Precaución con el paracetamol

30 de enero de 2014

precaucion_con_el_paracetamol-9987717

precaucion_con_el_paracetamol-9987717

 El Paracetamol (Acetaminofeno) es uno de los analgésicos más utilizados. Su eficacia está demostrada por los muchos años de experiencia por lo que es un excelente fármaco. Sin embargo puede tener efectos adversos importantes y es por ello que reportamos una recomendación de la FDA-USA del día 14 de Enero del 2014, que insiste sobre una comunicación similar que ya hizo el año 2009.
 “La FDA recomienda a los profesionales sanitarios que dejen de prescribir y de dispensar combinaciones de medicamentos que tengan más de 325 mg de acetaminofeno, con el fin de proteger a los consumidores”.
Se dirige a los profesionales sanitarios que prescriben (médicos) y a los que dispensan (farmacéuticos). El efecto adverso más frecuente es el fallo hepático por toxicidad. La FDA advierte que muchos medicamentos llevan acetaminofeno a dosis de 500-650 mg la dosis, y que no se debería sobrepasar los 350 mg. indicando que ya es una dosis eficaz. En USA aproximadamente la mitad de los laboratorios cumplen esta recomendación, como consecuencia del aviso que ya la FDA hizo en el año 2009.
Datos de USA, tomados a lo largo de nueve años, indican que cada año hay 56.00 ingresos en urgencias, 26.000 hospitalizaciones y 458 muertes por toxicidad debida al paracetamol. Dividan por 7 y tendrán los datos probables en España.
La toxicidad del paracetamol se debe a que si bien el 90% de la dosis se elimina por el riñón por un mecanismo llamado de conjugación, un 5-10% lo hace a través de la enzima CYP2E1 (cuya actividad depende del gen CYP2E1). Hay personas con alteraciones en sus polimorfismos genéticos, que lo transforma en NAPQI, que es muy tóxico para el hígado, producto que normalmente se elimina por conjugación con el glutatión, pero la disponibilidad de glutatión es baja y si se agota (debido a un exceso de paracetamol o por una dieta pobre en alimentos que contengan glutatión) se acumula en el hígado causando los efectos de su alta toxicidad.
Se debe alertar que el alcohol y el fumar, estimulan la enzima CYP2E1 por lo que si se fuma o se toman bebidas alcohólicas se producirá más compuesto tóxico. Por lo tanto no se debe fumar y beber alcohol si se toma paracetamol, y mucho más exigente debe ser esta recomendación, si se toman más de 325 mg al día.

En el caso de un tratamiento crónico de paracetamol, podría ser recomendable tomar suplementos de glutatión o N-Acetil-cisteína, que regenera el glutatión oxidado, como preventivo de intoxicación hepática. Y tener en cuenta que hay muchas interacciones entre los diferentes fármacos, debiéndose contemplar el conjunto de toda la medicación junto con los genes de cada paciente.
La Farmacogenética asociada al software g-Nomic de EUGENOMIC®, son una herramienta moderna y eficaz de prevenir y evitar acciones tóxicas.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

 

Artículos relacionados

novedades-alzheimer-600x315-2282918

Novedades sobre el Alzheimer

11 de octubre de 2018

En España más de 1,5 millones de personas sufren Alzheimer, por este motivo se están realizando muchos estudios acerca de la prevención de esta enfermedad. La Genómica va aportando datos sobre el riesgo de padecer Alzheimer. Principalmente se encuentran polimorfismos genéticos de riesgo, en particular en los casos de aparición temprana. Uno de los marcadores más significativos, es que en los portadores del genotipo Apoe4/Apoe4, su riesgo de Alzheimer disminuye mucho, si lo más precozmente posible hacen una dieta muy rica en proteínas y determinados nutrientes.

es-saludable-tatuarse-600x315-5703195

¿Es saludable tatuarse?

13 de octubre de 2017

Una de las modas emergentes de estos últimos años es la de tatuarse. Se ha demostrado que los metales de los pigmentos de los tatuajes, llegan desde la piel a los nódulos linfáticos, lo que origina un alto riesgo de alergia a metales, infecciones y también de cáncer, aun cuando pueden transcurrir décadas, hasta que se desencadene la enfermedad. Conviene advertir a pediatras, padres y educadores de jóvenes y adolescentes, de estos posibles riesgos, que pueden ser la causa de numerosas y graves consecuencias, en particular en personas supertatuadas.

infarto-de-miocardio-y-aines-600x315-1450235

Infarto de miocardio y AINEs

21 de septiembre de 2017

El British Medical Journal ha publicado un importante meta-análisis, que relaciona el consumo de AINEs (ibuprofeno, ketoprofeno, naproxeno, celecoxib, indometacina, aspirina, etc) con el infarto de miocardio. Se concluye que dosis altas de AINEs influyen más en el riesgo de infarto, que la duración del tratamiento. Al mismo tiempo conviene recordar que los AINEs provocan muchas interacciones. Por lo que antes de adminstrarlos se debiera revisar, las posibles interacciones con los otros medicamentos que el paciente esté tomando, ya que incluso dosis habituales, a determinados pacientes que tengan alguna variante genética, puede provocarles un efecto de sobredosis.

metformina-interfiere-vitamina-b12-600x315-7428752

Metformina y Vitamina B12

20 de julio de 2017

Actualmente el fármaco más prescrito para el tratamiento de la diabetes es la metformina. Sin embargo, diversas publicaciones afirman, que los diabéticos tratados con metformina a largo plazo, tienen más incidencia de trastornos cognitivos, como pueden ser entre otros muchos, pérdida de la memoria, de atención, o la orientación. Esto puede ser debido, a que la metformina interfiere en la absorción de la vitamina B12. Por otro lado se sabe, que la deficiencia de vitamina B12, es causa de trastornos cognitivos. Por este motivo es recomendable al prescribir metformina, administrar también vitamina B12, a la dosis necesaria para mantener al paciente dentro del intervalo medio-alto de normalidad.