Tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia

21 de enero de 2016

tratamiento_hormonal_sustitutivo_en_la_menopausia-6556827

tratamiento_hormonal_sustitutivo_en_la_menopausia-6556827
La menopausia afecta a todas las mujeres, es decir al 50% de la población, y por lo tanto es un proceso biológico al que la ciencia médica, en todos sus niveles, ha de dedicar una especial atención. Mejorar la calidad de vida de todas las mujeres cuando entran en el ciclo biológico de la menopausia, debe ser un objetivo prioritario en Medicina asistencial y social. La menopausia es el proceso biológico por el que se produce una caída brusca de la síntesis de las hormonas características del sexo femenino: estrógenos y progestágenos.
Los efectos de esta caída de la síntesis de estas hormonas, a corto plazo, son una pérdida de calidad de vida por trastornos tales como, piel seca, sofocos, sudoración, taquicardia, sequedad vaginal, pérdida de lívido, cefaleas, cambios de humor, cansancio, insomnio, ansiedad y depresión. También las variaciones del equilibrio hormonal provocan la caída del cabello aumentando su debilidad, a la vez que disminuye su grosor. Pero hay otros trastornos más graves a largo plazo, como son la posible persistencia de los síntomas depresivos e insomnio, además de menor formación del hueso (osteoporosis con incremento del riesgo de fracturas), aumento de peso y dislipemia, con un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, problemas urinarios y mayor probabilidad de Alzheimer.
En noviembre de 2015 el NICE (National Institute for Health and Care Excelence) del Reino Unido, ha publicado la guía “Menopause: Diagnosis and Management” para orientar el tratamiento de la menopausia a todos los ginecólogos y médicos generalistas del Reino Unido. Aconsejamos su lectura a todos los interesados, la totalidad de la guía es de acceso libre.
Es evidente que el tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia tiene efectos muy beneficiosos para los molestos síntomas que aparecen a corto plazo, pero si se prolonga el tratamiento por más de 2-3 años, existen datos de duración del orden de 10-15 años, también proporciona un efecto muy beneficioso para los problemas más graves que pueden aparecer a largo plazo, según hemos citado.
Pero al mismo tiempo hay que evaluar los efectos adversos del tratamiento hormonal a largo plazo, y como ya se conocía y resalta muy bien la guía, son principalmente el mayor riesgo de trombosis venosas (periféricas y pulmonares) y mayor riesgo de cáncer de mama. Se resalta que, por lo que respecta a las trombosis, la aplicación de estrógenos solos por vía dérmica tiene menos riesgo que los estrógenos más progestágenos por vía oral.

Pero la decisión no debe hacerse valorando pros y contras y que “la paciente una vez informada, decida”, esto es obligar a las mujeres a jugar a la ruleta rusa, sino que hoy y como también se resalta en la guía,  el médico es quien debe evaluar los riesgos a nivel individual en cada mujer, incluyendo sus riesgos de tipo genético.
La genómica ayuda a predecir el riesgo, que tiene cada mujer a nivel individual de padecer una trombosis o un cáncer de mama con el tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia, y según el tipo de tratamiento elegido (estrógenos solos o asociados a progestágenos), vía de aplicación (dérmica, oral, intramuscular), decidir de forma científica e individualizada, si es aconsejable un tratamiento a corto plazo para los síntomas iniciales, o bien es adecuado un tratamiento a largo plazo.
Con el fin de profundizar en la información que proporciona la Genómica, Eugenomic®, ha organizado un curso dedicado a este tema y otros relacionados con la salud de la mujer, en modalidad presencial o videoconferencia, del 3 al 5 de febrero de 2016. Más información

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos relacionados:
Tratamiento hormonal en la menopausia
Amortiguar la menopausia
Reemplazo hormonal y resistencia muscular
Ejercicio aeróbico en la menopausia

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin

Tests genéticos de interés

  • Test genético para la detección de riesgo del cáncer de mama y trombosis: ESTROgenes
  • Test genético de cáncer de mama esporádico: SPORADICgenes
  • Test genético de farmacogenética del tratamiento del cáncer de mama: ONCOMAMApgx

Artículos relacionados

sindrome-de-fatiga-600x315-9289847

Fatiga crónica, hipotiroidismo y detoxificación hepática

20 de abril de 2018

Muchas personas presentan un cansancio crónico, a veces difícil de tratar. Su diagnóstico no es fácil, ya que puede venir ocasionado por diferentes causas, a veces es la suma de pequeños factores que la provocan. Entre ellas, hay que destacar el hipotiroidismo y síndrome de T3 bajo. Un déficit de Selenio, o una deficiente detoxificación hepática debida a los xenobióticos que se ingieren o se respiran, entre ellos: pesticidas, herbicidas, aditivos alimentarios, medicamentos o por la polución ambiental.

relacion-patologia-cardiovascular-y-psiquiatrica-fb-600x315-8895080

Patología cardiovascular y psiquiátrica

2 de febrero de 2017

La depresión se asocia a un mayor riesgo de hipertensión. En el caso del trastorno bipolar, se asocia además, a un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular.En cuanto al tratamiento de los que son hipertensos con trastornos depresivos, o psiquiátricos, es mejor tratarlos con antagonistas de los receptores de la angiotensina II, o inhibidores de la ECA. Se aconseja evitar los beta-bloqueantes o los inhibidores de los canales de calcio, pues podrían contribuir a agravar su estado psiquiátrico.Ante esta complejidad, es necesario antes de prescribir, revisar en un software de Farmacogenética las posibles interacciones entre todos los fármacos que toma el paciente para evitar al paciente efectos contraproducentes.

tegafur-2

Beta bloqueantes en diabéticos

7 de junio de 2018

Cuando un paciente presenta varias patologías, la selección de los fármacos para tratarle, debiera hacerse averiguando previamente las posibles interacciones, en un software de interpretación de Farmacogenética, y verificar los polimorfismos genéticos que pueden influir en su farmacocinética o farmacodinamia, con el fin de adecuar la prescripción, según el resultado obtenido. En España, está reconocida la Farmacogenética en La Cartera de Servicios Comunes de Sistema Nacional de Salud, desde el 6 de noviembre de 2014. Me pregunto: ¿Cómo es que todavía no se aplica, en beneficio de la salud de los pacientes?

plantilla_blog-4-600x315-2894376

Productos naturales no significan seguros y buenos

21 de octubre de 2019

La editorial de la revista JAMA Dermatology, del 29 de setiembre titula: Natural Does Not Mean Safe—The Dirt on Clean Beauty Products, dice: “Natural no significa seguro –La suciedad en los productos de belleza limpios”. Su información, me ha sugerido escribir este blog. El autor comenta, con citas bibliográficas en su link, que muchos “productos […]