Tatuajes y mortalidad

6 de agosto de 2014

tatuajes_y_mortalidad-8413745

tatuajes_y_mortalidad-8413745
Estamos en periodo de vacaciones y quizás vale la pena relajarnos un poco y comentar algún tema que, aunque no sea de genómica, suscite interés y al mismo tiempo nos haga reflexionar.
Acaba de publicarse la experiencia personal de un forense a lo largo de sus quince años de ejercicio profesional (1997-2012), en relación a los muertos que tuvo que autopsiar (438) referenciados a los que llevaban tatuajes (138 personas) o no (300 personas). Sólo tuvo en cuenta a los mayores de 18 años. Las causas de muerte las clasificó en los grupos siguientes: accidente, homicidio, suicidio, muerte natural y muerte indeterminada. (Carson HJ. (2014) The medium, not the message: how tatoos correlate with early mortality. Am J Clin Pathol; 142(1): 99-103). Evidentemente no incluye la publicación a personas que fallecieron en hospitales, debidas a enfermedades conocidas, sino únicamente las que a través de la policía se consideró conveniente hacer una autopsia.
Los datos finales son para reflexionar. La media de edad de las personas que no llevaban tatuajes fue de 67 años (300 personas), la de las personas con tatuajes que no contenían mensajes negativos fue de 47 años (109 personas), y las que llevaban mensajes negativos en su tatuajes fue de 35 años (29 personas). Por tatuajes “negativos” fueron frases violentas, dibujos, siglas o escudos relacionados con actos violentos o relacionados con grupos o actividades violentas. Estas diferencias no tuvieron relación entre, sexo, raza o tipo de muerte. La correlación más significativa fue que en las personas con tatuajes había muchas más consumidoras tanto de alcohol como de drogas duras. No podemos extendernos en más datos sobre el estudio.
Como dice el autor el tema es un epifenómeno muy complejo y no quiere decir que los que llevan tatuajes vayan a vivir menos, sino que a veces el llevar tatuajes conlleva un estilo de vida personal o en grupo, que es el que condiciona unos hábitos de vida que predisponen a vivir menos años.
Conviene recordar, que el uso de tatuajes tiene riesgo de infecciones, reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas a veces graves, y activación de enfermedades autoinmunes, como el lupus, reacción pesudolinfomatosa y la hiperplasia pseudoepiteliomatosa.
Recomiendo que a las personas que quieran tatuarse, vayan siempre a un profesional de garantía que cumpla con todas las reglamentaciones sanitarias y antes de hacerlo, tengan muy presentes sus posibles riesgos.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)

Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de Eugenomic®


EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Capecitabina borra huellas dactilares

29 de septiembre de 2016

Se ha observado una pérdida de huellas digitales mientras se está tomando capecitabina. Afortunadamente vuelven a la normalidad a las 2-4 semanas de haber dejado el fármaco. Muchas actividades se realizan actualmente mediante tarjetas codificadas, como: entrada a gimnasios, clubs privados, cajeros automáticos, o recintos supercontrolados de empresas de investigación o de seguridad. Alertamos de esta contigencia, ya que muchas actividades están sustituyendo sus mecanismos de lectura, por huellas dactilares.

Antipsicóticos y obesidad en jóvenes

26 de julio de 2018

La mayoría de antipsicóticos tienen como efecto secundario, el aumento de peso, y este efecto secundario lleva asociado un síndrome de resistencia a la insulina y por tanto de diabetes. Cuando es necesario prescribir antipsicóticos, hay que hacerlo, conociendo sus posibles efectos adversos, y procurar aminorarlos corrigiendo hábitos de vida y en su caso, con medicación complementaria. Es importante la elección del antipsicótico y la dosis, pero conviene administrarlo de forma personalizada, teniendo en cuenta los genes del paciente. Es decir, aplicando los criterios farmacogenéticos. Con ello se consiguen mejores resultados, y menos efectos adversos, lo que redunda en mayor confianza y constancia en el tratamiento.

Un comunicado europeo urge a las instituciones sanitarias a implementar la medicina personalizada

20 de diciembre de 2012

Un informe firmado por expertos la European Science Foundation dice: “La medicina personalizada, en oposición al sistema tradicional de «talla única», se basa en el fenotipado personal de perfiles que permite identificar distintos indicios predictivos de la respuesta de cada persona al tratamiento y su predisposición a enfermar. Este modelo de atención sanitaria hace especial […]