Síndrome de ”burnout” en la clase médica

6 de marzo de 2015

sc3adndrome_de_burnout_en_la_clase_mc3a9dica-4146768

sc3adndrome_de_burnout_en_la_clase_mc3a9dica-4146768
El síndrome de ”burnout”, también denominado síndrome del “quemado”, o síndrome de desgaste profesional, es un padecimiento que consiste en una respuesta patológica del organismo al estrés crónico, ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye entre otros síntomas, fatiga crónica, depresión e incluso intenciones suicidas en casos extremos no tratados.
Entro en el tema, debido a que este fin de semana un médico de un municipio vecino al mío, se ha tirado a la vía, cuando un tren de cercanías pasaba, con las consecuencias de esperar. Desconozco la situación personal del fallecido, pero aprovecho el dramático suceso para recordar el tema del burnout en la profesión médica, sometida en muchas ocasiones a un gran estrés, no sólo por sobrecarga de trabajo, sino también en muchas ocasiones, debido a la trascendencia de sus decisiones profesionales, sobre terceras personas.
Precisamente se acaba de publicar un trabajo “Physicians Burnout Report 2015”, y reporta que en USA, el burnout en esta profesión, se sitúa en el 46%, lo que consideramos una barbaridad, que debe hacer reflexionar a los gestores de los sistemas sanitarios tanto públicos como privados. El porcentaje se sitúa desde el 53% en los médicos de cuidados intensivos al 3.66% de los reumatólogos. En otra encuesta se reportaba que el 6.3% de los médicos, tiene al año una intención de suicidio y el 87% asumía que esta situación afecta negativamente a la atención a los pacientes.
Más cercado a nosotros, el Colegio de Médicos de Barcelona ha creado el PAIMM Programa d’Atenció Integral al Metge Malalt»), y la mayoría de los médicos que atiende es precisamente debido a estos problemas.
Recordamos que el estrés crónico, provoca graves problemas para la salud, pues se deprime el sistema inmunitario (más riesgo de procesos infecciosos y de cáncer), aumenta la secreción de interleuquinas inflamatorias, biorritmo del cortisol plano, desequilibrio entre el cortisol y la DHA, resistencia a la insulina (diabetes), estímulo de los receptores beta-adrenérgicos, con la consecuencia de hipertensión y otros muchos desequilibrios biológicos que hacen del estrés crónico, una enfermedad grave, que hay que saber diagnosticar y tratar.
Pero por desgracia el estrés crónico afecta a muchas personas, en estos momentos difíciles, con mucha gente sin trabajo o con trabajo, pero con temor a perderlo, y otras con graves problemas económicos para atender dignamente a las necesidades básicas.
Consejo: Si se vuelve muy sensible a los ruidos, inicia disfunción sexual, tiene síntomas de depresión o de ansiedad, le aparece diarrea o estreñimiento, empieza a fumar o fuma más de lo habitual, tiene dificultades para dormir, se engorda, tiene a veces palpitaciones. Si acumula varios de estos síntomas, un «consejo de amigo»: vaya al médico, es posible que inicie una depresión.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos referenciados:
Farmacogenética en Psiquiatría
Trastornos emocionales y genómica
EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Inhibidores de la agregación de las plaquetas

18 de enero de 2018

Uno de los grupos de medicamentos con efectos más graves, si su prescripción no es correcta, es el grupo de los antiagregantes de las plaquetas. Se prescriben cuando hay riesgo de trombosis y muy especialmente en pacientes a los que se ha implantado un stent. La genética y las interacciones entre todos los fármacos y plantas medicinales que tome el paciente, tienen en este caso una especial relevancia, ya que un exceso de acción farmacológica, puede causar una hemorragia y en defecto, una trombosis.

no-tomar-codeina-durante-la-lactancia_blog-4898774

No tomar codeína durante la lactancia

4 de marzo de 2016

La ANSM (Agence de sécurité du médicament et des produits de santé) ha mandado una circular a obstetras y pediatras del uso de codeína como antitusígeno en pediatría, indicando que no se debe prescribir codeína a mujeres lactantes, al igual que para las embarazadas. Se ha demostrado que la codeína que toma una mujer lactante, también se encuentra en la lecha materna y por tanto, el bebé la ingiere cuando se alimenta, es como si la tomara, con todas sus consecuencias, pudiendo ocasionar efectos de intoxicación morfínica, que pueden ser muy graves en niños y bebés.

alcohol_riesgo_cc3a1ncer_mama-9430547

Alcohol y riesgo de cáncer de mama

30 de abril de 2015

Un consejo a las mujeres jóvenes: no beber más de un vaso de vino al día (o equivalente) a lo largo de la semana, y no vale “la excepción del fin de semana”. Beber mucho los fines de semana es aún peor que un consumo superior habitual.

plantilla_blog-3-600x315-2084303

Diabetes-2 y tratamientos

13 de junio de 2019

Datos de la Fundación Española para la Diabetes, informan que el 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2 (DM2) Lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. De ellos, casi 3 millones están diagnosticados, pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocen padecer la enfermedad. La diabetes tipo 1, es […]