El reino unido autoriza el tamoxifeno para prevenir el cáncer de mama

7 de marzo de 2013

El Tamoxifeno es el tratamiento de elección para tratar el cáncer de mama positivo a los receptores de estrógenos, que suponen algo más del 50% de todos los casos. Hace años que la EMA (European Medicines Agency) lo autorizó con fines preventivos, pero hasta ahora ningún país lo había autorizado oficialmente con fines preventivos en casos de alto riesgo. Quizás siguiendo la onda del impacto mediático que ha tenido la decisión de Angelina Jolie, en Inglaterra el NICE (National Institute for Health and Care Excellence) lo ha autorizado para uso preventivo. Obviamente ha de ser para mujeres de alto riesgo-casi reducidas a las portadores del gen BRCA1/BRCA2– puesto que dicho tratamiento, utilizado de por vida, puede aumentar el riesgo de tumores de endometrio y de trombosis.En España, aunque no esté expresamente autorizado este uso, dado que el fármaco ya es genérico y por tanto de precio asequible, se utiliza en algunos casos con fines preventivos, puesto que como hemos comentado la EMA ya ha dado su visto bueno.Conviene RECORDAR que el Tamoxifeno es un pro-fármaco, que se convierte en Endoxifeno –la molécula activa- por acción de la enzima hepática citocromo CYP2D6 y que un 10% de la población es homozigote para variantes genéticas del gen CYP2D6 que hacen que no haya actividad de la enzima codificada CYP2D6. Estas mujeres no transformarán el Tamoxifeno en Endoxifeno, por lo tanto no habrá acción preventiva del cáncer de mama y por el contrario si habrá mayor riesgo de tumores de endometrio y trombosis.

Por lo tanto, al igual que en el caso de un cáncer de mama, para un tratamiento preventivo con Tamoxifeno es imprescindible estudiar los polimorfismos del gen CYP2D6. Será útil además estudiar el riesgo genético a la trombosis. También se deberán revisar las posibles interacciones con otros medicamentos, pues aun en mujeres con la enzima activa, una comedicación con fármacos que sean inhibidores potentes del CYP2D6, anularán el efecto del Tamoxifeno. Así, algunos fármacos utilizados para prevenir la sintomatología de la menopausia, como la Paroxetina o Fluoxetina, son inhibidores potentes del CYP2D6 y bloquean la transformación de Tamoxifeno en su forma activa Endoxifeno.
Consulte su médico.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Tests genéticos de interés

  • Test genético para la detección de riesgo del cáncer de mama y trombosis: ESTROgenes
  • Test genético de cáncer de mama esporádico: SPORADICgenes
  • Test genético de farmacogenética del tratamiento del cáncer de mama: ONCOMAMApgx

Artículos relacionados

obesidad-y-asma-en-mujeres-blog-8788312

Obesidad y asma en mujeres

6 de mayo de 2016

Las mujeres obesas, tienen el doble de riesgo de padecer asma en relación a las no obesas, y a las mujeres asmáticas –obesas o no- la exposición a la polución durante el embarazo, puede ser causa de partos prematuros.

farma-galicia-9425509

Campaña de los Farmacéuticos de Galicia

3 de mayo de 2013

El farmacéutico, como profesional de la salud y especialmente profesional del medicamento debiera implicarse en tareas de prevención de la salud y seguimiento de los pacientes.  

plantilla_blog_28_02_20-600x315-6020991

Beneficios del tratamiento de la depresión

2 de marzo de 2020

Según datos de la OMS de enero de 2020, la depresión es uno de los problemas más importantes de salud y destaca los siguientes puntos: – La depresión es un trastorno mental frecuente. – Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. – Es la principal causa mundial de […]

la_ema_se_pronuncia_sobre_testosterona-1278093

La EMA se pronuncia sobre la prescripción de Testosterona

16 de enero de 2015

La EMA afirma que no hay evidencias de incremento de riesgo cardiovascular con tratamiento con testosterona, y hace una serie de consideraciones de que tiene que administrarse bajo un estricto control médico, en situaciones clínicas definidas y con un estricto control de niveles.