Zumos de frutas a bebés, niños y adolescentes

12 de julio de 2017

zumos-de-frutas-a-bebes-ninos-y-adolescentes-600x315-3023009

zumos-de-frutas-a-bebes-ninos-y-adolescentes-600x315-3023009
La American Academy of Pediatrics, ha publicado un “Policy Statement”, es decir una “declaración política” sobreRecomendaciones de zumos de frutas a bebés, niños y adolescentes”.
Tradicionalmente el zumo de frutas ha estado recomendado por los pediatras, como fuente de vitamina C, y agua adicional para los lactantes. El zumo de fruta aun cuando aporta ciertos beneficios, tiene efectos perjudiciales. Los jóvenes son los consumidores más altos de zumos. Suelen tomar casi la mitad de su ingesta de frutas como zumo, que carece de fibra dietética y aporta un consumo excesivo de calorías.
Posiblemente esta declaración, moverá conceptos y actitudes a pediatras, mamás y probablemente también, algunas abuelas.

El dictamen comienza indicando, que NO deben darse zumos de frutas, antes del primer año de vida.

Únicamente en casos especiales y por recomendación expresa del pediatra, se pueden administrar. Entre 1 año y 3 años debe limitarse a 4 onzas al día (113 gramos). Entre 4 y 6 años máximo entre 4 y 6 onzas (113-170 gramos). Para niños mayores y adolescentes no dar más de 8 onzas al día (225 gramos).

Finalmente indica que, nunca se debe beber zumo de fruta, antes de ir a la cama.

Esta imagen habitual que vemos en televisión con niños bebiendo un gran vaso de zumo de frutas. Zumos, en general no naturales sino envasados, diciendo que mejoremos la salud de nuestros hijos, porque como es natural, es sano. No es correcta.
No debe tampoco considerarse, que cuanto más zumo mejor, porque aporta vitaminas. No me cansaré nunca de repetir que en nutrición, no porque que algo sea “natural”, se debe considerar como “bueno”. Y menos todavía, que porque es natural, se puede tomar cuanto se quiera.

La recomendación es clara: NO a los zumos de fruta, pero SI a las frutas enteras.

Aunque también y obviamente, con moderación. Los zumos de fruta contienen muchos azúcares, y en los envasados, la mayoría contienen azúcar añadido. Por lo tanto facilitan la caries, engordan y predisponen a la diabetes.
La fruta, a igualdad de peso que un zumo, aporta muchos menos azúcares, y proporciona mucha fibra que regula la absorción de los azúcares. De forma que al consumir fruta, no ocasiona un pico de glucosa, como los zumos. Gracias a la fibra, su absorción es más lenta. Por tanto no provoca un pico de insulina. Además, la fruta entera aporta prebióticos buenos para la flora intestinal, lo que mejora la salud del intestino.
Recomiendan a las escuelas, que en los menús pongan frutas enteras. Que tampoco permitan los zumos y no se consuman bebidas pasteurizadas de zumos de frutas. Y mucho menos bebidas azucaradas, con colorantes y edulcorantes, que mimetizan los zumos de fruta.
También se comenta, el papel que cada uno de los azúcares más frecuentes de la fruta tiene en la nutrición. Es decir: la sacarosa, glucosa, fructosa y sorbitol.
Y la GRAN NOVEDAD, la guía advierte que muchos zumos de frutas pueden ser inhibidores o inductores de enzimas hepáticos, entre ellos CYP3A4 y CYP2C9 y algunos transportadores.

Por tanto pueden interferir en la medicación, y provocar reacciones adversas a veces graves. Entre otros, el zumo de pomelo, granada, manzana y arándanos.

Un buen software de Farmacogenética, debe contemplar la acción de estos productos, como si se tratara de un principio activo más a tener en cuenta, en sus posibles interacciones.
La realidad es que todo lo que manifiesta la American Academy of Pediatrics, es de una lógica y sentido común extraordinario. Sin embargo, rompe con lo que hasta ahora se decía, que el tomar zumos de frutas, era recomendable.
Artículos relacionados:

Dr. Juan Sabater-Tobella
European Specialist in Clinical Chemistry and Laboratory Medicine (EC4)
Member of the Pharmacogenomics Research Network

Presidente de EUGENOMIC®

EUGENOMIC® Asesores en Farmacogenética y Medicina Genómica

Seguimos informando sobre Farmacogenética y Medicina Genómica en los perfiles de: Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Linkedin.

Última revisión: [last-modified]

Artículos relacionados

Cáncer de próstata y antiandrógenos

19 de octubre de 2017

Para el tratamiento del cáncer de próstata, se aplican principalmente terapias de privación de andrógenos (ADT). Un reciente e importante estudio avala que la privación de andrógenos no aumenta el riesgo de demencia, ni de enfermedad de Alzheimer. No obstante, aumenta el riesgo de trombosis. Es importante aplicar correctamente la Farmacogenética, y evitar al paciente consecuencias no deseadas. Se deben valorar los posibles efectos adversos de los medicamentos y evaluar el beneficio/riesgo, y en su caso adoptar acciones preventivas. No basta dar las dosis “según protocolo”, hay que tener en cuenta los genes del paciente y las interacciones de fármacos.

fumar_y_riesgo_de_cataratas-1878732

Fumar y riesgo de cataratas

27 de febrero de 2014

Es sabido que fumar aumenta el riesgo de cáncer de pulmón y predispone a un aumento de enfermedades cardiovasculares entre ellas la trombosis, y es causa también de muchas otras enfermedades. Constituye además un riesgo añadido de trombosis en las mujeres que toman anticonceptivos orales. Por si esto no fuera suficiente, acaba de publicarse un trabajo que asocia el fumar y el número de cigarrillos al día con el riesgo de cataratas.

antidiarreicos-y-aritmias-fb-600x278-5188361

Antidiarréicos y arritmias

8 de julio de 2016

Uno de los principios activos más utilizados para cortar diarreas importantes es la loperamida (Fortasec® , Imodium®, etc). La FDA (USA) acaba de enviar una seria advertencia sobre problemas cardíacos que puede ocasionar el abuso o uso inadecuado de este medicamento...

fda_contra_las_grasas_trans-8484431

La FDA contra las grasas trans

17 de septiembre de 2015

El alto consumo de grasas "trans" de los alimentos envasados, es una de las causas de obesidad. Se aconseja previamente a su compra, revisar su composición y evitar al máximo los alimentos que contengan “aceites vegetales parcialmente hidrogenados”, ya que son perjudiciales para la salud