmática del fármaco, con posibles efectos graves por sobredosis, por paro cardíaco o respiratorio. Por tanto la elección del fármaco a prescribir debe hacerse previo conocimiento del fenotipo Farmacogenético del paciente. Se debe seleccionar el medicamento en el que el paciente no sea PM ni UM (Metabolizador Ultrarápido)
Si el paciente es IM (Metabolizador Intermedio) se deberá reducir la dosis habitual. Ya que si debido a su fenotipo, el paciente recibe más dosis de la prevista, además de más de causarle mayor toxicidad, le ocasionará más efectos de adicción y un síndrome de abstinencia mucho más agudo.
Recordar lo dijo Hipócrates cientos de años atrás “Primum non nocere”, que se refiere al deber de los médicos de no causar daño, o lo que es lo mismo a “la obligación de prevenir el daño o el mal”.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Adherencia a los medicamentos en España

24 de noviembre de 2017

En España sólo el 50% de los pacientes crónicos, cumplen los tratamientos prescritos por los profesionales sanitarios. La falta de adherencia, se ha asociado a una disminución de la calidad y de la esperanza de vida. Origina un peor control de la enfermedad, e incrementa sus complicaciones. Además repercute en un aumento de las consultas, hospitalizaciones y pruebas complementarias, con el consiguiente incremento del gasto sanitario. Principalmente este hecho se asocia al nivel social, educación, falta de apoyo familiar y problemas psicológicos. Destacando que los efectos adversos provocados por una inadecuada  medicación, en muchos casos son la causa.

clopidogrel-genes-omeprazol-600x350-5126791

Clopidogrel-Genes-Omeprazol

17 de enero de 2020

Escribo sobre un tema, ya repetido en diversos blogs, porque me apena que todavía se repita una inadecuada prescripción, con los consecuentes perjuicios que puede causar a los pacientes. Y me empuja repetir este tema, por una reciente consulta de una paciente, que llevaba implantado un stent. Tomaba clopidogrel, y por segunda vez debían intervenirla, […]

hepatitis_c_sofosbuvir_y_genotipo_paciente-3546870

Hepatitis C, Sofosbuvir® y genotipo del paciente

2 de diciembre de 2014

Después de mucho esfuerzos de agrupaciones de consumidores y estamento médico, la Administración ha aceptado, desde el 1 de noviembre de este año, el Sofosbuvir® en la lista de medicamentos financiados por el sistema sanitario para el tratamiento de la hepatitis C. Se consigue la curación total en el 90% de los casos.

antidepresivos_y_riesgo_de_fracturas-7326857

Antidepresivos y riesgo de fracturas en la menopausia

14 de julio de 2015

En ocasiones, en la menopausia para aminorar sus molestos efectos iniciales, se prescribe algún antidepresivo. A las mujeres que se les deba administrar antidepresivos, no deben ser del grupo de los SSRI como: fluoxetina, paroxetina, sertralina, fluvoxamina, citaloproam y escitalopram, debido a un significativo aumento del riesgo de osteoporosis.