Oxitocina, parto y depresión

15 de febrero de 2018

oxitocina-parto-y-depresion-600x315-1428687

oxitocina-parto-y-depresion-600x315-1428687
La oxitocina (del griego “oxys” (rápido) y “tokos» (nacimiento). Es una hormona producida por los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo, que se libera a la circulación a través de la neurohipófisis.​

Ejerce funciones como neuromodulador del sistema nervioso central. Es la hormona que modula los comportamientos sociales, patrones sexuales y la conducta parental.

En las mujeres, durante el parto, esta hormona se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix y la vagina, así como en la eyección de la leche materna, en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé.
En ocasiones, cuando las contracciones naturales del parto no son suficientes para provocar la dilatación del útero, se recurre a la oxitocina sintética, para acelerar o inducir el parto.
Acaba de publicarse un trabajo realizado por investigadores del Massachusetts Memorial Health Care, que han encontrado que la administración de oxitocina para acelerar o inducir el parto, se asocia a más riesgo de ansiedad y síndromes depresivos en la mujer, durante el primer año después del parto.
Revisaron las historias clínicas de los nacimientos en dicho hospital, desde 2005 al 2014. Compararon las prescripciones de fármacos antidepresivos y/o ansiolíticos entre las 9.684 mujeres que en un parto habían recibido oxitocina y las 37.048 que no la precisaron.
Entre los grupos de mujeres que ya habían tenido algún proceso depresivo, el riesgo aumentó un 36% (OR = 1,36) y las que nunca habían tenido ningún problema de depresión, aumento un 32% (OR = 1,32).

Esto no quiere decir que se deba restringir la administración de oxitocina cuando sea necesaria en un parto, sino que debe tenerse en cuenta para adoptar algunas medidas preventivas postparto, con el fin de evitar una depresión, o su detección precoz.

Respecto a las mujeres con depresión, es muy importante tratarlas siempre, pero especialmente si están embarazadas, pues influye en el desarrollo cerebral de sus hijos. Hay muchos trabajos que lo corroboran. Cito dos por su objetividad y base científica:
1. Estudio realizado en Edimburgo, siguieron a 52 mujeres depresivas después del parto durante 3 meses, y realizaron un estudio de estructura cerebral, mediante técnicas de PET, a sus hijos a los 3 y 5 años.
Los hijos de mujeres con depresión, en el segundo trimestre de embarazo, su score de depresión, se asoció de forma negativa con la delgadez de la capa cerebral cortical, en el frontal inferior, temporal medio y alteraciones en la sustancia blanca. Estos niños tuvieron más problemas de integración de la etapa preescolar.
2. Resultados similares en mujeres con depresión durante el embarazo, se encontraron en un estudio realizado en Dinamarca.

He citado dos publicaciones basadas, no solo en la evaluación conductual de los niños, sino también con datos de PET cerebrales. Hay muchos más trabajos que confirman estos datos.

Por tanto y como conclusión: se debe tratar la depresión en las embarazadas. Pero la depresión es una de las patologías con más fracasos terapéuticos, del orden del 50%. Además, para tratar a una embarazada, en primer lugar hay que descartar los fármacos que sean teratógenos.
En segundo lugar, se debe escoger los fármacos más adecuados según la clínica de la paciente. Es muy importante tener en cuenta sus variantes genéticas. Es decir, al seleccionar el fármaco a prescribir, se debe verificar previamente si es correcto farmacogenéticamente. Sin olvidar revisar las posibles interacciones, con el conjunto de la medicación que toma la paciente.

Está demostrado, que aplicar la Farmacogenética en los trastornos psiquiátricos, mejora casi un 50% la respuesta positiva del paciente.

Primun non nocere
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4).
Member of the Pharmacogenomics Research Network.
Member of the International Society of Pharmacogenomics and Outcomes Research
International Delegate of the World Society of Anti-Aging Medicine.
Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

plantilla_blog_03-600x315-3182768

Farmacogenética en anestesia y postoperatorio

9 de julio de 2020

Antes de una intervención quirúrgica, el anestesista hace una serie de preguntas al paciente, con el fin de evaluar posibles riesgos, en función del nivel de complejidad de la intervención. El cirujano solicita también, un análisis de sangre, radiografía de tórax y un electrocardiograma. Este protocolo es similar al que ya se hacía en el […]

resultados-clinicos-de-aplicar-la-farmacogenetica_fb-600x315-6785361

Aplicar o no la Farmacogenética

2 de marzo de 2017

La Farmacogenética es la base para una medicación personalizada, que ya debiera practicarse de forma habitual. Su correcta aplicación evita reacciones adversas por reacciones tóxicas de los medicamentos, o fracasos terapéuticos que no solucionan o alargan innecesariamente patologías. Numerosas publicaciones lo demuestran. El pequeño gasto que supone su aplicación, se amortiza por la reducción de ingresos hospitalarios, reducción de visitas innecesarias y una disminución del gasto en medicamentos.

plantilla_blog-6-600x315-5776820

Antiepilépticos y embarazo

31 de julio de 2019

Se acaba de publicar en Francia la puesta al día de las recomendaciones del tratamiento con fármacos antiepilépticos en mujeres embarazadas. Antiépileptiques au cours de la grossesse : Etat actuel des connaissances sur le risque de malformations et de troubles neuro-développementaux .(Agence nationale de sécurité du médicament et des produits de santé). ANSM Las convulsiones […]

dabigatran_y_probabilidad_de_hemorragias-6834391

Dabigatran y probabilidad de hemorragias

12 de junio de 2014

Dentro del grupo terapéutico llamado “Nuevos Anticoagulantes” está el Dabigatran (Pradaxa®) del que últimamente se conocen numerosos estudios. Desde hace años, clásicamente, los anticoagulantes más utilizados son los antivitamina K, el Acenocumarol (Sintrom®) y la Warfarina.