Vitamina D: ningún exceso es bueno

26 de marzo de 2015

vitamina_d_ningc3ban_exceso_es_bueno-8443967

vitamina_d_ningc3ban_exceso_es_bueno-8443967
En nuestra alimentación habitual la vitamina D se encuentra sólo en pescados grasos  (atún, salmón y caballa) y muy poco en el hígado de res y en las yemas de huevo. La vitamina D la “fabricamos” nosotros mismos a través de la luz solar. Los rayos solares, y en concreto los UVB de longitud de onda entre 290-315 nm, a través de la piel transforman un derivado del colesterol (7-dehidrocolesterol) en una molécula llamada colecalciferol o vitamina D3 (que es la que suele estar en los alimentos). Esta molécula en el hígado se transforma en 25-OH-Vitamina D3, que aún no es activa, se considera la pro-hormona y ésta, en diversos órganos (el principal es el riñón) se transforma en 1,25-OH-Vitamina D3, que es la molécula activa.
Pero los rayos solares tiene niveles altos de longitud de onda en latitudes de más o menos 35 grados, y nosotros en España estamos fuera de esta zona, por tanto sólo en verano somos capaces de sintetizar vitamina D si tomamos el sol en bañador, mientras a lo largo del día vamos vestidos y al tomar el sol, se recomienda por diversas causas, el uso de cremas con protección solar. Consecuencia, la mayoría somos deficitarios de vitamina D. Por tanto debemos tomarla a base de complementos nutricionales para prevenir principalmente la osteoporosis, pero también protege de la diabetes, de varios tipos de cáncer, función mental y de hipertensión, entre otras muchas patologías.
Pero llega el concepto equivocado, que si es bueno: cuánto más mejor, por lo que determinados nutricionistas recomiendan “mega dosis” de vitamina D ya que todos los excesos son malos.
Acaba de publicarse un trabajo realizado en Dinamarca, país que tienen la necesidad de suplementar a todos sus ciudadanos con Vitamina D, que demuestra que la curva de eficiencia de las dosis de vitamina D es una curva en “J invertida”, es decir los valores bajos tienen un alto grado de efectos adversos, pero los valores altos también los tienen, aunque en menor rango y concretamente de riesgo cardiovascular.
Revisaron las historias clínicas de 247.574 personas de ambos sexos a lo largo de 7 años, de las que se tenían niveles de vitamina D en sangre. Durante este período, 5.454 personas murieron por problemas cardiovasculares, entre ellos 707 infartos de miocardio. Confirmando que las personas con niveles bajos de vitamina D tuvieron 2.5 veces más de riesgo y los que tuvieron valores altos, 1.3 veces más de riesgo, en relación a los que tenían niveles dentro de la normalidad. Conclusión: no al déficit, pero tampoco al exceso. (A reverse J-shapped association between 25-hydroxy vitamin D and cardiovascular disease mortality in the COP-D study. J Clin Endoc Metabolism.) 
En resumen cuidado con las “mega dosis” de todo. Nuestra dieta debe ser equilibrada, los complementos nutricionales son para cubrir las necesidades de nutrientes u oligoelementos que no aportan los alimentos habituales en las dosis necesarias, pero no, “cuánto más mejor”.
Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®


Artículos relacionados:
Déficit de vitamina D

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin
Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

plantilla_blog-3-600x315-3606831

Fracturas de cadera en ancianos

30 de mayo de 2019

La incidencia de fracturas por osteoporosis, aumenta exponencialmente a lo largo de la vida. La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una menor densidad y calidad de los huesos, lo cual implica debilitamiento del esqueleto y mayor riesgo de fractura, en particular, de columna, muñeca, cadera, pelvis y parte superior del brazo. Su […]

farmacogenc3a9tica_en_atencic3b3n_primaria-4493266

La Farmacogenética en atención primaria

29 de enero de 2015

La Farmacogenética no es “el futuro” sino que es el presente. Es una herramienta que de la que se dispone ya de suficiente experiencia clínica para practicar correctamente una medicación personalizada y aplicar debidamente: “el fármaco adecuado, a la dosis correcta, para cada persona, según sus genes”.

impuesto-bebidas-azucaradas-600x315-9941276

Impuesto sobre bebidas azucaradas

1 de diciembre de 2016

Acaba de conocerse la intención de gravar con un nuevo impuesto las bebidas azucaradas, es decir bebidas con azúcar añadido. El azúcar, tiene una gran incidencia sobre la salud. Afecta en especial al sobrepeso y obesidad. Lo que conlleva un aumento de diabetes y enfermedades cardiovasculares. La OMS recomienda no más de 25 gr. por día. Es conveniente que la población tome conciencia sobre los riesgos de consumir bebidas azucaradas, sin embargo algunos refrescos se edulcoran con productos que igualmente son perjudiciales para la salud. Lo importante es que la población se acostumbre al menor consumo de azúcar, no a sustituirlo. Conviene aprender a saborear los alimentos de forma natural y con menos aditivos, que sólo sirven para enmascarar el sabor.

depresion-y-enfermedad-cerebrovascular-1383558

Depresión y enfermedad cerebrovascular

12 de junio de 2015

En la actualidad, debido a los graves problemas económicos que afectan a un colectivo importante de nuestra población, hay un repunte de casos de depresión. Acaba de publicarse un trabajo, que relaciona sufrir una depresión con el aumento de accidente cerebrovascular. La conclusión ha sido, tener una depresión prolongada aumenta el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular. Por tal motivo, es importante que los síndromes depresivos sean tratados de la forma más rápida y eficaz posible y la Farmacogenética puede ayudar a conseguirlo.