Prevención cáncer de seno en mama no extirpada

29 de enero de 2014

prevencion_cancer_de_seno-6725696

prevencion_cancer_de_seno-6725696
En otras aportaciones hemos tratado de la importancia del Tamoxifeno en el tratamiento del cáncer de mama. En los casos de cáncer positivos para el BRCA1 y BRCA2 se tiende a la cirugía. Pero queda el problema de que se hace con la mama no afectada.
Se ha publicado recientemente un interesante trabajo (Philips KA et al (2013) Tamoxifen and risk of contralateral breast cáncer for BRCA1 and BRCA2 mutation carriers. J Clin Oncol (2013); 31(25):3091-9). Estudian 1.583 mujeres con cáncer BRCA1 positivo y 881 con BRCA2 positivo.
De las mujeres que tenían cáncer positivo BRCA1 se tomaron 383 (24%) y de las de que eran BRCA2 se tomaron 454 (52%), a las que les administraron Tamoxifeno como preventivo. Tras un tiempo de observación de los grupos, (equivalente, según datos estadísticos a 20.104 años/personas) evidenciaron que las que habían tomado Tamoxifeno tuvieron menos cáncer contralateral. Las de BRCA1 (un factor del 0.38) y las del BRCA2 (un factor del 0.33), es decir las que tomaron Tamoxifeno tuvieron tres veces menos de reproducción del cáncer, en relación a las que no hicieron tratamiento.
La conclusión es que el Tamoxifeno es efectivo para prevenir el cáncer en la mama no extirpada.
Sin embargo, recordamos que el Tamoxifeno es un profármaco y que precisa de la enzima hepática CY2D6 para transformase en Endoxifeno que es la fármaco activo, y un 10% de las personas tienen polimorfismos en el gen CYP2D6 que codifica dicho enzima que hace que no tenga actividad, por lo que a las mujeres que tienen esta alteración genética, el Tamoxifeno no les hará efecto terapéutico.
Por lo que insistimos en la necesidad de antes de iniciar el tratamiento con Tamoxifeno, hay que asegurarse que tendrá eficacia terapéutica en la paciente, y para ello un simple estudio de los polimorfismos del CYP2D6 será suficiente para conocer con certeza su beneficio.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

 

Artículos relacionados

hiperinfantil-6788424

Nuevo Fármaco: Hiperactividad Infantil y deficit de atención

13 de junio de 2013

Lanzamiento tras la aprobación por la AEMPS del producto EQUASYM® (Metilfenidato-hidrocloruro), indicado para el tratamiento de la TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Es una buena noticia por ser hasta ahora reducido el arsenal terapéutico para este trastorno, tan importante y a tener en cuenta en nuestros niños.

clopidogrel-aspirina-farmacogenetica-fb-600x315-6598899

Clopidogrel con o sin aspirina y alteraciones genéticas

26 de enero de 2017

Las personas que toman clopidogrel más aspirina, y además omeprazol, deben tener en cuenta que el omeprazol inhibe la actuación del clopidogrel y por tanto, si se les retira la aspirina, tendrán un alto riesgo de que el clopidogrel no les haga efecto, y que puedan desarrollar una trombosis. Además si tienen determinadas alteraciones genéticas, podrá no hacerles efecto el clopidogrel, y además de ser un gasto inútil, tendrán también un elevado riesgo de trombosis.La Farmacogenética es una herramienta necesaria. Debiera ser obligatorio analizar posibles alteraciones genéticas antes de prescribir, para evitar muchas reacciones adversas, o fallos terapéuticos, por sus posibles graves consecuencias.

viagra_y_riesgo_de_melanoma-1-3650061

Viagra® y riesgo de melanoma

12 de junio de 2014

La revista The Lancet acaba de publicar un trabajo que relaciona la toma de Sildenafilo (Viagra®) con el riesgo a padecer el cáncer de piel, melanoma, cuyo riesgo puede duplicarse con la ingesta de dicho fármaco.

dac391o-renal-y-omeprazol_blog-4196524

Daño renal, Omeprazol y otros IBPs

17 de marzo de 2016

El uso de inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol u otros similares, utilizados como protectores gástricos, está muy extendido. Un estudio ha evidenciado que los que tomaban estos fármacos tuvieron un 50% más de problemas renales que los que no los tomaban, presentando una disminución del índice de filtración glomerular a niveles patológicos de disfunción renal.