¿Es saludable tatuarse?

13 de octubre de 2017

es-saludable-tatuarse-600x315-5703195

es-saludable-tatuarse-600x315-5703195

Una de las modas emergentes de estos últimos años es la de tatuarse. Cada día con más frecuencia vemos verdaderas “obras de arte” en brazos y piernas de deportistas.

Lo vemos también en la calle, personas con brazos, cuello o piernas tatuados, además de otras partes del cuerpo que no distinguimos. Hace años prácticamente solo se tatuaban los marinos, la típica ancla en el antebrazo u hombro. Yo hice milicias en marina y muchos de mis compañeros se tatuaron algún dibujo marinero.
El tatuaje consiste en grabar en la piel un dibujo a base de tintes de colores que quedan fuertemente impregnados y que para eliminarlos se debe recurrir a técnicas agresivas de láser.
Muchos de estos pigmentos son sales de metales pesados. Los negros, compuestos del carbón pero también óxidos de hierro. El verde, óxido de cromo. El azul, sales de cobalto. El amarillo, óxido de cadmio. El púrpura, sales de manganeso.  El rojo, sulfuro de mercurio y el blanco, sales de titanio, calcio y sílice.  Sin embargo como es sabido, los metales pesados son tóxicos, además pueden desencadenar procesos alérgicos y problemas inmunitarios importantes.

De ahí surge la pregunta ¿Es sano tatuarse?

En el año 2015 saltó una primera alarma. Una mujer de 32 años con muchos tatuajes en las piernas, ingresó afectada por un cáncer cervical. Le hicieron un PET y observaron metástasis en dos nódulos linfáticos iliacos. En la intervención quirúrgica le extirparon el cáncer y los dos nódulos con metástasis. En el estudio histológico, tal como muestra el trabajo de referencia, se vio que los nódulos tenían importantes infiltraciones de metales de los pigmentos de los tatuajes.
Acaba de publicarse una investigación fruto de la alarma anterior, su título: «Synchrotron-based ν-XRF mapping and μ-FTIR microscopy enable to look into the fate and effects of tattoo pigments in human skin«. Trabajo en equipo de varios centros y como eje del estudio, el Centro Europeo de Sincrotón.
Analizaron biopsias de piel y de nódulos linfáticos, de personas con tatuajes.
En la mayoría de los casos encontraron infiltración de nanopartículas de los metales, cuyas sales habían sido utilizadas como pigmentos de los tatuajes. Principalmente encontraron: aluminio, cromo, hierro, níquel, y cobre en cantidades elevadas, tanto en la piel como en las muestras de nódulos linfáticos.

Demostraron las vías por las que los metales de los tatuajes, llegan desde la piel a los nódulos linfáticos.

El riesgo de que estos metales, en nódulos linfáticos puedan producir cáncer, es alta. Aunque pueden transcurrir décadas hasta que aparezca el cáncer.  Es necesario que pase algún tiempo para ver si esto se traduce en un mayor riesgo de cáncer, pero en este caso, en los tatuados su riesgo ya será irreversible.
Además, los tatuajes se infectan, producen graves inflamaciones de piel, y alergia a metales que es de sobras conocido. Entre alguna de las muchas consecuencias de la alergia a metales, puede ser: migraña, depresión, insomnio, eccemas, fatiga, desajustes del sistema inmunológico, diversos dolores inespecíficos, o incluso ser causa de agravar determinadas enfermedades.
Precisamente debido a estos problemas y que la moda de tatuarse llega ya a niños y adolescentes, la American Academy of Pediatrics, el 17 de septiembre de este año, acaba de publicar las guías: «Adolescent and Young Adult Tattooing, Piercing, and Scarification«.

Alertan sobre los riesgos de infección y reacciones inmunológicas provocadas por los tatuajes y los piercings.

Hacen una revisión muy completa de estos riesgos. Recomiendan a pediatras y educadores que estudien estas guías y las transmitan a los padres de adolescentes, para que conozcan los riesgos que pueden ocasionar. Resaltar, que estas guías se redactaron antes de que se publicara el trabajo del Sincrotón.
Cuidado con las modas. Impregnarse parte de la piel con pigmentos a base de metales, ya se vaticina como no saludable. Pero que al cabo de unos años, puede ser la causa de numerosas y graves consecuencias, en particular de cáncer, en personas supertatuadas.

Criterio, sentido común y prudencia hacia algunas modas.

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®
Artículos relacionados:

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Prevenir la oxidación del colesterol

12 de julio de 2012

Prevenir la oxidación del colesterol es clave para evitar enfermedades cardiovasculares Según un estudio de la ‘Revista Española de Cardiología’ (REC), la mitad de la población española tiene el colesterol elevado La mitad de la población española tiene el colesterol elevado, según un estudio que ha publicado el último número de la ‘Revista Española de […]

contraceptivos_hormonales_y_trombosis-6357940

Contraceptivos hormonales y Trombosis

31 de diciembre de 2014

Al prescribir anticonceptivos orales, advertir que hay un riesgo de trombosis y que este riesgo en la mayoría de los casos está asociado a unos cambios en los genes que les pueden predisponer, además de que este riesgo se multiplica si son fumadoras.

anticonceptivos_hormonales_riesgo_trombosis-7534776

Anticonceptivos hormonales y riesgo de trombosis

7 de enero de 2015

Volvemos a insistir en un tema ya tratado en otras ocasiones, pero que desgraciadamente ni los obstetras ni las usuarias parece que se den por enterados. Los anticonceptivos hormonales, sean por vía oral, por vía dérmica o anillo vaginal, multiplican entre tres y cinco veces el riesgo de padecer una trombosis.

asma-y-suplementos-vitamina-d-fb-1-600x315-7122060

Asma y suplementos de vitamina D

24 de noviembre de 2016

El asma figura entre los diversos trastornos asociados al déficit de vitamina D. Recientemente se ha publicado un estudio que demuestra, que la suplementación con Vitamina D disminuye los ataques de asma. Sin embargo, es difícil cubrir nuestras necesidades de Vitamina D solamente con la dieta, si con la baja exposición al sol no la sintetizamos en cantidad suficiente. Cada persona genéticamente es diferente, por tanto las necesidades individuales pueden ser diferentes. Por ello, no basta dar a todo el mundo las mismas unidades complementarias, para alcanzar los niveles en suero aceptables, sino que es recomendable estudiar las alteraciones genéticas del paciente, para personalizar adecuadamente la dosis.