Testosterona y riesgo cardiovascular

9 de septiembre de 2016

testosterona-y-riesgo-cardiovascular-fb-600x315-2423931

testosterona-y-riesgo-cardiovascular-fb-600x315-2423931

Tratamiento con testosterona: más longevidad, menos eventos cardiovasculares y menos cáncer de próstata.

En nuestro blog del 20-10-2015 revisamos algunas publicaciones alarmantes sobre el uso de testosterona y riesgo cardiovascular. Este año en junio, se ha publicado un importante trabajo en la revista THE LANCET. Diabetes&Endocrinology: «Survival and cardiovascular events in men treated with testosterone replacement therapy: an intention-to-treat observational cohort study«. Demuestra que los hombres con andropenia debida a la edad, tratados con testosterona para restablecer sus niveles normales, tienen más longevidad, menos eventos cardiovasculares y menos cáncer de próstata.
Dicho estudio incluyó 10.311 hombres tratados con testosterona de reemplazo y 28.029 controles sin tratamiento hormonal. Se les hizo un seguimiento durante más de cinco años, aunque no todos estuvieron con suplementación a lo largo de este periodo. Se tuvieron en cuenta los niveles en sangre y el tiempo de tratamiento en la evaluación de los resultados. Según el estudio, el conjunto de pacientes tratados con testosterona de reemplazo tuvieron un 12% menos de muerte prematura (HR = 0·88). Los diagnósticos de cáncer de próstata fueron del 40% menos en los que tenían niveles de testosterona en el intervalo del tercer tertil  (HR = 0·60) en comparación con los controles. Sin embargo, no se redujo la incidencia de cáncer en los que tuvieron un tratamiento corto.
Los pacientes con menores niveles de testosterona, tuvieron un aumento del riesgo de muerte del 11% (HR =1·11), y un 26% más  de accidentes cardiovasculares (HR = 1·26) comparados con el grupo control.

Tratamiento de reemplazo hormonal.

Debiera ser por tanto recomendable que urólogos y médicos de medina interna, revisaran la literatura de este tratamiento de reemplazo. La de aplicación dérmica con gel, mantiene unos niveles de testosterona dentro de los niveles bajos de la normalidad (es decir evita la andropenia). Tiene además efectos muy beneficios para los hombres, cuando por la edad ya presentan andropenia. Les facilita también un mejor rendimiento físico, al evitarles la pérdida de masa muscular derivada de la andropenia, es decir se evita en gran medida la sarcopenia.
Evidentemente, el tratamiento debe tener un control analítico de ajuste de dosis. Un control semestral es recomendado. Al principio controlando también los niveles de dihidrotestosterona, que es la hormona que puede afectar a la hiperplasia de próstata. En caso de ser elevados los niveles hormonales, debería comedicarse con un inhibidor de la 5-alfa-reductasa.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network
Presidente de Eugenomic®
Artículos relacionados:

Eugenomic® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

tratamiento-del-dolor-y-genotipo-del-paciente-600x315-3167612

Tratamiento del dolor y genotipo del paciente

31 de octubre de 2018

Uno de los problemas más importantes en medicina general, es el tratamiento del dolor crónico. Hay muchos trabajos que demuestran que tratar al paciente conociendo determinados polimorfismos genéticos, ayuda a la selección del fármaco más apropiado y sobre todo evita efectos adversos. En los tratamientos del dolor crónico, seleccionar el analgésico más adecuado y sobre todo ajustar la dosis de forma personalizada, además de ofrecer mejores resultados clínicos, ahorra mucho dinero al sistema sanitario. Teniendo en cuenta, además, que el coste de un estudio de polimorfismos genéticos solo se debe realizar una vez en la vida y sirve para centenares de fármacos.

Aplicaciones prácticas de la medicina genómica en cardiología

28 de mayo de 2012

“Aplicaciones prácticas de la medicina genómica en cardiología” es el título del workshop que organiza Eugenomic® el próximo jueves 31 de mayo a las 20 horas en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (Travessera de Gràcia 93, Barcelona). En la sesión, el Dr. Juan Sabater, presidente deEugenomic®, y Marc Cendrós, Máster en asesoramiento genético, expondrán los beneficios […]

inhibidores-de-la-aromatasa-en-el-cancer-de-mama-600x315-4706023

Inhibidores aromatasa en el cáncer de mama

7 de junio de 2018

Los inhibidores de la aromatasa (IA), son un grupo de fármacos que se utilizan en mujeres posmenopáusicas para el tratamiento del cáncer de mama, pero se debe tener en cuenta que a las mujeres premenopáusicas no se las debe tratar con este grupos de fármacos ya que no son capaces de inhibir todos los estrógenos que producen los ovarios. Otro medicamento utilizado es el tamoxifeno, pero es un profármaco que se convierte en fármaco activo por acción de determinadas enzimas hepáticas. Aquellas mujeres que tienen determinadas variantes genéticas con actividad disminuida o nula, o toman medicamentos que las inhiben, tendrán un alto riesgo de que el medicamento no les haga efecto. Estos son algunos de los motivos, por el que previamente a la prescripción se debe revisar en un software de interpretación Farmacogenética, las posibles interacciones con otros medicamentos, para evitar fracasos terapéuticos, o reacciones tóxicas, más o menos graves.

medicina-preventiva-y-medicina-predictiva-600x315-3881603

Medicina preventiva y medicina predictiva

28 de septiembre de 2018

La “Medicina de Precisión” incorpora a la prevención, considerar la genética de cada persona. Su finalidad es personalizar los tratamientos, a la vez que prevenir o retrasar la aparición a determinadas enfermedades.Considerando que, cada persona puede tener alguna variante genética, que puede condicionarle a un mayor riesgo de padecer determinadas enfermedades, o también mayor riesgo, sobre el consumo de algún producto.Teniendo en cuenta que tener un riesgo alto, indica que se tiene una predisposición genética mayor, que la población general, pero no que vaya a desarrollar la enfermedad. Dependerá en todo caso de la prevención que se aplique y de sus hábitos y estilo de vida.