Reemplazo hormonal en la menopausia

2 de agosto de 2017

tratamiento-reemplazo-hormonal-600x315-1026109

tratamiento-reemplazo-hormonal-600x315-1026109
En varias ocasiones ya hemos escrito sobre la conveniencia de instaurar un tratamiento hormonal de reemplazo (THR) en la menopausia. Las ventajas, además de que evita los síntomas neurovegetativos como: sofocos, sudoración, ansiedad o depresión. Hay otras ventajas que aunque menos evidentes, son muy importantes. Como: menor riesgo de osteoporosis y por tanto menos fracturas y disminución del riesgo de Alzheimer. También, menor riesgo cardiovascular y menor riesgo de cáncer de colon. Sin embargo, hay más riesgo de trombosis y de cáncer de mama.
Cuando se presenta la menopausia, muchos Ginecólogos españoles suelen evadir su recomendación. Ante la falta de información o ambigüedad de sus planteamientos, muchas mujeres no efectúan dicho tratamiento.

Actualmente se puede conocer, previamente al tratamiento (THR), los posibles riesgos individuales de cada mujer, si tiene o no riesgo de sufrir una trombosis o un cáncer de mama.

Este limitado riesgo, se presenta escasamente a un 10% de las mujeres, pero al 90% restante, esto es la mayoría, si no lo hacen es por falta de un adecuado asesoramiento.
Acaba de publicarse el posicionamiento sobre el THR de la NAMS (The North American Menopause Society), que actualiza su posicionamiento del año 2012.The 2017 hormone therapy position statement of The North American Menopause Society”.
Aportan criterios tan claros y didácticos como:
“El concepto de la menor dosis para el menor tiempo, es inadecuado y también perjudicial para la mujer”.

«Más conveniente es: dosis, duración, régimen y vía de administración, apropiados».

Además de la situación en una menopausia normal, la guía da recomendaciones para casos concretos, como para mujeres a las que se les ha extirpado el útero o los ovarios, o mujeres con cáncer de mama BRCA1 positivo, entre otros. 
La guía también concreta, basándose en trabajos recientes, que los beneficios de un menor riesgo cardiovascular se dan, sólo si el tratamiento se inicia precozmente y no se obtienen si se inicia más tarde de los 10 años después de la aparición de la menopausia. Es decir, se recomienda iniciarlo, lo antes posible.
En cuanto a la duración no ponen límites, indican que para mayor seguridad, si se planifican tratamientos largos (hay ya experiencias de más de 15 años), se den dosis bajas y mejor en aplicación transdérmica que evita el paso por el hígado.
El progestágeno es muy beneficioso, pero incrementa el riesgo de cáncer de mama (hay que valorar su inclusión dependiendo del riesgo individual). En cambio los estrógenos solos tienen menos efecto general y casi no aumentan el riesgo de cáncer de mama, pero aumentan el de endometrio, por lo que si se dan solos, se aconseja adminstralos junto con un modulador selectivo de los receptores de estrógenos, para evitar este riesgo.

La forma de conocer los riesgos que cada mujer tiene si hace THR, es en función de su Genómica.

El pasado Junio, en el Congreso de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), presenté el tema “Genómica y riesgo de cáncer de mama esporádico y con tratamiento hormonal en la menopausia”. Un estudio Genómico informa los riesgos a nivel individual de padecer una trombosis o cáncer de mama si se hace THR. Estamos en el siglo XXI, se ha descodificado el genoma humano y ya somos capaces de aplicar estos conocimientos en casos como éste. No sigamos con tópicos antiguos y apliquemos lo que ya sabemos hoy, en beneficio de las pacientes cuando les llega la menopausia.

Debiera tenerse en cuenta, que al dejar de recomendar el tratamiento de reemplazo (TRH), se priva a las mujeres de los muchos beneficios que aporta para su salud y calidad de vida, presente y futura.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Video relacionado:

Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
IMAGEN: Creativeart /Freepik
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

reflujo-gastro-esofagico-dieta-mediterranea-600x315-6457990

Reflujo gastro-esofágico y dieta mediterránea

1 de diciembre de 2017

Enfermedad por reflujo gastroesofágico es una afección muy frecuente, en la que los contenidos estomacales deglutidos, retornan desde el estómago hacia el esófago. Esto puede ser causa de acidez gástrica, ardor, disfagia e incluso disfonía, entre otros síntomas.Suele tratarse inicialmente esta afección con IBPs (omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, etc.) Sin embargo un reciente estudio, ha constatado que aplicar una dieta mediterránea y beber habitualmente agua alcalina (pH superior a 8), tiene mejores efectos que tomar IBPs.

buena_noticia_para_los_diabeticos-6358920

FDA aprueba insulina de acción rápida en spray nasal

10 de julio de 2014

Un 10% de la población tiene diabetes tipo II y un 0.2-0.3% diabetes tipo I en España. La diabetes tipo I, es la congénita o infantil y requerirá siempre tratamiento con insulina y la tipo II es la adquirida, debida a la interacción de factores genéticos y hábitos de vida.

18_06_plantilla_blog_02-600x315-8686087

Riesgo cáncer de colon

19 de junio de 2020

Según datos del 2020, de la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer de colon es la segunda causa de muerte, siendo el más frecuente, sumando ambos sexos, el de colon-recto. Desde hace tiempo, se van implementando pautas de diagnóstico precoz. Con ello se consigue detectarlos en etapas tempranas de su evolución, lo que permite […]

ajustar_la_dosis_inicial_del_sintrom-4807498

Ajustar la dosis inicial del Sintrom®

7 de enero de 2015

La FDA en el folleto de la warfarina, el más utilizado en USA pero equivalente en todos los aspectos de metabolismo al acenocumarol (Sintrom®), explica de forma muy detallada los motivos para realizar el estudio de polimorfismos de los genes CYP2C9 y VKORC1 para personalizar la dosis, con el fin de evitar las hemorragias que suelen ser frecuentes en los primeros seis meses de iniciar el tratamiento, precisamente por no ajustar la dosis con criterios farmacogenéticos.