Cáncer de mama esporádico y tamoxifeno

6 de julio de 2017

tamoxifeno-preventivo-5-600x315-8793742

tamoxifeno-preventivo-5-600x315-8793742
El pasado 16 de Junio, en el Congreso de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), presenté el tema; “Genómica y riesgo de cáncer de mama esporádico, y con tratamiento hormonal en la menopausia”.

Según las estadísticas, una de cada 8 mujeres a lo largo de su vida padecerá un cáncer de mama.

Un 5% es de origen genético, principalmente los que afectan a mutaciones en los genes BRCA1/BRCA2). Y un 10% son de origen familiar, en los que el riesgo depende de la coincidencia de mutaciones en varios genes.

Pero, un 85% se debe a casos esporádicos, es decir sin antecedentes familiares.

Para conocer el riesgo relativo de cáncer de mama esporádico, hasta ahora solo se disponía de algoritmos con datos personales como: edad de la menstruación y de la menopausia, nulípara (mujeres que no han dado a luz ningún hijo), o número de hijos, entre otros.
El algoritmo más conocido y utilizado, es el que se conoce como el Gail-Test, que facilita con libre acceso, el National Cancer Institute de USA.
En el congreso de la SEGO presenté los consecuencias prácticas de un estudio GWAS (Genome wide Association Study). Estudiaron 227.876 polimorfismos genéticos en 4.398 mujeres con cáncer de mama, y 4.398 mujeres control. Encontraron 14 polimorfismos que ofrecían un índice que mejoraba mucho la predicción de riesgo del cáncer de mama esporádico.
Posteriormente estos datos han sido confirmados en otros estudios, muy fiables y además, más asequibles. Concluyen que de estos 14 polimorfismos, 7 son los de elección para ser aplicados sistemáticamente en medicina preventiva.

Es decir, un análisis de 7 polimorfismos, permite optimizar la predicción de riesgo de cáncer de mama esporádico, en mujeres.

Los test genómicos, indicadores de riesgo, tienen sentido si hay acciones preventivas asequibles y eficaces, para reducir el riesgo individual.
En caso de riesgo alto de cáncer de mama, lo que procede es adelantar la edad en la que van a realizar mamografías. También es conveniente practicar resonancias. Igualmente se ha aconsejado prescribir de forma preventiva tamoxifeno, a dosis bajas.

El trabajo reportó, que mujeres tratadas preventivamente con tamoxifeno a dosis más bajas de las que se prescriben para tratar cáncer de mama, presentaban efectos molestos, y que por este motivo muchas dejaban el tratamiento.
Ahora se ha publicado un trabajo realizado con 3.823 mujeres, divididas en dos grupos, a uno se les suministró 20 mg al día de tamoxifeno y al otro grupo un comprimido idéntico, pero placebo.
Siguieron su evolución semestralmente durante casi 5 años. Se anotaron los efectos adversos que referían y el número de las que optaron por dejar el tratamiento.
La sorpresa fue que las cifras fueron casi idénticas, en el grupo que tomaba preventivamente tamoxifeno y el que tomaba placebo. La conclusión fue:

Cuando se prescribe tamoxifeno preventivo, en mujeres con riesgo de cáncer de mama esporádico, se debe  aconsejar su conveniencia, exponiendo sus ventajas. Y si hace falta, ofrecer ayuda psicológica para reforzar la adhesión al tratamiento.

Finalmente tener en cuenta, como ya hemos repetido en otros blogs. El tamoxifeno es un profármaco y su forma activa (el endoxifeno) se metaboliza principalmente a través de la enzima del hígado CYP2D6, y en menor cuantía por la enzima CYP3A4.
Pero, un 10% de la población tiene variantes genéticas que les condiciona que no tengan actividad de la enzima CYP2D6, por tanto el tamoxifeno no les hará el efecto. También hay que evitar inhibidores potentes de esta enzima o de la CYP3A4.

Recordar: cuando se prescribe tamoxifeno hay que conocer la genética de la paciente. Y tener en cuenta además, las posibles interacciones que pueden presentarse debidas al conjunto de la medicación administrada.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

estatinas_diabetes_y_perdida_de_memoria-7288636

Estatinas, diabetes y pérdida de memoria

12 de septiembre de 2014

Saber que si se inicia un tratamiento con estatinas y a los pocos meses, se tiene pérdida de memoria inmediata: “¿dónde he dejado las gafas..? No recuerdo donde he dejado las llaves...”, se piense que pueden ser debido a las estatinas.

Transfusiones y nuevos fármacos para tratamiento del cáncer

3 de noviembre de 2016

Recientemente se ha visto que algunos nuevos medicamentos para tratamientos de cáncer, interfieren en las pruebas de compatibilidad en transfusiones. Dichos fármacos, pueden falsear las pruebas de compatibilidad para transfusiones sanguíneas, frecuentes y necesarias en pacientes con cáncer.

taller2-600x315-7257889

Curso Introducción Genómica

30 de septiembre de 2016

Nos es grato invitarle al Curso de Introducción a la Genómica Aplicada, patrocinado por EUGENOMIC, que se realizará en modalidad presencial en Barcelona, Madrid y Zaragoza, los próximos 18, 19 y 20 de octubre. Plazas limitadas.

nuevos-datos-menopausia-600x315-1335402

Nuevos datos sobre la menopausia

13 de diciembre de 2018

Actualmente se ha confirmado, que el Tratamiento Hormonal de Reemplazo (THR), siempre y cuando se inicie dicho tratamiento dentro de los primeros cinco años después de la menopausia, no tan solo desciende el riesgo de cáncer de colon y de osteoporosis, sino también el riesgo cardiovascular. Es además una ayuda para bajar la adiposidad total, especialmente la adiposidad visceral. Por tanto, aporta a las mujeres una mejor salud presente y futura. Sin embargo, recordamos una vez más, que antes de recomendar a una mujer el TRH por sus muchos beneficios demostrados, se debe descartar su posible riesgo de cáncer de mama y/o de trombosis. Riesgo que puede afectar a un 20% de mujeres, pero que es posible conocer, realizando un test genómico apropiado. Y según los resultados obtenidos, muchas podrán igualmente hacer dicho tratamiento, siguiendo las recomendaciones que aporta dicho estudio.