Cálculo del riesgo cardiovascular

23 de mayo de 2014

calculo_del_riesgo_cardiovascular-7994855

calculo_del_riesgo_cardiovascular-7994855
La mayor mortalidad y morbilidad de los países desarrollados radica en la patología cardiovascular. A la hora de plantear medidas preventivas cambiando hábitos de vida y /o complementado con tratamiento farmacológico, surge la duda de qué hacer, ¿ser o no ser “agresivo”, para evitar males en el futuro?
Preocupados por facilitar esta decisión, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido, ha actualizado a inicios del 2014, su algoritmo para predecir el riesgo cardiovascular dentro de los próximos 10 años. Una de las decisiones más inmediatas es por ejemplo, si se debe tratar o no preventivamente un paciente con estatinas.
El algoritmo contempla los datos de edad, peso, talla, etnicidad, diabetes, fumador, presión sistólica, cociente colesterol total/colesterol HDL y otros datos de fácil conocimiento y respuesta. Con dichos datos, calculan el porcentaje de riesgo a tener un proceso cardiovascular en los próximos 10 años, lo que permite al médico recomendar unas medidas preventivas más o menos estrictas, con o sin apoyo farmacológico, así como periodicidad de las revisiones preventivas.
Hay un link que amplía conocimientos sobre la aplicación práctica del algoritmo. Se puede acceder a través de: http://www.qrisk.org/index.php
Conocer este riesgo es válido para la población general, pero gracias a la medicina genómica podemos conocer con mayor exactitud los riesgos a sufrir una patología cardiovascular, de forma individual según los genes de cada paciente.
Es también de especial interés conocer el riesgo de trombosis, que afecta esencialmente a personas que tienen determinados polimorfismos (10% de la población), probabilidad que se acentúa en el caso de mujeres que toman anticonceptivos orales, hacen tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia o se tratan con tamoxifeno para un cáncer de mama.
También mediante un estudio genómico, se puede conocer el riesgo de hipertensión, como se metabolizan las grasas, riesgo de microtrombosis, estrés oxidativo e inflamación, lo que permite además de adoptar las medidas de tipo general, establecer unos hábitos de vida y en su caso, un tratamiento preventivo personalizado, teniendo en cuenta las alteraciones genómicas individuales de cada paciente.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

plantilla_blog-5-600x315-8133748

Guías de la OMS para tratamiento de dolor

9 de abril de 2019

La OMS (Organización Mundial de la Salud) acaba de publicar las guías para el tratamiento del dolor en el cáncer. Aunque especialmente van dirigidas a los pacientes con cáncer, en líneas generales son aplicables al tratamiento del dolor. Por su gran extensión, solo señalo unos breves comentarios conceptuales muy generales. En el tratamiento del dolor […]

obesidad-segunda-causa-de-muerte-fb-600x315-3633410

Obesidad segunda causa muerte prematura

9 de septiembre de 2016

La obesidad es responsable de una de cada siete muertes prematuras. Sin embargo las personas que están “un poco llenitas” tienen más longevidad incluso que las de peso convencional. Debe tenerse en cuenta que no todas las dietas sirven igual para todos. Hay alteraciones genéticas que orientan hacia cuál es la alimentación más eficaz para mantener un peso adecuado.

antidiabeticos-riesgo-cardiaco-600x315-8771849

Antidiabéticos y riesgo cardíaco

8 de junio de 2017

El 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. El tratamiento de elección más habitualmente prescrito a las personas diabéticas, es la metformina. Pero este fármaco no siempre es bien tolerado. A casi un 20% de personas les produce diarrea, o es insuficiente su efecto. En estos casos se recomienda añadir otro medicamento, hasta conseguir en unos tres meses, unos niveles adecuados de Hemoglobina glicosilada. Pero los diabéticos que tienen alguna afección cardíaca, cuando no toleran la metformina, pueden necesitar otro fármaco adicional. Según dos importantes trabajos publicados recientemente, el fármaco de elección que aconsejan prescribir es un inhibidor de la SGLT-2. Tenerlo en cuenta, puede evitar muchos ingresos a urgencias e incluso muertes, debidas a problemas cardíacos.

antidiarreicos-y-aritmias-fb-600x278-5188361

Antidiarréicos y arritmias

8 de julio de 2016

Uno de los principios activos más utilizados para cortar diarreas importantes es la loperamida (Fortasec® , Imodium®, etc). La FDA (USA) acaba de enviar una seria advertencia sobre problemas cardíacos que puede ocasionar el abuso o uso inadecuado de este medicamento...