Mayor polimedicación, más interacciones farmacológicas

13 de marzo de 2014

aumenta_la_polimedicacion_ergo_mc3a1s_interacciones-1581935

aumenta_la_polimedicacion_ergo_mc3a1s_interacciones-1581935
El ritmo de vida hace que cada vez tengamos menos tiempo y queramos soluciones efectivas y rápidas para todo. La consecuencia es que a veces sería mejor aquello tan antiguo de “vísteme despacio que tengo prisa”. Tenemos fiebre, pues un antitérmico, tenemos dolor, rápido un analgésico y “fuerte”, pues así seguro que lo remedia y así un largo etcétera de situaciones que a veces, aunque sean síntomas leves, pueden enmascarar un proceso más grave que podría diagnosticarse con más tiempo médico-paciente y evitar quizás algunos fármacos innecesarios detectando la dolencia desde sus inicios. Consecuencia, aumentan los usuarios de medicamentos y sobre todo los polimedicados.
Un reciente trabajo muy demostrativo, realizado por un equipo de médicos de la Clínica Mayo de Rochester, (Zhong W et al. Mayo Clin Proc. 2013; 88(7):697-707), basado en el estudio de 142.377 personas. Resume que un 68% de la población (96.953 personas) toman por lo menos un medicamento, el 51.6% (73.501 personas) toma dos o más medicamentos  y el 21.2% (30.128 personas) más de 5 medicamentos. Siendo los más prescritos los antimicrobianos (17%), antidepresivos (13%), analgésicos opioides (12%), para bajar el colesterol (11%) y vacunas (11%). El apartado de vacunas y antimicrobianos era mayoritariamente para población de menos de 19 años.
Curioso pero real, la mayoría de la medicación para adultos son antidepresivos y analgésicos para el dolor. Los comentarios podrían dar lugar a muchas consideraciones que no pueden formar parte de esta nota.
Los medicamentos no son inocuos, tienen efectos secundarios y entre ellos pueden presentar diversas interacciones, de forma que uno “moleste a otro” de diferentes formas, desde provocar que alguno de ellos no tenga actividad (fallo terapéutico) o que no se elimine y se acumule (ocasionado efectos tóxicos), por lo que es conveniente cerciorarse de que la medicación administrada es compatible y no causará efectos adversos.
Es cierto que en los folletos de cada medicamento informan de posibles interacciones, pero la cita es tan larga, que en general es imposible recordar a la vez que predecir todos los riesgos y más todavía, cuando se trata de un conjunto de diferentes fármacos, motivo por lo que el médico se basa en su protocolo y rutina habitual y el paciente si los lee, la mayoría de las veces no le da más importancia, salvo alguna preocupación.
Una vez más aconsejamos consultar previamente, antes de administrar, bases de datos sobre las interacciones de medicamentos. Por este motivo en EUGENOMIC® hemos desarrollado unas aplicaciones para la web www.eugenomic.com desde donde se puede acceder y averiguar de forma rápida y sencilla las posibles interacciones cruzadas entre todos los medicamentos que una persona toma, considerando además otros productos de consumo que sin ser medicamentos también pueden interferir, como son algunas plantas medicinales, infusiones, complementos alimenticios, fumar, etc. informa a su vez, si puede existir alguna interacción debida a los genes del paciente. Acordémonos de la Farmacogenética y apliquémosla debidamente, ahorraremos muchos trastornos evitables.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:
La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Farmacogenética
Crean software genético para prescribir medicamentos sin reacciones adversas

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

  • Test genético de Detoxificación hepática: DETOXgenes
  • Test genético de farmacogenética global: GLOBALpgx

Artículos relacionados

tamoxifeno_riesgo_trombosis-2455175

Tamoxifeno puede aumentar el riesgo de trombosis

5 de junio de 2014

El tamoxifeno es uno de los fármacos más utilizados para el tratamiento del cáncer de mama. Es conocido, y los hemos ya expuesto anteriormente en diversos artículos de nuestro blog, que el tratamiento con anticonceptivos orales y el tratamiento hormonal en la menopausia, aumentan el riesgo de trombosis en mujeres con determinados polimorfismos genéticos.

plantilla_blog-5-600x315-5891671

Más sobre el tratamiento hormonal en la menopausia

26 de junio de 2019

Considero que pueden ser de interés, las nuevas recomendaciones recientemente publicadas sobre este tema. El tratamiento hormonal de reemplazo (THR) en la menopausia, sigue estando recomendado por todas las guías de las sociedades científicas de Ginecología. Pero lo increíble, es que todavía en España haya Ginecólogos reacios a recomendarla. Posiblemente se deba a que algunas […]

resistencia-antibioticos-600x315-3619413

Resistencia y uso indebido de antibióticos

27 de abril de 2017

Se abusa al prescribir antibióticos para procesos que no los requieren, y lo que es peor, al mejorar muy rápidamente el paciente se discontinúa el tratamiento en etapas demasiado precoces. La resistencia a los antibióticos es hoy una de las mayores amenazas para la salud mundial. Por tal motivo la FDA ha propuesto que ante cualquier infección bacteriana, antes de prescribir antibióticos se realice el test: procalcitonina, si es baja, no se deberán prescribir antibióticos, pues no harán efecto, y se facilitan resistencias.

riesgo-infarto-fumadores-jovenes-fb-600x315-8321229

Riesgo de infarto en fumadores jóvenes

19 de enero de 2017

  Fumar influye de forma evidente en el riesgo de infarto de miocardio, especialmente en personas de menos de 50 años. Pero desgraciadamente cuando se habla con fumadores y se les indica el aumento de sus riesgos, con frecuencia responden: “ya lo se”, “estoy cansada/o del mismo rollo”, o a lo sumo, “total, por lo poco que fumo…”Pero el problema es que también fumar poco, es malo. Según un estudio publicado en la revista JAMA, en enero de este año 2017, concluye que los fumadores de un cigarrillo al día, tienen un riesgo relativo de un 64% más de sufrir un cáncer de pulmón o de mortalidad, respecto a los que no han fumado nunca.