Estudio reciente cuestiona el papel de la serotonina en la depresión

Un trabajo reciente muy bien elaborado cuestiona el papel de la serotonina en la etiología de la depresión. Los trabajos que cuestionan o ponen en duda conceptos que se dan a lo largo de los años por válidos, son siempre bienvenidos pues a veces ayudan veces a la revolución de los tópicos y de las ideas. Descartes ya nos lo propuso como método de trabajo.

1 de agosto de 2022

Farmacogenética en tratamientos psiquiátricos-Eugenomic1

Teoría de la serotonina en la depresión

Se acaba de publicar en versión online en julio de 2022 una interesante revisión sobre la teoría de la serotonina en la depresión (Moncrieff et al. The serotonin theory of depression: a systematic umbrella review of the evidence. Molecular Psychiatry; https://doi.org/10.1038/s41380-022-01661-0.)

El trabajo está muy bien elaborado y los autores se cuestionan el papel de la serotonina en la etiología de la depresión. Los trabajos que cuestionan o ponen en duda conceptos que se dan a lo largo de los años por válidos, son siempre bienvenidos pues a veces ayudan a la revolución de los tópicos y de las ideas. Descartes ya nos lo propuso como método de trabajo.

He leído el trabajo y reconozco que es complejo y requiere un estudio mucho más profundo que el que he hecho. Sin embargo, quiero puntualizar que de forma firme no se rebate nada, sino que se expone una duda.

Si esto fuera cierto, se debería retirar del mercado todos los fármacos antidepresivos, pues todos ellos actúan con el fin de mantener más tiempo serotonina en la sinapsis. Por ejemplo, los IMAOs (antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos) ralentizan la degradación de la serotonina en la sinapsis, y la paroxetina, fluoxetina, sertralina y similares lo que hacen, de forma selectiva, es inhibir la recaptación de la serotonina, con el fin de mantener más tiempo la serotonina en la sinapsis.

Así se trata farmacológicamente la depresión desde hace décadas. Como se expone en el trabajo puede existir el efecto placebo. De acuerdo que existe, pero hay muchísimos estudios, en los que el efecto clínico del fármaco antidepresivo se estudia con el control de pacientes tratados con placebo. El efecto placebo en psiquiatría, analgesia y otros procesos (obviamente no hay efecto placebo en el tratamiento del cáncer y otras patologías) a veces llega al 20%, pero en psiquiatría el efecto beneficioso clínico con los fármacos citados alcanza el 60-80% lo que avala su utilización y su efecto es precisamente mantener niveles más altos de serotonina en la sinapsis.

Hay también publicaciones que con la técnica de PET (Positron Emission Techonology) estudian imágenes cerebrales en personas sanas y con síndrome depresivo y en éstas están mucho menos marcadas las zonas que corresponden a la actividad de la serotonina y noradrenalina. Es muy demostrativo pues, como vulgarmente se dice, vale más una buena imagen que mil palabras.

Los autores del citado trabajo reconocen la imposibilidad técnica de medir la serotonina en la sinapsis.

La serotonina no puede medirse como tal pues al salir del cerebro se transforma en ácido 5-OH-Indol-Acético que es el que se mide en sangre y orina. Pero la serotonina que se produce en tejidos periféricos es cientos o miles de veces más alta que la que se produce en el cerebro, y no hay forma analítica de separarlas.

Como dicen los autores, quizás en líquido cefalorraquídeo (LCR) se podría tener un reflejo de la serotonina cerebral pero éticamente no se pueden hacer estudios de este tipo con LCR. Sin embargo, si se pudiera hacer, tendríamos niveles de serotonina total en LCR, pero me pregunto ¿reflejaría la serotonina que permanece en la sinapsis o toda la serotonina que se sintetiza en el cerebro?

Conclusión

Como resumen y conclusión, bienvenidos sean los trabajos que cuestionan conceptos, pero hoy por hoy, debemos mantener los fármacos antidepresivos como complemento a la labor de los psiquiatras, por haberse demostrado de sobra a lo largo de décadas, su acción beneficiosa, y seguir teniendo en cuenta los polimorfismos genéticos que afectan al metabolismo de la serotonina y la Farmacogenética e interacciones de fármacos en el tratamiento farmacológico de la depresión.

Dr. Juan Sabater Tobella
Member of the Pharmacogenomics Research Network
European Specialist in Laboratory Medicine (EC4)
Presidente de Eugenomic.

Artículos relacionados

antidepresivos-y-mala-respuesta-al-tratamiento-600x315-9644492

Antidepresivos y mala respuesta al tratamiento

9 de marzo de 2018

Aproximadamente un 40% de los tratamientos por patologías psiquiátricas no logran una respuesta adecuada. Un reciente estudio demuestra, que si antes de prescribir, se hubiera aplicado correctamente la Farmacogenética, se hubieran tenido mejores resultados clínicos, menos visitas por mala respuesta al fármaco. Se hubiera evitado además el coste de los fármacos no efectivos, conseguido una mayor satisfacción de los pacientes, y un ahorro importante al sistema de salud, muy superior al coste del análisis de los genes relacionados.

Depresión en el embarazo y cerebro del niño

23 de marzo de 2017

Según reciente publicación, en mujeres embarazadas, la depresión en el segundo trimestre, puede tener consecuencias en la estructura cerebral del niño y a su posterior desarrollo. Al prescribir fármacos a embarazadas, es muy importante que la medicación y las dosis sean las adecuadas, para evitarles una posible teratogenia.

plantilla_blog_28_02_20-600x315-6020991

Beneficios del tratamiento de la depresión

2 de marzo de 2020

Según datos de la OMS de enero de 2020, la depresión es uno de los problemas más importantes de salud y destaca los siguientes puntos: – La depresión es un trastorno mental frecuente. – Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. – Es la principal causa mundial de […]

cancer-y-evitar-interacciones-600x315-1524910

Predecir el cáncer y evitar interacciones

21 de junio de 2018

Uno de los avances más importantes de la Medicina de las últimas décadas, ha sido la mejora en los tratamientos del cáncer. Merced a ello, se está consiguiendo una mayor supervivencia de las personas afectadas. Otro gran adelanto se ha conseguido gracias a la Genómica. Actualmente ya podemos conocer, la predicción del índice personalizado de riesgo a determinados tipos de cáncer, mediante estudios de variables genéticas de la persona. La medicina tradicional, se basa en sanar cuando la enfermedad ya se ha instaurado, la Genómica aporta el conocimiento de la prevención de riesgos. Esto es, predecir para prevenir.